martes, 29 de diciembre de 2015

7086. MAS ARMAS, MAS VIOLENCIA, MAS CINISMO.

LA ECONOMÍA Y USTED

Por: Eliseo Castillo A.
Economista analítico.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

UN DÍA ESPACIAL

Y de repente, cosas que la vida te tiene,
estás ahí, a la distancia, casi presente,
inevitablemente a la distancia, casi lejana,
hermosamente huraña, desconocida amiga,
refulgente noticia que me altera el día,
viajo en la mente, me atropello,
todo cambia me repito, todo a cambio
de reflejarme, de retratarme en tus ojos bellos.
Y de repente un día de tantos, uno cualquiera,
me trae tu rosto a la distancia, al tiempo,
tu voz me sacude, lo hace ser  especial.
Mi sonrisa es prueba fiel, estoy feliz.

eliseo.

Cuando comentábamos hace un par de semanas de las imposibilidades de los acuerdos reales que podrían alcanzarse en la reunión de París, solamente dijimos algo lógico. Desde hace doscientos años las empresas grandes, muy grandes llamadas transnacionales mandan por encima de los propios gobiernos, as que los acuerdos de París son buenos deseos para los reyes magos, es decir puras leyendas inventadas a modo para justificar nuestra incapacidad de vivir sin invocar lo sobrenatural cuando no podemos manejar lo real con nuestras fuerzas e intereses.

Hoy hay un nuevo escándalo destapado por la prensa norteamericana y que publica el The New York Times, y reproducido por le diario La Jornada del domingo 27 de diciembre. En este artículo se denuncia la investigación mediante la cual se señala que la venta de armas en el mercado internacional está imparable; que lo grandes vendedores, paradójicamente son los que encabezan las reuniones para resolver los problemas del mundo.

La publicación señala que lejos de reducirse la presencia de la venta de amas, esta se ha incrementado, que los Estados Unidos es el principal vendedor donde quiera que hay conflictos, alimentándolos con esto, o donde no los hay hace lo posible por armar a la gente para iniciarlos. Por ejemplo señala que este año las ventas se han incrementado en un 35% en relación a 2014; que fundamentalmente se han vendido a los países en guerra del Medio Oriente..., y, ya sabemos, a los narcos mexicanos. Por cierto en este año, el gobierno alemán se disculpó al reconocer que en el conflicto de Iguala y Ayotzinapa hubo armas alemanas usadas en la muerte de algunas personas; mientras que le gobierno francés se relamía los bolsillos con la visita de Peña Nieto a París donde firmó un convenio de compra de armas a los galos.

Esta semana, el diario americano nos dice que los Estados Unidos domina más de la mitad de las armas que se venden en el mundo; que luego sigue Rusia con una cantidad menor, y quienes otorgan el premio nobel..., por ejemplo de la paz, son los tercero más grandes vendedores de armas, si amigo lector Suecia es el tercer vendedor de armas en el mundo, y luego sigue Francia y China. Es decir, son los mismos que encabezan las reuniones tanto de paz, como de reordenamiento de la tierra y su problema de calentamiento, son los mismos que al final terminan por obedecer más a los empresarios constructores y vendedores de armas.

Cuando somos testigo de esta actitud tan mercenaria, tan mezquina de parte de los que se dicen los líderes de los países y del mundo, entonces sabemos que es tiempo de abrir los ojos, de tratar de propiciar que otros los abran igual, que intentemos buscar alternativas políticas y de reorganización que nos den una oportunidad más por tratar de encontrar otras formas e ideas en qué creer. Por ejemplo hay que reconocer que no todos los políticos son perversamente corruptos; y que cuando se les compara con lo cínicos que hoy se ostentan como los gobernantes en turno, definitivamente entenderemos que no se trata de encontrar a los líderes químicamente puros, de esos solamente en los libros de cuentos; pero si podemos señalar que necesitamos gente menos mal intencionada. Por ejemplo, recuerde que el presidente de la suprema corte de justicia (no merece ni las mayúsculas) de México se ha asignado un aguinaldo de 900 000 pesos más su salario de 550 000 pesos para este diciembre, mientras que millones de trabajadores formales apenas si reciben un par de miles de pesos de aguinaldo, y 58% de trabajadores informales solamente se quedaron mirando, amén de los desempleados, duele hablar de ellos... duele, lo sé. Imagines el presidente de la justicia de este país... ¡siendo el más injusto...! si tuviera algo de dignidad hacia los demás, renunciaría a tal dádiva...,pero pertenecen a la casta de los chingones, y sabemos lo que piensan de ellos, y como ven a los demás..., a usted y a mí. No hay muchas alternativas por ese camino.

Hoy sabemos más que nunca que el mercado de armas va a continuar montado sobre un discurso aburridamente pendejo para ídem y aburridos; que este tipo de líderes siguen asumiendo que son los únicos capaces de mantener el control de la sociedad. Pero igual sabemos que sí hay líderes honestos, que nos han demostrado capacidad de mantener las manos limpias ante la tentación, que han retado al sistema y este no les ha demostrado ninguna tropelía que les manche su historial. Si realmente deseamos intentar un cambio, aunque nos equivoquemos en el futuro, seguramente que valdrá la pena ver a estas personas, mujeres y hombres que se mantienen con una imagen digna, que hacen buena réplica de las enseñanzas juaristas de aprender a vivir en la sana medianía.

Lo peor que nos puede pasar, es que regresemos a vivir lo que ya de por si vivimos..., que algunos se nos echen a perder... como los que nos gobiernan que de origen vienen dañados, Las pruebas lo dicen, nadie las desmiente, al contrario se consolidan.

No es con tipos como Peña que se ufana de vender en remate el recurso petrolero con que saldremos de la inmundicia en que nos debatimos... ¿será que nos hemos hecho adictos a la basura...? no lo creo.

Un abrazo y hasta luego.


P.D. Piense, no nos puede ir peor apoyando a otras personas al votar... quizá, pero vale la pena... creo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: