martes, 29 de diciembre de 2015

7087. SABER, CONOCER Y APRENDER.

Por EVERILDO GONZÁLEZ ÁLVAREZ.
Ambientalista y articulista
Desde Zamora, Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

EL ATRIO EN LOS TEMPLOS DE ZAMORA
Primera parte

Se le conoce como atrio al espacio que se encuentra entre la calle y el  templo católico sin importar el tamaño del mismo, aun cuando lo ideal es que sea grande, algunos solo tienen ese espacio en el frente, pero hay otros, principalmente los que cuentan con puertas de entrada laterales, que el espacio incluye los lados y, en algunos otros, el espacio rodea al templo como lo tiene la Basílica de Nuestra Señora de Guadalupe en la ciudad de México, en este caso, las dos, la que se construyó después de las apariciones de la Virgen María, después de la conquista y la construida hace algunas décadas

En los templos cristianos, el atrio se trata de un patio porticado situado a los pies de la iglesia y que servía para acceder a ésta. Solía tener una fuente y soportales.. Actualmente muchas iglesias conservan un atrio a su entrada, aunque su forma es muy diversa, pero, en general, suele estar señalizado con columnas y cadenas pues se trata de UN LUGAR SAGRADO, entendámoslo, el atrio es un lugar sagrado, no lo es como se cree de convivencia, no es de tener bancas para ir a charlar, a jugar y más, nada de eso y el no conocer esto nos lleva a juzgar mal a los sacerdotes cuando enrejan un atrio o cierran sus puertas.

Del latín atrium que significa: Patio de entrada, el atrio, litúrgicamente, puede tener un buen sentido pastoral, ya que defiende el espacio interior del templo como espacio de silencio y oración y a la vez sea un lugar de reunión, saludo o despedida antes y después de la celebración.

Ese espacio llamado atrio, debe ser lo más grande posible, porque su fin es servir, entre la calle y el templo, de oración, de recogimiento, de meditación antes de entrar a la casa de Dios. Por ser un lugar sagrado, debe estar enrejado y con pilastras como por ejemplo lo está en una parte el Santuario Diocesano de Nuestra Señora de Guadalupe de Zamora,- el atrio del Calvario es otro ejemplo- además, el atrio debe tener una fuente—la del Santuario está guardada y se pondrá en alguna parte según comentó el responsable.

Ahora, es momento de conocer los atrios de algunos templos de nuestra ciudad Zamora, que lo tienen principalmente aquellos construidos de mediados del siglo pasado hacia atrás, aun cuando algunos posteriores lo tienen como los templos del Espíritu Santo y La Medallita – templo es el edificio y adquiere, ya construido varios nombres según se trate como parroquia, basílica, santuario, capilla, ermita etc-

Al templo que se planeó fuera la Catedral de la Diócesis de Zamora, el actual Santuario a Nuestra Señora de Guadalupe o Santuario Guadalupano, se le dotó de un buen espacio para atrio, que incluye, además de lo que actualmente se tiene como tal, el espacio donde se encontraba la Casa de la Cultura del Valle de Zamora y el del actual Centro de Salud, ya que todo ese terreno se regaló solamente para ese fin. Por tener un estilo arquitectónico neogótico o gótico- en arquitectura se usan indistintamente según se dice por los que saben- debe tener un atrio, es una característica indispensable de ese estilo y deben estar enrejados y tener pilastras, otra lo es que deben tener una fuente que anteriormente se encontraba en la parte central, se sabe que la misma está guardada lo que es deseable algún día se vuelva a colocar en alguna parte del atrio. Las características de un atrio no incluyen estatuas y bancas lo cual no es forzoso que las tengan, principalmente las bancas ya que los atrios no son lugares de convivencia sino de recogimiento, de oración como lo menciono líneas arriba.

Cuando el gobierno mexicano se apropió de todo el espacio del Santuario Guadalupano, en la parte de atrás permitió se construyeran la Casa de la cultura y el centro de salud, cuando en 1988, al Obispo Esaúl Robles Jiménez, en representación de la iglesia católica, recibió lo que nunca se le debió quitar, el acuerdo y compromiso fue devolver todo, incluyendo la parte de atrás construida, y cuando veo un video en que se muestra cómo quedará esa parte, de verdad, será un atractivo más para los zamoranos y para quienes nos visiten. Los atrios no son un área, un espacio municipal, siempre tengamos en cuenta que es un espacio sagrado, de respeto.


Continuará

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: