viernes, 14 de agosto de 2015

6476. CONRADO, JIQUILPAN Y LA CULTURA

LA ECONOMÍA Y USTED

Por: Eliseo Castillo A.
Economista analítico.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

DECIR AMIGO

En las horas  no gratas,
esas traidoras inoportunas;
esas hijas de las desgracias,
que aquejan la cotidiana vida,
se requiere y añora
la fuerza de una mano amiga.
Amiga, la energía del anhelo,
mano que nos rescata del tedio,
que nos regala un momento,
que nadie ha sabido valorar.
Decir amigo, decir te quiero,
¡cada quien lo reinventa!
¡cada quien se rescata en ello!

eliseo.

Recibo un correo amable de un lejano amigo, digo lejano por que las amistades son como las plantas, las que no se riegan se secan; se que más de una ocasión fuimos cómplices e íntimos de mil temas; soñamos en erigir un mundo de arte con menos rapiña; con menos mercenarios, con mas lealtad... ¡tontos de nosotros, construimos una burbuja insostenible en la práctica!

Conrado me dice de manera lastimera como el gobierno del estado desde la secretaría de cultura les ha abandonado en la Casa de la Cultura de Jiquilpan; pero que aun así ellos han mantenido sus esfuerzos por promover el arte por encima de la mendicidad con que se manifiestan los apoyos oficiales del actual gobierno desde que lo tomó Fausto.

¿Quién es Conrado González...?

Se y no quién es esa persona, durante años lo conocí como un quijote del arte; luego, en diálogos memorables, entendí su desesperación política, pues su visión del país necesario no llenaba ninguno de los políticos en turno. Nunca le supe acciones mendaces, no le conocí una visión mercenaria; incluso más de una vez reprendí a su hijo, antiguo ex-alumno  (ex-rector de la Universidad de la Ciénega) cuando se refirió a él, antes de conocerle personalmente.

Si he de definir el perfil global de Conrado, diré que es una persona leal, y no lo imagino lastimando de manera gratuita, y mucho menos de forma artera.

Al parecer hoy se encuentra lastimado por los manejos que se realizan de los dineros desde la Secretaría de Cultura del Estado de Michoacán. Como es sabido, los recursos han escaseado en las arcas del mismo estado, no hay  prácticamente ni para pagar la nómina (¿pero qué tal para pagarle a televisa vía teletón, sus más de 40 millones al año...?). En el correo me comenta con pena que la actividad cultural en la casa d la cultura de Jiquilpan se mantiene gracias a la generosidad de los clásicos y tan necesarios mecenas locales que engrandecen la vida cotidiana de la cultura; esos personajes hijos de la buena ventura que a su manera van fraguando un espacio de vida menos indigno. Bien por Conrado  que logra rodearse de personas de esta talla que le permiten mantener viva su principal razón de ser en la vida: promover el arte por encima de la mezquindad del mundo mercenario.

Es una pena no poder contribuir con el esfuerzo de personas como el propio Conrado y quienes le apoyan en sus tareas, lo único que hacemos es ser receptores de sus comentarios, lamento mucho que no lleguen los apoyos para los programas; él se queja del actual gobierno continuación del de Fausto en el que se ha abandonado la cultura; no le falta razón; lo peor de todo es que el abandono es casi general: cultura, seguridad, desarrollo social.

Por los buenos recuerdos de este viejo amigo, he creído necesario comentar los problemas en que su tarea en favor del arte se debate; personalmente lo recuerdo como un quijote de esta actividad; ignoro su presente; al amigo lo recuerdo de manera clara tratando de que la gente fuera menos perversamente mercantil, al margen de que esto le costara no pocas canas y problemas familiares. ¡Estúpida costumbre en nuestro país de suponer que los artistas deben sufrir y andar de pedigüeños para sobrevivir! creo que esa es la visión más pendeja de la clase política mexicana; los artistas difícilmente son pendejos como grupo, en cambio en la clase política en el poder... ¡uuff, cuántos hay... cuántos!

Un abrazo solidario para aquel Conrado que conocí, traté y en más de una ocasión disfruté; otro igual para quienes le siguen apoyando... vuelvo a la hermosa frase de la obra del MIO CID... "¡que buen vasallo..., si tuviese buen señor...!"


Un abrazo y hasta siempre.

6475. TRAPITOS AL SOL

Por Arturo CEJA ARELLANO
Periodista y poeta.
Desde Zamora, Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

Di’arina y de Maíz
Trapitos al sol
           
No sé si sea cierto, pero me dijeron que el jueves pasado se desató la tromba entre panistas, en lo que fue la sesión de Cabildo, solamente por el “incumplimiento” a la palabra  entre ellos, lo que dio pauta a que se sacaran los “trapitos al sol”, con señalamientos graves que incluyeron a regidores, alcalde y otros funcionarios.
           
Se dijo que la discusión nació al parecer, por el reclamo de un regidor para que se le hiciera la bonificación que originó una intervención quirúrgica que se aplicó, cuya negativa fue causa para que se exigiera que se dijera dónde quedaron las 40 toneladas de cemento que desaparecieron al inicio de la actual administración municipal, lo que causó baja de un funcionario que “puso pies en polvorosa”.
           
Solamente narro lo que me dijeron. No me atrevo a ir más allá porque no me consta, pero se dice que la situación pudo inclusive a llegar a los golpes, en una administración municipal que tristemente está por llegar a un final no feliz, como los cuentos.
           
Seguramente será hasta pasada la administración municipal, el día primero de septiembre, cuando se corra mayormente la voz a cerca de los acontecimientos del pasado jueves y cuando se empiece a correr la voz en torno a muchas situaciones que en este momento nadie se atreve a tocar, por aquello del no te entumas.
           
Y será hasta entonces cuando se sepa quién desapareció, a dónde fueron enviadas y en qué fueron utilizadas las ¡cuarenta toneladas de cemento! cuyo destino no se supo porque hubo hermetismo y potencial silencio. Solamente los rumores se paseaban entre los pasillos y cubículos del palacio municipal, como si alguien quisiera que “se los tragara la historia”.
           
La verdad es que son muchos los decires que van y vienen, pero que nadie se atreve a ventilarlos, porque ni siquiera los regidores de la oposición han sido tal como para utilizarlos políticamente hablando. O sea, no fueron oposición pues.
           
Dicen que de la sala de Cabildos salía humo, correteado por sapos y culebras, signos al por mayor, con señalamientos que provocaron que las cortinas de los ojos de los asistentes se abrieran a tal grado de querer salir de la cuenca en que se encuentran.
           
Y lo peor está por venir, toda vez que la actual administración municipal que encabeza el licenciado Martín Arredondo Delgado, no ha iniciado aún el proceso de entrega-recepción a la próxima administración municipal que encabezará como edil, Rubén Cabrera Ramírez, del partido Alianza Ciudadana, lo que al parecer podría iniciar apenas hoy o mañana, con lo que Martín Arredondo cumplirá su promesa de hacerlo entre los últimos 15 días de su administración municipal. (A ver si le alcanza el tiempo).
           
Mientras tanto, el edil acelera la inauguración de obras y el inicio de otras.

Por su parte, Rubén acude a todas las capacitaciones habidas y por haber en la capital michoacana, mientras que no pocos son los que se disputan las carteras de trabajo, incluyendo la de Comunicación Social, donde la lista de “suspirantes” es laaaarga, con lo que las “descalificaciones entre ellos no se ha hecho esperar”.
           

Por cierto, es bueno señalar que “quien habla mal de otra persona, habla mal de si mismo”.

6474. CONSUMISMO SUICIDA.

Reporte Z

Por Rafael Gómar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

Consumismo Suicida.

Los dueños del mundo usan al mundo como si fuera descartable: una mercancía de vida efímera, que se agota como se agotan, a poco de nacer, las imágenes que dispara la ametralladora de la televisión y las modas y los ídolos que la publicidad lanza, sin tregua, al mercado. Pero, ¿a qué otro mundo vamos a mudarnos? ¿Estamos todos obligados a creernos el cuento de que Dios ha vendido el planeta a unas cuantas empresas, porque estando de mal humor decidió privatizar el universo? La sociedad de consumo es una trampa cazabobos.
Eduardo Galeano,
escritor uruguayo.



La explosión demográfica es un hecho irreversible que ha puesto a la  humanidad ante la disyuntiva de  transformarse o morir. La tendencia de crecimiento poblacional es incontenible y en los próximos 35 años, en el año 2050, la humanidad sumará 10 mil millones de habitantes. Correlativamente,  el sistema mantienen el mito del crecimiento infinito en un marco de consumismo irracional que se promueve desde los centros de poder y manipulación de las conciencias.

Estados Unidos y los países industrializados mueven sus piezas para profundizar el control de las fuentes de energía y los recursos naturales, las reformas realizadas en México en el actual gobierno y que se gestaron desde los años 80, y en especial la energética, es parte de este plan de control de las fuentes de energía del imperio militar del norte.

Pensar que serán suficientes los alimentos y la energía disponible es una locura, las élites lo saben, los gobiernos también y se preparan para imponer un orden en base a la fuerza de las armas que se anuncia por diversos medios, uno de ellos la serie de películas Los juegos del hambre, en donde la élite dominante mantiene a los pueblos en condiciones de esclavitud mientras que un reducido grupo de privilegiados goza de privilegios e impunidad. En medio de todos está la televisión que manipula a los esclavos narcotizando sus deseos de libertad.

La reducción de la población se ha intentado con varios métodos, el más redituable ha sido la guerra pero ha sido insuficiente y además, el gobierno invisible prefirió los beneficios económicos de la explosión demográfica que la reducción violenta del número de seres humanos, pero ésta opción no está descartada, el Plan de Despoblación Mundial diseñado por Henry Kissinger no ha sido desechado.

El consumismo irracional parece ser una etapa más de un plan más complejo  cuyo objetivo es el monopolio del poder y de las fuentes de energía, en donde es tan importante el monopolio de la producción alimenticia, es decir de la tierra, como del agua.

El único camino para salvar a la humanidad es la solidaridad y una transformación radical del estilo de vida consumista además de bajar las tasas de natalidad; los pueblos indígenas son un ejemplo a seguir, pero la solución de fondo es crear conciencia de que lo importante no es vivir para consumir.


La austeridad y el consumo responsable, la solidaridad y la ayuda mutua, parecen la única vía para evitar el colapso de la humanidad, pero se requiere un cambio de conciencia, como señala el Papa Francisco en su encíclica Laudato Si.

6473. ¿CUÁNTO LE CUESTA A MÉXICO LA CORRUPCIÓN, VIOLENCIA Y POBREZA?

Enviado por SINEMBARGO.
Desde México, D.F., para
Tenepal de CACCINI

Por Daniela Barragán.
Agosto 13, 2015 - 00:00 hrs.

Los índices de corrupción, violencia y pobreza –los tres jinetes del Apocalipsis mexicano– se han disparado en los últimos años. De acuerdo con diferentes encuestas, esos tres son los temas que más preocupan a los mexicanos y también son también los que les quitan más recursos. En 2014, esos rubros le costaron a México 34 por ciento de su Producto Interno Bruto (PIB); es decir, aproximadamente 6 billones 086 mil 939 millones 656 mil 416 pesos de la riqueza del país.

Desde la administración de Felipe Calderón Hinojosa (2006-2012), quien declaró la guerra a los cárteles de la droga, y ahora bajo el mando de Enrique Peña Nieto, la corrupción, la violencia y la pobreza han ganado terreno en la vida diaria de los mexicanos. La corrupción, a decir de especialistas consultados por SinEmbargo, es la que manda y se convirtió ya en la gran piedra en el zapato del Gobierno federal, pues de ahí se desprenden las otras dos grandes problemáticas.

El año pasado, el 2 por ciento de las averiguaciones previas presentadas por delitos cometidos por servidores públicos tuvieron como castigo la cárcel, según datos del Censo de Impartición de Justicia. Además hay en total 281 mil personas desplazadas por violencia y 57 mil 899 averiguaciones previas por homicidios en los primeros 20 meses de Peña Nieto. Aunado a esto, el número de pobres se incrementó a 55.3 millones de pobres, lo que significa que 2 millones personas entraron al umbral de la pobreza desde el inicio de la actual administración a la fecha.


La corrupción, la violencia y la pobreza generan cuantiosas pérdidas para México.
Foto: Cuartoscuro

Ciudad de México, 13 de agosto (SinEmbargo).– El 34 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) de México equivale a lo que se gasta en corrupción, violencia y pobreza. Es decir, aproximadamente 6 billones 086 mil 939 millones 656 mil 416 pesos de la riqueza nacional.

La Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental (ENCIG), que es realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), arrojó que los problemas que los mexicanos consideran más importantes son  inseguridad y delincuencia (70 por ciento), desempleo (51 por ciento), corrupción (48.5 por ciento), seguidos de pobreza y el mal desempeño del gobierno.

El informe “Perspectivas económicas: Las Américas”, realizado por el Foro Económico Mundial,  reconoce que en América Latina es notorio el débil crecimiento económico. Esto se debe en gran medida a los factores externos que han tenido fuertes consecuencias en el debilitamiento de la confianza de las empresas, en gran medida provocado por los actos de corrupción y violencia de los países y eso “apunta a que las perspectivas económicas en la región se enfriarán aún más”.

El conjunto de estos factores ha mermado el crecimiento económico del país, inhibe las inversiones, reduce la productividad del gasto público, distorsiona la asignación de recursos y profundiza la desigualdad social.

Estos tres escenarios son problemáticas –que los académicos han calificado como “multidimensionales”, al tener un inicio y una serie de consecuencias en diferentes ámbitos y que van desde lo político y económico hasta lo cultural– tienen un punto de conjunción que es la corrupción.

“La corrupción tiene costo y es el uso ineficiente de los recursos en una economía en la que las empresas interiorizan los costos de operar bajo reglas corruptas que les ayudan a  superar ciertas regulaciones o inversiones.  Los costos son aquellos que  refieren a la inversión extranjera perdida. Todo eso erosiona la competitividad del país, en el que estas prácticas están muy extendidas. Hay un uso ineficiente de los recursos públicos, tanto a nivel federal como estatal, que deberían ser utilizados para el bienestar de la sociedad”, dijo el investigador asociado de México Evalúa, Marcos Fernández.

El Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) y el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), realizaron el informe “México: Anatomía de la corrupción”, en el que se señala que este fenómeno se presenta ya en todos los escenarios del país; la penetración es tal que ha llegado a modificar las formas de vida de sus habitantes. Repercute de manera negativa en la economía familiar y ha profundizado la desigualdad.

“Además del crecimiento, la corrupción también impacta al desarrollo […] la OCDE [Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos] concluye  que se afecta negativamente algunas variables del bienestar que no están capturadas en las mediciones del PIB: desarrollo sostenible, salud y seguridad, equidad y otros tipos de capital cívico o social como es la confianza”, dice el estudio.

Por su parte, el Fondo Monetario Internacional (FMI) señala que este problema es un elemento determinante en el crecimiento de un país y que los números negativos en este rubro se deben a eso.

Tan sólo para 2015, el estimado de crecimiento para el país se ha corregido en varias ocasiones a la baja. En agosto, el Banco de México (Banxico) ajustó la cifra de 2.0 a 3.0 por ciento a 1.7 y 2.5 por ciento; para 2016, pasó de 2.5 y 3.5 por ciento.

Una de las consecuencias del desempeño económico fue el aumento en el número de personas en pobreza: De 2012 a 2014, se incrementó esa cantidad 0.7 por ciento para sumar un total de 55.3 millones de pobres en el país.

En conclusión, el 34.1 por ciento de la riqueza del país  se ocupa en corrupción, violencia y para la inversión a la erradicación a la pobreza.

Para Eduardo Bohórquez López, director del think thank Transparencia Mexicana, esta cantidad es preocupante al considerar la caída en los ingresos petroleros que se esperan para 2016, el tipo de cambio y los recortes presupuestales y agrega: “Si la inversión en corrupción es permanentemente grave, en 2016, año con pocos recursos fiscales, se pensarán en otras cosas en las que se debió invertir. Los recursos serán pocos y escasos, la situación es preocupante”.

EL GERMEN DE LA CORRUPCIÓN

México ocupa de los primeros lugares en los índices de corrupción mundial. 
Foto: Cuartoscuro

El Banco de México señaló que para 2015, la corrupción le costó al país el equivalente al 9 por ciento del PIB, es decir, 1 billón 602 mil 986 millones 130 mil pesos. El Banco Mundial coincidió con la cifra y agregó que la cantidad podía compararse con el 80 por ciento de la recaudación de impuestos nacional.

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) estimó que 86 mil millones de pesos fueron utilizados en desvíos, subejercicios, despilfarro de recursos públicos y pagos indebidos en el gobierno, y según Transparencia Mexicana, en 2010 se destinaron 32 mil millones de pesos a mordidas, e incluso, los hogares con salario mínimo destinan al año el 33 por ciento de sus ingresos para pagar actos de corrupción.

De acuerdo con el Barómetro Global de la Corrupción, en 2013 el 90 por ciento de la población consideró la corrupción un problema y el 88 por ciento lo consideró una situación frecuente y muy frecuente. Otro 52 por ciento considera que los actos de corrupción aumentaron significativamente en los últimos años, son ya un acto normal, cotidiano y hasta un “hábito”.

En el Reporte del Índice de Competitividad Global (2014-2015) elaborado por el Foro Económico Mundial, México ocupa el lugar 61 de 144 en materia. Tiene un mercado de buen tamaño y un ambiente macroeconómico estable, pero tiene resultados negativos en el ámbito de “desempeño institucional”, es decir, en el marco administrativo y legal donde “los individuos, las empresas y el gobierno interactúan económicamente […] la baja calificación perjudica la competitividad del país”.

Los costos de la corrupción pueden ser directos o indirectos, pero ambos, son un obstáculo a la productividad, a la competitividad, a la inversión, y dentro de todo, al crecimiento.

México tiene otras calificaciones reprobatorias en desviación de recursos públicos, pagos extraoficiales y sobornos, favoritismo de funcionarios. En las calificaciones del Banco Mundial, México tiene una evaluación de 39 (sobre 100 lugares) en su control de corrupción, además es el cuarto país de América Latina en donde es más común el pago de sobornos.

En las principales actividades en las que se suele recurrir a los actos de corrupción, de acuerdo con la ENCIG, son para trámites (con autoridades de seguridad pública y permisos de propiedad, principalmente), y por sectores, es más común que se realice con policías, Partidos Políticos, Ministerios Públicos, Gobiernos estatales, Diputados y Senadores, y en el Gobierno Federal.

Una de las características de la corrupción en México es la impunidad. “¿Qué debe pasar para que un acto de corrupción sea castigado o esclarecido en México? El 95 por ciento de los actos de corrupción no se castigan”, puede leerse en el documento “México: Anatomía de la corrupción” realizado por la investigadora María Amparo Casar.

Para Bohórquez López, la aprobación del Sistema Nacional Anticorrupción (SNA) –que contempla la modificación de 14 artículos de la Constitución, aproximadamente 14 leyes federales y varias modificaciones en estados y municipios– significó una seria revaloración del tema.

“2014 fue el año en que se puso en duda el paradigma anterior de lucha contra la corrupción, y se dio paso al Sistema Nacional, que tomará entre tres y 10 años en establecerse.[…] Se está en el periodo de transición, pero la sociedad todavía no ve ni cosechará ningún cambio. La sensación de impunidad persiste, la sensación de que en México no pasa nada está en todas las sobremesas, y mientras esa idea no cambie, mientras no haya responsables por los actos de corrupción que se exhiben, la gente no cambiara su percepción y no se le puede pedir que la cambie por una modificación institucional, tiene que ver resultados inmediatos”, comentó en entrevista para SinEmbargo.

Marcos Fernández, también profesor del Tecnológico de Monterrey e investigador visitante del Woodrow Wilson Center, advirtió que la tarea de México no será fácil y señaló la posibilidad de que por una mala implementación no se obtengan los resultados deseados.

Consideró tres elementos “fundamentales” para que eso no ocurra y que escapan de una reforma legal: una prensa libre, que denuncie eficazmente actos de corrupción y que impulse a actuar sobre esos actos; un poder judicial independiente y profesional que aplique el marco jurídico federal y estatal; y finalmente, un servicio civil que funcione y resista las presiones políticas de las instituciones públicas, que tienen funcionarios nombrados por criterios políticos que caen en la tentación de querer influir en las investigaciones de casos de corrupción.

“En estas tres áreas hay retos sustantivos en México. Con franqueza estamos lejos de estar en una situación óptima para que estos tres pilares del Sistema Nacional Anticorrupción  funcionen. Hay que fortalecer aún más esos tres elementos que en nuestros días, merman sustantivamente la posibilidad de tener el SNA que tanto hace falta al país”, sostuvo.

LOS COSTOS DE LA VIOLENCIA


El costo de la violencia durante 2014 fue de 3 billones 918 mil 410 millones 540 mil pesos; es decir, el 22 por ciento del PIB, según el Índice de Paz Global 2015.
Foto: Cuartoscuro

El informe “Peace and Corruption 2015”, sostiene que en la mayoría de los países donde se incrementan los costos de la corrupción, hay una disminución en los índices de paz.

Para la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, de los factores que afectan a las instituciones gubernamentales están los costos del terrorismo, costos de la violencia y el crimen, crimen organizado, y confianza en los servicios policiales. México ocupa el lugar 92 de 144 países, al afectarle 17 factores.

El costo de la violencia durante 2014 fue de 3 billones 918 mil 410 millones 540 mil pesos; es decir, el 22 por ciento del PIB, según el Índice de Paz Global 2015. La cifra contrasta con la de 2011; el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP) calculó el gasto en 15 por ciento del PIB.

Para la organización México Evalúa, el gasto en seguridad pública, fue del 6.2 por ciento del Gasto Programable del Presupuesto de Egresos de la Federación, 197 mil millones de pesos.

El costo a largo plazo lo estimó el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), por cada persona muerta desde 2009, México dejó de percibir 42 dólares per cápita.

“Los costos de la violencia son tanto tangibles como intangibles. Los tangibles son todas las actividades relacionadas con la prevención y el castigo de la violencia, como inversiones, gastos y pérdidas materiales, así como actividades para identificar y castigar a quienes incurren en delitos relacionados con la violencia. Los costos intangibles son más difíciles de valuar, ya que incluyen estimados de la pérdida de calidad de vida de la víctima, cambios en la conducta y en los traumas personales y la pérdida de confianza interpersonal y de capital social a causa del miedo, así como la pérdida de libertad”, puede leerse en el reporte “Una aproximación a los costos de la violencia y la inseguridad en México”, realizado por el Instituto para la Seguridad y la Democracia (Insyde).

Esos costos son anticipados, de reparación y de contención. Para el año 2000, de acuerdo con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), las pérdidas económicas por violencia fueron de 12.3 por ciento del PIB, o mil 45 millones de pesos; esto en atención médica, psicológica, de rehabilitación, gastos en seguridad, procuración de justicia y seguridad privada (en empresas y hogares).

El aumento de un homicidio por cada cien mil habitantes en zonas de tráfico de drogas disminuye los ingresos municipales en 1.2 por ciento. En 2010, el gasto en seguridad representó el 6.2 por ciento del total del gasto programable (197 mil millones de pesos) y para 2011, el gasto fue el equivalente al 15 por ciento del PIB.

Insyde ha señalado que en el plano microeconómico, ha habido consecuencias como una menor inversión extranjera y nacional, un desaliento en el ahorro nacional y menos confianza de un mejor panorama económico a futuro.

Se han modificado los modos de vida por los hechos de violencia que se viven tanto en pequeñas colonias como en las ciudades más importantes del país, lo que permea también las actividades económicas locales: 62 por ciento no dejaron que sus hijos salieran, 55.1 por ciento dejaron de salir de noche, 44.5 por ciento llevaron menos dinero en la cartera, 29.4 por ciento dejaron de salir a caminar.

Empresarios pueden pasar a la informalidad, abandonan los negocios o fingen deterioros, no amplían operaciones (aunque tengan recursos o existan oportunidades).

MAYOR NÚMERO DE POBRES

El número absoluto de mexicanos en pobreza aumentó de los 53.3 millones que había en 2012 a los 55.3 millones que se contabilizaron al 2014, lo que representa un aumento de casi 2 millones de personas, esto de acuerdo con las cifras más recientes del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

La pobreza extrema bajó de 11.5 millones registrados en el 2012 a 11.4 millones contabilizados en el 2014. Una reducción de aproximadamente 90 mil personas.

El factor central del incremento de la pobreza en México son los bajos ingresos y afecta principalmente a quienes trabajan. En total son 63.8 millones de mexicanos en pobreza por ingresos que sirven para satisfactores básicos, es la “población con ingreso inferior a la línea de bienestar”.

México destina el 3.1 por ciento del PIB a la atención y erradicación de la pobreza a través de programas sociales, esto es 565 mil 542 millones 986 mil 416 pesos anuales, de acuerdo con los datos del Presupuesto de Egresos de la Federación 2015.

Organizaciones civiles han señalado que México carece de políticas de estado que reduzcan de manera eficaz la pobreza y la desigualdad, y que por el contrario, se tienen programas en los tres niveles de gobierno que promueven prácticas clientelares.

Hay 48 programas federales destinados a proyectos productivos, generación de ingresos y servicios para la empleabilidad y cuestan 120 mil millones de pesos (casi lo mismo que se destina a Prospera y Seguro Popular). Sin embargo, estos programas tienen altos costos administrativos y no tienen la cobertura mínima.


Reportera.

6472. DIFUSIÓN CULTURAL LATINOAMERICANA.

Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano        
Síganos en:   
12 de agosto de 2015

 

Clic sobre la imagen para más información

 

 

Conoce a los jurados

Clic para separar tu cupo

  


 

Clic para inscribirte

Clic para inscribirte

 
  

 

Mensaje dirigido a GL. Conrado [glconrado@hotmail.com]
Si desea actualizar su dirección de e-mail o no desea recibir nuestros boletines, haga clic aquí
 
www.fnpi.org
©2011 FNPI, todos los derechos reservados

6471. MUCHO AYUDA EL QUE NO ESTORBA.

Por el Sr. López.
Periodista critico.
Desde el Edo de Chiapas.
México. Para
Tenepal de CACCINI

LA FERIA

Mucho ayuda el que no estorba.
Tío Alfredo, de los de Toluca, que no era aristócrata, pero parecía, tuvo a bien morir, dejando a su fantástica esposa, tía María Luisa, una señora libanesa más hermosa por dentro que lo mucho que era por fuera, en la más elegante, honorable y espantosa ruina, con cuatro hijos de entre 18 y 12 años, dos y dos. Lo enterró empeñando los anillos de boda y a la madrugada siguiente, parada a la puerta del zaguán de su casa, al primer zarrapastroso que pasó, le dio una vitrina con gelatinas, así, sin saber quién era; le dijo a cómo venderlas y que si volvía al otro día con el dinero, le daba más gelatinas; a los hijos los sacó de la escuela y los puso a trabajar; sólo dejó estudiando a la más chica; la familia la criticó por eso, pero meses después se dejaron de habladas cuando se supo que ya vendía diario cerca de 25 mil gelatinas (hasta diez cuadras llegaba la cola de vendedores cada madrugada). De ahí salió el dinero para los negocios que puso con sus hijos y a la vuelta de los años, tía María Luisa era pasadita de rica, decían que millonaria. Una tarde platicando con la espléndida viejaza que fue, le pregunté por qué habían sido tan pobres en vida de su esposo y me dijo con su modo chistoso de hablar: -A tu tío lo quise mucho, pero ¡cómo estorbaba!

¿… qué hacemos con el país?... sí, qué hacemos con México:

La corrupción es endémica y alcanza niveles antes no vistos, la economía se estanca, el desempleo y la delincuencia organizada disminuyen sólo en el discurso; la reforma educativa es un reacomodo de Los Pinos con los capos sindicales; la autoridad informa que ya son 55.3 millones de pobres (46.2% de la población), pero acepta que entre pobres y vulnerables, son 95.2 millones (79.5% de los mexicanos, dice explícitamente el documento del Coneval). ¿Qué hacemos?

La pregunta angustia visto que pasan años, sexenios, decenios y el gobierno en general -con excepciones que preocupan precisamente por serlo-, es un amasijo de intereses y complicidades, cuyos integrantes persiguen objetivos individuales del todo ajenos al bien de la nación, dedicados simultáneamente a la preservación de un poder político criminalizado -garantía de privilegios ilícitos e impunidad ante la ley-, y al lucro. Gobierno que ahora recurre al ejército para que contenga la situación, sin importarle manchar a la más respetada institución que teníamos los mexicanos. Y después del ejército, ya no hay más recursos. ¿Qué hacemos?

La gente común, intelectuales y activistas se organizan, crean asociaciones, participan en órganos “ciudadanos”, protestan, denuncian, demandan (y algunos, hasta votan); y se descubren en un laberinto de engaños, leyes amañadas, tribunales complacientes con el poder, órganos ciudadanizados mangoneados por la autoridad, hasta que se hace obvio que es imposible jugar el juego del gobierno y ganarle con sus reglas, sus árbitros y sus comparsas, siendo imposible sustituir con candidatos independientes todos los cargos de elección, 500 diputados, 128 senadores: 32 legislaturas locales; 2,445 alcaldes; 32 ejecutivos locales; un Presidente… imposible.

Desde el extranjero, gobiernos, organizaciones internacionales y grandes capitales, dada nuestra ubicación geográfica, tratan de influir y en lo posible intervenir, para llevar al país por cauces de legalidad y menor corrupción institucional, que les permitan tanto invertir con seguridad jurídica y condiciones de competitividad, como destrabar el crecimiento económico nacional para explotar un mercado potencial de 120 millones de consumidores. Se firman tratados de todos tipos, se llega a acuerdos, se aceptan directrices, se autorizan créditos, se permite la incursión de fuerzas policiacas y de inteligencia extranjeras, se hacen reformas constitucionales, se somete el Estado… y sustancialmente todo sigue igual. El país es un juego de espejos que no comprenden.

Pero… pero… así y todo, nuestra economía es la número 14 del mundo (la 11 según la CIA). De 1999 a 2014, nuestro Producto Interno Bruto -PIB- creció de casi 900 mil millones de dólares (mdd), a más de 1 billón 282 mil mdd, 42.4% en 15 años... no tan mal (datos del Banco Mundial). El año pasado el país exportó 397 mil 536 mdd (4.6% más que el anterior), monto del que por petróleo, fueron 42,979 mdd… o sea: la iniciativa privada en todas sus variantes se comió entero al sector gobierno. Las remesas, el dinero sudado y muy sufrido que mandan al país los trabajadores migrantes mexicanos, sumó en 2014 (dice el Banco de México), 23,607 mdd, más de la mitad que el petróleo y mucho más que las divisas captadas por turismo, que llegaron a 16,258 mdd.

Este año el gobierno federal nos cuesta a los mexicanos 4 billones 694 mil 677 millones 400 mil pesos, según el Diario Oficial (a 16 pesos por dólar, serían casi 294 mil millones de dólares)… cerca del 23% del PIB… oiga usted, con razón. Un peso de cada cinco que se producen en el país, se lo embuchaca el gobierno y lo gasta per-fec-ta-men-te bien, usted sabe.

Si la pobreza que padece la aplastante mayoría de la población, la sortea la gente por sus medios, dado que no la resuelve la “Cruzada contra el hambre”, ni Sedesol, con trabajitos de viene-viene, vendiendo discos piratas, lavando ajeno, estirando salarios risibles, tragando lumbre en los cruceros, como sea, pero la gente se las arregla, mientras el gobierno especula con los miserables, con su voto, con los negocios que hacen al “ayudarlos”… alguien sobra en este equipo.

Si así de mal como estamos resulta que no estamos tan mal, que el país es una de las grandes economías del mundo y que nuestros empresarios, muy a pesar de todos los obstáculos y extorsiones que pagan a las autoridades aparte de los impuestos, exportan la barbaridad que exportan… alguien anda sobrando.

Así, parece que el problema es sólo uno… el gobierno que no hace lo que tiene obligación de hacer, que es fuente de conflictos y corruptelas… ¡caray!, ya decían los viejos de antes: mucho ayuda el que no estorba.

jueves, 13 de agosto de 2015

6470. LA POLÍTICA NUESTRA

Por Arturo CEJA ARELLANO.
Periodista y poeta.
Desde Zamora, Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

Di´arina y de Maíz
La política nuestra

El gobernador de Michoacán, Salvador Jara Guerrero, estuvo en Zamora para poner en marcha diversos servicios que estarán a disposición de usuarios de la región en el Hospital General. Se trata de una inversión muy importante que no se había hecho desde que fue inaugurado ese nosocomio, que había permanecido en el olvido, principalmente desde el período gubernamental de Leonel Godoy Rangel, cuando no había en su farmacia ni siquiera un mejora para disminuir el dolor de cabeza, ni una aspirina para contrarrestar la gripa.

Silvano Aureoles Conejo, gobernador electo de Michoacán, ha intensificado de su trabajo, en busca de consolidar un plan estratégico que se ejecute de manera unificada con las principales fuerzas políticas de la entidad, así como con personajes de la política nacional.

Destaca senda carta que envió al ex perredista y ahora creador del partido del Movimiento de la Reconstrucción Nacional (MORENA), Andrés Manuel López Obrador, a quien invitó para que se sume al trabajo real, al que beneficie a la sociedad michoacana.

Habrá que ver la respuesta del PEJE, quien busca a como dé lugar fusionarse con el sector magisterial a fin de ¿trabajar? “de la mano”.

Y mire usted, desde que concluyó el proceso electoral del 2015 en Michoacán, es el Partido Acción Nacional el único que ha dado muestras de vida en la entidad. Su departamento de Comunicación Social no deja de enviar boletines de su dirigencia estatal, de su fracción parlamentaria del Congreso Local. Los comités municipales guardan doloroso silencio en su mayoría.

Lamentablemente para los panistas michoacanos, sus dirigencias estatales y municipales no pagan ni siquiera las suscripciones para recibir a medios de comunicación y mucho menos cuando se trata de semanarios. “Resulta más fácil sacarle un soplado al caballo de Troya”.

Luisa María Calderón se ha caracterizado por querer publicidad totalmente gratuita, razón por la que no pagó ni un solo centavo. Bueno, gajes del oficio.

Vaya pues, el alcalde electo de Jacona, Rubén Cabrera Ramírez, recibirá, sin lugar a dudas, un municipio totalmente endeudado, principalmente en lo que se refiere al pago a los acreedores, quienes no lo han recibido desde el pasadísimo mes de enero, más que nada a medios de comunicación que publicitaron sus obras y acciones de manera por demás oportuna. Por lo demás, en cuanto a préstamos para obras y servicios, no sé cómo le vaya a ir en ese tenor.

Lo que casi es seguro, porque así lo indicó la alcaldesa Rosa Hilda Abascal Rodríguez, es que el Ayuntamiento de Zamora, pasará a la historia al ser entregado con ¡”cero deuda”! Y vaya que lo creo.

Muchas gracias a César Camacho, por la carta de agradecimiento que me envió, al suponer éste que le brindé un gran apoyo a candidatos del Partido Revolucionario Institucional durante el proceso electoral que concluirá el primero de octubre, con la toma de posesión del gobernador electo de Michoacán. Diputados (as), alcaldes y alcaldesas, lo harán el primero de septiembre.

Seguramente mucha gente la ha recibido y la invita para que se actualice al registrarse mediante un correo electrónico que pone al servicio de la población. Para concluir por hoy, permítanme mencionarles que la diputada electa del Distrito 01 de La Piedad, Adriana Hernández Íñiguez, ex diputada federal del distrito 05 de Zamora, entró con el pie derecho al Congreso Local de Michoacán, toda vez que fue nombrada como presidente de la fracción parlamentaria del Partido Revolucionario Institucional.

Ya lo sabía, porque me lo habían dicho las diputadas electas de los distritos 05 de Jacona y 06 de Zamora, Adriana Campos Huirache y Noemí Ramírez Bravo respectivamente; quienes me indicaron que la apoyarían en ese proyecto político, por la experiencia y capacidad, pero sobre todo por su voluntad de servir a los michoacanos, que ha mostrado desde siempre la diputada piedadense. Ora pues.