domingo, 27 de diciembre de 2015

7074. LA MEMORIA GENÉTICA.

Por ERNESTO REYES FLORES.
Abogado sindicalista.
Desde Morelia, Michoacán.
México. 27/dic/2015. Para
Tenepal de CACCINI

La Memoria Genética.

La memoria genética es un hilo conductor con nuestro pasado, es la máquina del tiempo que nos conecta directamente con nuestros orígenes.

Por supuesto que a través de nuestra memoria genética sabemos de dónde venimos, que enfermedades podemos o somos propensos a contraer. Adema quedan guardados conocimientos, esto es que no existe la reencarnación, pero si, queda dentro de la memoria genética lo que vivieron nuestros antepasados.

Por ejemplo, los colores fuertes en determinados animales, lo registra nuestro cerebro como peligroso, ya que son venenosos, flores, animales, frutos.

La violencia es algo que también queda guardado dentro de nuestra memoria genética, ya que esta violencia fue necesaria para sobrevivir en este mundo violento, con creaturas depredadoras y otros semejantes violentos.

Esta sería una de las causas por las cueles en un presente determinado, surgen nuestros instintos primarios, detonados por determinadas causas, que a mi memoria genética le dictan defenderme, sobrevivir. Luego entonces no existe la locura como tal, es solo que nuestro cerebro surge o resurgen instintos primitivos, que en una sociedad “actual y civilizada” no son aceptables, por lo que son castigados con la cárcel o el manicomio, llamados actualmente Hospital psiquiátrico.

No intento defender a estos asesinos, sino explicar que pasa con ellos, conjuntarse una memoria genética activa, un detonante, una mente inteligente, una cuestión medica biológica negativa, produce un suceso u hecho violento. Por supuesto que se debe atender a estos casos de manera profesional, por un Psiquiatra, un psicólogo, un guía espiritual, esto es; un sacerdote, un rabino, un pastor, un imán, alguien que pueda y tenga la experiencia para atender estos casos.

Somos creaturas inteligentes sí, pero imperfectos, desde el origen de nuestro concepción, de nuestra memoria genética.

La educación, la cultura, las bellas artes, el amor familiar, una espiritualidad bien dirigida, sin fanatismos religiosos y una salud mental, pueden ser una solución a posibles desvíos y aun así pasan cosas. Por lo que analizar e investigar estos casos son de vital importancia para la raza humana. Entender quiénes somos y que somos es parte de nuestra tarea.

También debo decir que la humanidad ha creado reglas legales y morales de comportamiento. Lo que llamamos conjunto de normas que rigen la vida del hombre en sociedad. Sin embargo, debo decir, que los hombres que desobedecen estas reglas, sobre todo de sumisión, de comportarse bien para la aceptación de los demás; del jefe, del superior, del rico, del gobernante, ese es mi punto, que a pesar de los genes, de las circunstancias, de las inclemencias, de los factores externos, el hombre como género humano, el libre albedrio, la terapia, la espiritualidad y la voluntad son una respuesta o medicina para detener los demonios internos, o mejor dicho nuestra memoria genética que contiene la violencia contenerla es una de nuestras tareas, con base en el alcohol, las drogas, o alguna forma de que esa violencia se encamine, algún deporte, trabajo, la neurosis, la ansiedad, la depresión son parte de esto, pero pueden ir en ascenso.

Somos animales sociales y pensantes complejos, que tienes que lidiar con su memoria genética.

ES TODO CUANTO.
FRATERNALMENTE.
ERNESTO REYES FLORES. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: