viernes, 13 de febrero de 2015

5665. NO ES FALTA DE CARIÑO, TE QUIERO... ¡ESO ES CANCIÓN...!

LA ECONOMÍA Y USTED

Por: Eliseo Castillo A.
Economista analítico.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

ALGUIEN CANTA

El eco del recuerdo te recuerda,
cosas de la nostalgia amor..., lo sabes,
¡como si alguna vez lo ignorásemos!
llegas, sonríes... te haces visible,
luego la larga espera, la quimera,
el reto de repetir lo de tantas veces.
Alguien canta a la distancia, muy lejos,
a la distancia se repite el eco, muy quedo,
alguien canta y son sus ecos
que te tienen de regreso.

eliseo.

Mañana sábado (hoy...?) celebramos para  el mercado el día del amor y la amistad, mientras que, para la sociedad, es un buen pretexto para ocultar las grandes carencias con que se va viviendo.

En primer lugar el concepto amor, es apenas eso, un concepto sin sustento; en la práctica está demostrado que el amor no existe; que lo que existe es una gran propaganda de consumo con la que se incita a las personas para que salgan a gastar sus ingresos de manera extraordinaria, o de plano, que se recurra a las deudas, con tal de cumplir con las expectativas que se depositan desde la visión de cada persona que dice estar encariñada con uno.

Hoy la ciencia nos cuenta que la DOPAMINA es apenas una sustancia que nos mantiene intensos en función de alguien y sus características..., por eso decimos...  ¡estoy enamorado... te amo desde el primer momento..., fue amor a primera vista...!

Esta sustancia, según la ciencia, cuando mucho dura tres años... pero en la psicología y la terapia sexual se sabe que las personas apenas mantienen esta tendencia por un año, más o menos.

¿Entonces qué es el amor?
Un invento del siglo del romanticismo, de ahí se tiene lo que se conoce como amor romántico, esto toma fuerza en el siglo XIX. Pero el mercado se engolosina invitándonos a que salgamos a consumir, a comprar..., comprar..., comprar..., y después comprar; desde un caramelo, chocolate,  un ramo de rosas, una cena, o el alquiler de una habitación de hotel..., lo que sea, pero hay que comprar en nombre del amor.

En realidad lo que llamamos amor es un proceso de encariñamiento, enamoramiento y posiblemente de apasionamiento que se desarrolla ante un objeto o sujeto; se le ve con afecto, con cariño, admiración, respeto y deseo de posesión. El tiempo que dura es indiferente, depende de sus componentes; de sus miembros, de sus expectativas; y, de la forma en que cada persona ha sido educada desde la infancia.

Por ejemplo, si a una persona se le enseñó que la familia es lo mejor que le puede pasar, entonces deposita en su enamoramiento y en la persona a que le dedica tal sentimiento sus metas en el aterrizaje de un matrimonio. Es común que quienes hablan maravillas de sus padres, lo hacen de tal forma que buscan de alguna forma imitarles... ¡si algún día encontrara a una mujer que me atendiera como lo hace mi madre... me sacaría la lotería...! ¡Si un día pudiera ser como mi padre... él sí que sabe llevar una familia...!

Eso no es amor, es admiración y educación por imitación. (No es idílico o eléctrico necesariamente)

Pero... ¿si el amor dura a lo más tres años... por qué dicen que siguen enamorados después de ese tiempo?

Se llama capacidad de sobrevivencia a los retos de vivir acompañados; en ocasiones es el gran temor a la soledad; por eso puede usted ver en ocasiones a personas que  cuando terminan una relación, pareciera que les quemara la necesidad de tener una siguiente relación; incluso pueden entrar en desesperación y sin terminar una, ya inician otra; esto lo explica muy bien Dostoievski en su libro Marido Por Siempre, donde nos pinta a un señor de la Rusia antigua, busca una esposa a como dé lugar... por que acaba de perder la anterior. Para él es lo importante, ni siquiera importa la belleza o no de la mujer... solo quiere una esposa.

Por eso permanecemos junto a alguien, por que aprendemos a escuchar y disfrutamos ser escuchados, nos gusta la idea del acompañamiento, de la solidaridad, amamos la lealtad, y cuando encontramos una persona con atributos espirituales y físicos, pues presumimos que con esa persona... ¡nos sacamos la lotería!

El enamoramiento es un periodo de idiotización voluntaria... queremos ser ciegos a la evidencia; nos negamos a ver con los ojos; asumimos que el corazón sirve para eso... ¡falso, apenas sirve para mantenernos vivos...! El enamoramiento nos hace torpes y fanáticos... ¡si mi amor..., tienes razón..., eres lo único..., y cosas que rallan regularmente en lo cursi son las que identifican al que está en ese proceso. Pero no es amor; son sensaciones especiales que nos mantienen dopados... es la DOPAMINA.

A quien tiene usted a su lado..., no es que lo ame..., es que ha aprendido a quererle, respetarle, extrañarle, admirarle...y le disfruta por lo que le da y le recibe... eso es algo más fuerte que esa droga llamada amor...

Sin embargo hágale caso a la propaganda..., el mercado necesita del consumo para que se mueva, lo sé y entiendo... soy economista, en mi ratos libres.


Un abrazo y hasta luego... ¡feliz enamoramiento!

5664. NIÑOS ESCLAVOS DE LA TV.

Reporte Z

Por Rafael Gómar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde  Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

Niños Esclavos de la TV.

La televisión destruye sistemáticamente la diferencia entre lo normal y lo anormal, porque en sus parámetros lo normal carece en sí de interés suficiente y siempre habrá entonces que enfrentarlo a una alternativa. Su criterio no es la difusión de los valores y los principios sino el provocar el mayor impacto.
Robert Spaemann (1927-?).
Filósofo alemán.


Los niños mexicanos son esclavos de la televisión, de acuerdo a un estudio del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), titulado Estudio de Consumo de Televisión Infantil, los peques mexicanos pasan diariamente 4 horas 34 minutos viendo los programas de la televisión abierta, que es una suma de violencia, sexo y consumismo inducido, lo que ha generado una pandemia de obesidad en el país.

El tiempo promedio que pasan los niños mexicanos viendo la tele es más de la mitad de su día de vigilia, y la mayor parte del tiempo (74%) ven caricaturas, pero ese no es el problema porque además de las caricaturas de cada hora ven comerciales destinados precisamente a la población infantil, comerciales que los inducen a comer comida chatarra, refrescos y juguetes bélicos.

Hace 7 años una encuesta del IFT arrojó resultados similares, un ligero descenso, afirman funcionarios del IFT, pero en realidad sólo son 3 minutos menos. El Instituto determinó que: “es necesario que se prevean mecanismos que incentiven a los concesionarios e incluir barras programáticas dirigidas al público infantil, cuyos contenidos promuevan en su conjunto la cultura, el deporte, la conservación del medio ambiente, respeto a los derechos humanos, el interés superior de la niñez, la igualdad de género y la no discriminación”, pero esas son sólo buenas intenciones, basta con echar un vistazo a la programación de los canales de televisión abierta para darse cuenta del tiempo de programación que los infantes ven.

El dominio de la televisión tiene un objetivo claro: fabricar niños estúpidos, obesos, sin capacidad crítica, sin pensamiento propio, tal y como lo quieren los gobiernos neoliberales. La televisión se convierte así en la gran deformadora de los niños, introyectando en los pequeños todo una programación mental para reducirlos a seres consumistas, obedientes, callados.

El resultado de esta programación está a la vista, la televisión ha ejercido una terrible influencia desde la mitad del siglo pasado, pero es en la década de los años 70s cuando penetra masivamente a los hogares mexicanos, ejerciendo cada vez más influencia en la cultura, las tradiciones y  los hábitos alimenticios de las familias mexicanas, pero el objetivo más perverso es el control mental de las masas ignorantes.

Gobierno y oligarquía en complicidad aplicaron un plan para despojar al sistema educativo de sus bases y dejar en manos de los nuevos dueños de la televisión la tarea de enajenar a las masas, que cada vez más dejaron de leer para convertirse en espectadores de la llamada caja idiota. Los efectos negativos de la televisión son múltiples, entre los más importantes está romper con la comunicación familiar y enclaustrar a cada uno de los miembros de la familia en su propio mundo, en un solipsismo que lleva a valorar más el mundo irreal que transcurre en la pantalla, que el mundo real y sus desafíos.

Nuestras demandas siguen, a pesar de que parezcan cada vez más utópicas:


REDUCCIÓN DE SALARIOS y PRIVILEGIOS EN TODOS LOS NIVELES DE GOBIERNO E INSTITUCIONES DEL ESTADO, INCLUIDOS LOS LEGISLADORES. REDUCIR DE 500 A 300 DIPUTADOS, ABRIR LAS CANDIDATURAS A LOS CIUDADANOS INDEPENDIENTES. QUE HAYA REFERÉNDUM, DESAPARECER A LOS SENADORES, CANCELAR  LOS SEGUROS MÉDICOS PRIVADOS A  FUNCIONARIOS PÚBLICOS Y LEGISLADORES, QUE SE ATIENDAN EN EL IMSS Y EL ISSSTE. CANCELAR PENSIONES A EX PRESIDENTES. QUE SE CANCELE EL FINANCIAMIENTO PÚBLICO DE LOS PARTIDOS POLÍTICOS AL MÍNIMO. QUE SE RESCATE EL INE,  LOS TRIBUNALES ELECTORALES Y LA SCJN DE LA MAFIA PARTIDISTA. QUE DESAPAREZCAN LOS LEGISLADORES PLURINOMINALES. CANCELAR EL FUERO Y QUE SE LEGALICE EL  PLEBISCITO Y REVOCACIÓN DEL MANDATO. ¡QUE encuentren a los 43 secuestrados de Ayotzinapa!

5663. ENTRE LA BELLA Y LA BESTIA.

Enviado por SINEMBARGO.Desde  México, D.F., paraTenepal de CACCINI

Enero 31, 2015 - 00:00 hrs.

La atracción de los opuestos, el síndrome de Estocolmo, la ceguera amorosa, el despertar sexual, la obsesión inexplicable, el ejercicio de la tolerancia, la mutua aceptación, el instinto de sobrevivencia, la compasión infinita e incluso, temores por una catástrofe ecológica que fomentan amor hacia la naturaleza y, por ende, simpatía por la bestia, son algunos de los argumentos y análisis para dar respuesta a la inaudita relación entre bellas y monstruos.

La incógnita surge de nuevo con el estreno de otra adaptación del antiquísimo relato La Bella y la Bestia, esta vez a cargo del francés Christophe Gans (Pacto con Lobos, Silent Hill) quien asegura ser fiel al cuento de hadas con el agregado visual de una estética preciosista insertada en escenarios virtuales, ornamentada con vestuario excelso y una paleta de colores enfatizada en la tonalidad roja. El enigmático Vincent Cassel a la sombra de la Bestia y la etérea Léa Seydoux, a la luz de Bella.

La narración retoma el escrito de Jeanne-Marie Leprince de Beaumont (1756), inspirado a su vez en el de la francesa Gabrielle-Suzanne Barbot de Villeneuve con la historia mundialmente conocida: una hermosa doncella salvará la vida de su padre si acepta vivir en el castillo de una horrible criatura. Saldará así la deuda contraída por su progenitor: una rosa sustraída del jardín de la Bestia. La convivencia entre ambos personajes suscita el amor, luego de que cada uno ha experimentado el rechazo de sus familias y la sociedad. Ante la pureza del sentimiento, se rompe el hechizo, y la Bestia, un príncipe maldito, recupera su condición humana.
Las dos versiones más conocidas son la de Jean Cocteau (1946) con Jean Maray y Josette Day, protagonistas de un acercamiento romántico donde subyace fuerte carga erótica con una Bestia enfrentada al deseo y una Bella narcisista, cuya hermosura es confirmada en espejos, reflejos de agua y pisos pulidos. Después, la realización de los estudios Disney (1991), romance musical que detalla el encantamiento del príncipe, la candidez de Bella acosada por Gastón, un joven cazador; y el añadido de peculiares personajes: objetos domésticos con vida, en realidad, sirvientes encantados. Por cierto, primer largometraje animado nominado al premio Óscar en categoría de Mejor Película.
Otras bellas y míticas bestias han encarnado el desigual binomio romántico en filmes quiméricos: El fantasma de la ópera (Julian, 1925), King Kong (Cooper, 1933), La novia de Frankenstein (Whale, 1935), El monstruo de la Laguna Negra (Arnold, 1954); más recientes,La Mosca (Cronenberg, 1986), Drácula de Bram Stoker (Coppola, 1992), El joven manos de tijera (Burton,1990) o Hellboy (Del Toro, 2004). He aquí algunos de lo más emblemáticos y peculiares.

King Kong y Ann Darrow

Tres versiones: la de 1933 con Fay Wray, la de 1976 con Jessica Lange o la del 2005 con Naomi Watts. El amor imposible entre la rubia sublime y el simio gigante gestó la célebre frase: “Fue la bella quien mató a la bestia”. La atracción en estado salvaje, un primate colosal arrebatado del paraíso por una mujer, dos mundos incompatibles y el fatal desenlace.
Drácula y Mina Murray (Gary Oldman y Winona Ryder)

Sean las adaptaciones libres en el Nosferatu (1922) de F.W. Murnau, o el de Werner Herzog (1979); o bien, en Drácula de Bram Stoker de Francis Ford Coppola (1992), el temible ser de la noche ostenta una incontenible carga erótica. El texto de Stoker narra el amor del Príncipe Vlad, el Empalador y Elisabetta, sentimiento inconmensurable que sobrevive al cuerpo y al tiempo. Cuatro siglos después se reencuentran, él convertido en vampiro; ella, recatada damisela. Romance y terror en un juego de seducción onírico y sobrenatural.

Hannibal Lecter y Clarice Starling (Anthony Hopkins y Jodie Foster)

En El silencio de los inocentes (Demme, 1991), Clarice, la agente novata del FBI se entrevista con el psiquiatra caníbal Hannibal Lecter. El propósito del encuentro es dar con la pista del asesino serial Buffalo Bill. La conversación -y la mirada de Lecter- se torna invasora de la intimidad de Clarice y ambos quedan enganchados. El embeleso de Hannibal por la detective se corrobora en la secuencia final, cuando el psicópata le dice: “No tengo intención de visitarla Clarice, el mundo es más interesante con usted en él.”

Edward Scissorhands y Kim (Johnny Depp, Winona Ryder)

El joven manos de tijera (Burton, 1990) ostenta la herencia frankensteiniana del joven creado por un inventor (Vincent Price), con cuchillas en lugar de dedos. Ser diferente en un mundo de intolerancia le impiden integrarse a la comunidad. Su aspecto extraño genera rechazo pero habrá espacio para demostrar sus peculiares talentos en la esquila y un corazón apacible que enamorará a Kim, la rubia representante de una sociedad hostil.

Hellboy y Liz Sherman (Ron Perlman y Selma Blair)

En la ficción de Mike Mignola, el demonio invocado por los nazis se convierte en agente secreto de los Aliados. El Hellboy (2004) de Guillermo del Toro da justa medida a las investigaciones paranormales, a la fuerza bruta del héroe escarlata y al aliento romántico de una relación imposible. El gigante carmesí suspira y se rinde al sentimiento por la frágil piroquinética Liz. Y es correspondido.

En las criaturas confluyen elementos humanos y animales: lobos, murciélagos, moscas, reptiles, primates; o sobrenaturales, vampiros, demonios. Las bellas simbolizan fragilidad y redención. Ellos las aguardan en sus moradas (selvas, castillos, laboratorios, prisiones) para ser redimidos. El encuentro entre ambos conlleva una avalancha de emociones, destinos en concordancia, vínculos improbables e idilios posibles.

Rosalina Piñera
Periodista egresada de la UNAM. En su pesquisa sobre el cine ha recorrido radio, televisión y publicaciones como El Universal. Fue titular del programa Música de fondo en Código DF Radio y, actualmente, conduce Cine Congreso en el Canal del Congreso. 

5662. MINERA CANADIENSE PAGABA UN MILLÓN DE PESOS AL MES AL CRIMEN ORGANIZADO EN COCULA.


Enviado por SINEMBARGO.
Desde México, D.F., para
Tenepal de CACCINI

Redacción / Sin embargo.
Febrero 12, 2015 - 18:33 hrs.

Por Alejandro Guerrero, especial para SINEMBARGO


======================================

Media Luna pagaba una cuota mensual a La Burra o el 50, para que permitiera la operatividad de la empresa y dejara pasar a sus unidades y a sus trabajadores.

Ciudad de México, 12 de febrero (SinEmbargo/ElSur).– La empresa minera de inversión canadiense Media Luna, asentada en la comunidad de Nuevo Balsas municipio de Cocula, pagaba un millón de pesos al mes al jefe de plaza de la organización delictiva La Familia Michoacana en los municipio de Cocula y Cuetzala, Uriel Vences Delgado, La Burra o El 50, para que permitiera los trabajos de la empresa y el libre tránsito de sus empleados.

En declaraciones la noche de ayer, vía telefónica, el jefe de la Policía Comunitaria de Nuevo Balsas informó que hoy terminará la búsqueda de Pedro Villalobos Tabares de Nuevo Balsas y Nedy Flores Adame de La Fundición, a quienes La Burra secuestró el viernes, y por los que pide 500 mil pesos de rescate.

Agregó que el viernes permitirán los trabajos de la minera Media Luna, bajo los dispositivos de seguridad que habían planteado de revisar y vigilar la entrada y salida de sus vehículos, para evitar más secuestros y la entrada de Uriel Vences al pueblo.

Por separado, el jefe de la comunitaria y un policía comunitario informaron que Media Luna pagaba una cuota mensual a La Burra o el 50, para que permitiera la operatividad de la empresa y dejara pasar a sus unidades y a sus trabajadores.

Una fuente mencionó que la minera entregaba un millón de pesos al mes al delincuente, a través de los representantes de la minera, Carmelo Navarrete y José Luis Peralta.

Ante el secuestro de unas 18 personas el pasado viernes, varios de ellos trabajadores de la mina, se ha especulado sobre presuntos vínculos entre la minera y el delincuente, dijo un policía comunitario.

Por separado el jefe de la Policía Comunitaria de Balsas, Comandante Marcos, informó que ayer vecinos de Nuevo Balsas, Real de Limón, La Fundición y Las Mezas, continuaron la búsqueda de los dos secuestrados en brechas rumbo a la comunidad de Coacoyula, municipio de Iguala, donde hallaron huellas y restos de basura de comida, y creen que pasó La Burra y los dos secuestrados.

Dijo que la respuesta de las autoridades fue mínima, sólo enviaron dos patrullas de la Policía del Estado con unos 10 efectivos que los acompañaron en la búsqueda, pero no se les facilitó el helicóptero que pedían.

Dijo que Uriel Vences ha hecho mucho daño a la población con el secuestro de unas 30 personas, las extorsiones y asesinatos, y que hay versiones de los habitantes de que la minera y otras empresas le pasaban dinero a La Burra para dejarlas trabajar.

Ante la pregunta, el jefe de la comunitaria dijo que hoy termina la búsqueda de los dos secuestrados y sólo mantendrán los retenes y la vigilancia “a discreción” para evitar que La Burra regrese y haga más daño.

Mencionó que esperarán a que el delincuente se comunique con los familiares de los secuestrados y se pueda hacer alguna negociación.

Estimó la posibilidad de que el viernes permitan los trabajos de la minera, para posteriormente entablar mesas de negociación y llegar a acuerdos en materia de seguridad para los vecinos de las comunidades aledañas.


Ayer los retenes que el Ejército tenía en la entrada al poblado de Nuevo Balsas y el crucero de la comunidad de Olea, en la carretera Balsas-Cocula, ya no fueron instalados.

5661.EDICIÓN Nº 112 SEMANARIO UANDARI.



5660. OÍDOS DE MATANCERO.

Por el Sr. López.
Periodista critico.
Desde el Estado de
Chiapas. México. Para
Tenepal de CACCINI

LA FERIA

Oídos de matancero.
Si es usted recatado y de rigurosa moralidad, o le altera los nervios asomarse al abismo insondable de los acomodos humanos atípicos, le sugiero pase al siguiente párrafo. Ahora que, si sus sólidos principios tienen menos músculo que el morbo, entérese que una de las tías de Autlán contaba que una comadre suya  sostuvo por largos años un escabroso arreglo matrimonial, pues el caballero que desposó le confesó en la noche de bodas que ambos tenían los mismos gustos, refiriéndose a lo que es materia principalísima en tal evento; después de disculparse cumplidamente (eso sí, decía mi tía, su compadre era muy educado), le explicó que para disponer de su muy cuantiosa herencia, debería casarse y tener hijos; el primer requisito estaba cumplido y el segundo, era asunto de ella. La comadre, considerando el dineral que estaba en juego, decidió no darle un disgusto a su marido: tuvo tres hijos. Contaba la tía que a lo largo de la vida hubo siempre rumores, pero ellos siguieron con su arreglo, tan campantes, tapándose uno a otro porque a los dos convenía.

Equivocan el análisis los muy sesudos comentaristas que vislumbran el principio del fin de la corrupción del gobierno dado el hartazgo de la gente; y más se equivocan al atribuir a lo mismo, los cambios a la legislación electoral que permitieron crear en 1990 el Instituto Federal Electoral (IFE, hoy INE), y la derrota del PRI en las elecciones presidenciales del año 2000.

Los políticos, nuestros políticos, se abanican el calor con el hartazgo de todos nosotros, lo del peladaje.

Los cambios a la legislación electoral obedecieron a la presión de los EUA y de organismos internacionales del calibre del Banco Mundial; y la derrota del PRI fue posible gracias a la decisión de Ernesto Zedillo, que “operó” la elección de Fox para que él ganara (razón por la que el 2 de julio el 2000, se paralizó el aparato electoral del PRI, por órdenes emitidas desde Gobernación, pasado el mediodía de la jornada comicial), decidido como estaba el Neto a que el PRI de ninguna manera conservara la presidencia de la república entre otras cosas, porque lo mataba la preocupación del pronto regreso de Carlos Salinas al escenario político, con la indudable venganza que se ganó a pulso traicionándolo en todo y encarcelando -tomando como rehén-, a su hermano Raúl; tan es así que se le permitió a Fox el uso en su campaña de recursos prevenientes del extranjero, como se probó sobradamente, aparte de otras fuentes de financiamiento no identificadas. La diferencia de votos entre Fox y el candidato del PRI, fue de poco más del 6% -dos millones 400 mil votos-, sólo el sur-sureste del país los podía aportar sin que les sudara el copete, que para eso se pintaban y se pintan solos los mapaches tricolores, perdón: los profesionales de la ingeniería electoral.

Aparte: equiparar la “apertura democrática” con el fin de la corrupción, es confundir el futbol con el zapateado jarocho, que en ambos se usan los pies pero ni se parecen.

El primer evento de apertura democrática en México fue el triunfo de Madero sobre Porfirio Díaz que con achuchones y todo, entregó el poder… presionado por el gobierno yanqui que amenazó con invadir a México si no se respetaba el triunfo de don Panchito; pero la corrupción de altos vuelos que hubo en el porfiriato (los “científicos” con don José Ives de Limantour a la cabeza, todos hinchados de dinero), siguió en el régimen de la Revolución. De la misma manera que hubo corrupción en los gobiernos de la colonia y en los del México independiente; y en los doce años de gobiernos federales del PAN.

La corrupción es un mal endémico de la nación, que no es exclusiva del gobierno, pues no hay corrupción sin corruptores, ¿o con quién hacen negocios los funcionarios? Se ha predicado su erradicación siempre que ha desbordado los discretos límites que guarda cuando se reserva sólo a los más altos niveles del poder, cuando se generaliza. Don Adolfo Ruiz Cortines habló de limpiar la administración pública después de los excesos del “alemanismo”; Miguel de la Madrid pregonó la “renovación moral de la sociedad”, después del festín que se dieron con el erario los “lopezportillistas”; Vicente Fox ondeó la bandera de los peces gordos que irían a la cárcel y ya ven… su gobierno fue una orgía de cleptómanos y eso obligó a don Calderón a emprender su “Programa Nacional de Rendición de Cuentas, Transparencia y Combate a la Corrupción” (ja ja ja… se robó con vigor en su sexenio, no él ni su esposa, la verdad sea dicha, pero a su alrededor sí, mucho).

Adicionalmente: el cambio político por drástico que sea (como la entrega de Los Pinos al PAN), a fin de cuentas es parte de la materia de trabajo de los políticos: siempre se acomodan, pactan, transan; a eso se dedican y lo hacen muy bien. Revise qué hizo Fox en su gobierno para erradicar el priísmo… nada, repase todos los arreglos que sí hizo con lo más granado de los tiempos del partido único; recuerde por ejemplo, los actos públicos con Elba Esther Gordillo. Y si no le es molesto, acuérdese también qué hizo Cárdenas cuando ganó el gobierno de la capital del país, para limpiar esa cloaca… nada, eso hizo, nada y siguió y sigue la robadera.

En cambio, instaurar ya, de golpe y porrazo, medidas que impidieran la corrupción absolutamente, estallaría la estructura política del país, cuyo cementante es ese, la corrupción: ¿quién cerraría la puerta de las cárceles?... piense cuál partido político tiene la papeleta limpia: ninguno. El objetivo realista y posible es acotar la corrupción dentro de los discretos límites que impone hacerla exclusiva de los más altos niveles de la jerarquía burocrática. Los pollos, derechos; los gallos del palo de arriba, discretos pero en lo mismo.

Sí habrá un cambio sustancial rumbo al aseo de la administración pública, claro que sí, de eso se encarga el imperio el capital, ya lo hemos comentado. Pero no será a consecuencia del lamento o la rabia popular, para eso tienen oídos de matancero.

jueves, 12 de febrero de 2015

5659. RENUNCIARON VIDEGARAY Y NAVARRETE PRIDA.

Enviado por SINEMBARGO.
Desde México, D.F., para
Tenepal de CACCINI

Febrero 11, 2015 - 00:00 hrs.

+ Igual que a Osorio Chong, no se las aceptaron
+ ¿Qué pasa en el gabinete de Peña?
      
 Lo ocurrido dentro del gabinete de Enrique Peña Nieto entre diciembre y enero pasados, arroja dos lecturas: una pérdida de confianza, o una estrategia personal de los hombres del Presidente con miras a reposicionarse rumbo al 2018. Y ambas, para el país, son preocupantes.

Cierto: como lo adelantó Ciro Gómez Leyva el 19 de enero en El Universal, Miguel Ángel Osorio Chong, “en horas previas a la Navidad, fue a presentar su renuncia como secretario de Gobernación”.

Aún más: el 5 de febrero, Gómez Leyva insinuó, basándose en “versiones creíbles”, que el todopoderoso Secretario de Hacienda, Luis Videgaray, también habría entregado su dimisión a su amigo, jefe y cómplice: Peña Nieto.

Hoy, en esta columna podemos confirmar que, efectivamente, Videgaray sí le presentó también su renuncia al Presidente de la República.
Pero la historia de renuncias no termina ahí.
      
El secretario del Trabajo, Alfonso Navarrete Prida – otro mexiquense prominente y cercano al primer círculo peñista-, al igual que Osorio y Videgaray, igualmente presentó su renuncia al Ejecutivo. Y tampoco se la aceptaron.
      
¿Por qué están renunciando los hombres del Presidente?
      
Bajo una explicación de estricta lógica política – si en política existe la lógica-, responderían las dimisiones a que el gabinete de Peña Nieto ha entrado en una fase de desgaste natural, aunque anticipado, y que la inercia del propio gobierno y del ejercicio del poder, hace ya necesarios cambios en el gabinete. Podría ser.
      
La otra – que abordaremos líneas adelante-, se encuadra en una estrategia de ambiciones políticas personales y de demagogia futurista, dentro de un juego de conveniencias de cada uno de los actores rumbo al 2018. Podría ser.
      
Pero en el fondo, el Presidente Peña Nieto enfrenta un conflicto que, mientras no lo resuelva, lo mantendrá hundido en la inmovilidad, el descrédito y la desconfianza. Y ese conflicto tiene nombre: Luis Videgaray.
      
Peña sabe que cualquier golpe de timón dentro de su gobierno – viraje real, no simulado-, pasa, forzosamente, por la secretaría de Hacienda. Hablar de un verdadero cambio de rumbo del gobierno peñista para reposicionarse y salir del hoyo, implica la salida de Videgaray por tres razones poderosas: su fracaso económico, su relación con el Grupo Higa, y su influyente cercanía con el presidente de la República.
      
El golpe de timón peñista pasa, por fuerza, por Hacienda.
      
Cualquier otro cambio o cambios en el gabinete, sin tocar a Hacienda, es mera simulación. Simple astracanada.
      
De allí el conflicto personal de Peña Nieto.

Sacrificar o mantener a su amigo… aun a costa del hundimiento de su gobierno. Y de México.

*****

La renuncia de Navarrete Prida obedecería a su objetivo personal: ser el primer Fiscal Anticorrupción de México, que lo elevara a la cima del plano político. Nada menos que el Fiscal nacional. El Policía de todos. La conciencia justiciera del país.

Navarrete tiene experiencia en el terreno. Recordar que fue procurador de Justicia del Estado de México, llevando el espinoso y confuso caso del asesinato de Enrique Salinas de Gortari, hasta hoy, no aclarado.

El mexiquense tiene como obstáculo a un paisano: el tenebroso y desprestigiado Alfredo Castillo. Sí, el mismo fiscal que lleva tatuado en la frente el nombre de la niña Paulette, y que dejó a Michoacán hundido en la confusión, la fabricación de culpables, y en las manos de La Tuta. Castillo – el de los trabajos sucios de Enrique Peña Nieto-, estaría en los planes de Los Pinos para ser propuesto como Fiscal Anticorrupción. Sería una tragedia nacional.

A ello respondería el movimiento de Navarrete Prida, quien en la secretaria del Trabajo ha tenido un paso discreto y que ve el cargo como mero trampolín para alcanzar latitudes mayores. Dimitió, pero tampoco se la aceptaron.

La renuncia de Videgaray se enmarcaría en un conflicto de interés – sí, otro más-, dentro del primer círculo de Peña Nieto: el fracaso indiscutible del “Vice-Garay” en la conducción económica del país, la innegable derrota con una Reforma Fiscal repudiada por todos y, como cereza del pastel, su casota en Malinalco gracias a la bendición financiera del Grupo Higa.

Esa sería una razón.

La otra, se encarrila en una perversidad.

Si Osorio Chong renunció en Navidad para, según dijo el hidalguense, “darle siempre el mayor margen de acción posible al jefe para que pueda refrescar al gabinete”, su acción lo ubicaría como un cuasi demócrata, más preocupado por el rumbo del país que por sus ambiciones personales.

Entonces, Videgaray no podría quedarse atrás de Osorio Chong y verse mezquino, a pesar de su pésimo desempeño en Hacienda. De allí que levantara la mano para decir: “Yo también renuncio, señor Presidente”, sabiendo, de antemano, que no le aceptarían su dimisión.

Osorio Chong se la habría jugado al presentar su renuncia. ¿Qué tal que Peña se la aceptaba? Era una carta que debía jugarse el hidalguense. Y le salió.
Lo de Videgaray es por añadidura.

Y lo de Navarrete Prida como parte de ese juego de poder dentro del gabinete.

*****
Las dimisiones de Osorio, Videgaray y Navarrete Prida, se encuadran en la innegable pérdida de confianza que los mexicanos le tienen al gobierno de Peña Nieto y, por ende, a los hombres del Presidente.

Más allá de estrategias personales rumbo al 2018, el cordón umbilical que une a los tres funcionarios con Los Pinos, es el rechazo, el repudio y la ausencia de credibilidad que crece día a día respecto a Peña Nieto y a su gabinete. Y eso lo saben Osorio, Videgaray y Navarrete Prida.

Los cambios en el gabinete no deberían esperar más. Es necesidad y consenso.
Pero Peña Nieto sabe que la única manera de reposicionar a su gobierno pasa, forzosamente, por Hacienda, quitando a su amigo Luis Videgaray. Si no lo hace, el desgaste será mayor.

Y apenas van dos años y cachito de gobierno.

El naufragio podría agravarse.
       

Columnista. Conductor radiofónico. Autor de los libros Por la mano del padre. El Caso Wallace. Paulette: lo que no se dijo. Abuso del poder en México. Necaxista