lunes, 11 de enero de 2016

7136. ASÍ ES LA POLÍTICA ¿Y QUÉ?

Por Arturo CEJA ARELLANO.
Periodista y poeta.
Desde Zamora, Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

Di’arina y de Maíz
Así es la política ¿y qué?

Éste día estará en Zamora el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo, con la finalidad de escuchar principalmente a los alcaldes de la región Ciénaga de Chapala, acerca de los proyectos que intentan ejecutar en sus municipios, encaminados todos ellos al progreso y al bienestar de quienes habitan las regiones de su jurisdicción.
         
Se hace necesaria la participación del gobierno estatal y hasta del federal, porque los municipios no cuentan con recursos para absolutamente nada; y de ello no es culpable el pueblo; de él solamente se sabe que está muy necesitado de atención, principalmente en municipios donde fueron olvidados durante los últimos dos años y siete meses que duró la última administración municipal. O sea, la anterior.
         
Los alcaldes de cada municipio, acompañados de sus funcionarios, así como de gente representativa de los sectores productivos: campo, agroindustria, ganadería, profesionistas, entre otros, participarán en mesas de trabajo que serán diseñadas para escuchar las necesidades en materia educativa, de salud, educación, deportes, cultura, entre otros.
         
El evento se realizará lo más lejos posible del centro de la ciudad, tal vez para ahuyentar a las tribus alebrestadas por la situación que se cierne en torno a las nuevas placas que se intentan vender a propietarios de vehículos, no obstante a que las que poseen aún están nuevas, casi intactas.
         
No hay que olvidar que el emplacamiento no es otra cosa que una situación meramente de tipo político, por aquello de que, por ejemplo, las placas actuales traen los colores del PRI, aunque la intención fue que mostrara los colores de nuestro Lábaro Patrio (Verde, blanco y rojo, por si lo han olvidado.
         
Las placas que nos atascó Leonel Godoy Rangel no traían los colores tricolores, sino a la Mariposa Monarca. Esos, como que sí eran los colores de Michoacán, si el “cuete” eran los colores. Ahora, no lo dudo ni tantitito, que se quieran destacar los colores del PRD, que son igualitos a los de la mariposa. O vaya usted a saber qué onda pues.
         
La venta, ya lo dije y no estoy en contra de ninguna religión, pero no es otra cosa que tener dinero para los gastos que originará la venida del Papa a Michoacán. Tantos Estados que están en mejores condiciones de Michoacán y tenían que habernos escogido a nosotros. Y no lo digo por la cuestión religiosa, sino por la falta de recursos económicos que hemos sufrido desde que dejó la gubernatura Leonel Godoy Rangel, quien dejó a Michoacán, como dejó el panista Martín Arredondo Delgado a los jaconenses, con las arcas totalmente vacías y con deudas muy, pero muy elevadas.
         
Solamente que no lleguen hasta allá las manifestaciones en contra de la política económica del gobernador, Silvano Aureoles Conejo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: