martes, 12 de enero de 2016

7140. ASÍ, PARA EMPEZAR, Y EN HONOR A LA EFECTIVA IGUALDAD DE DERECHO.

Por Carlos Acevedo Martínez.
Articulista y crítico.
Desde Tuxtla Gutiérrez Chiapas.
México. Para
Tenepal de CACCINI

Estimado Conrado:
Ya ves que se ha puesto de moda el tema de los derechos humanos en general y los sexuales en particular, por justificadas razones, pues ahora que ya hasta la Constitución del país, en lugar de “garantías otorgadas”, se nos reconocen “derechos fundamentales” inherentes al simple hecho de pertenecer a la especie humana, aún padecen discriminación y agresiones quienes en razón de sus preferencias hormonales y tendencias hidráulico amatorias, salen del esquema de hombre con mujer, de suyo tan limitado.

Claro que no somos caso único en el planeta… ahí tienes la muy civilizada y liberal Francia, donde hay marchas y contra marchas de quienes están en pro y en contra del matrimonio entre personas del mismo sexo y su derecho a adoptar hijos, aparte de que por todas partes cunde el movimiento en defensa de la diversidad sexual. Así las cosas, en este país maravilloso contamos ya con la ley federal para prevenir y eliminar toda discriminación, distinción, exclusión o restricción que, basada en el origen étnico o nacional, sexo, edad, discapacidad, condición social o económica, condiciones de salud, embarazo, lengua, religión, opiniones, preferencias sexuales, estado civil y cualquier otra, tenga por efecto impedir o anular el reconocimiento o el ejercicio de los derechos y la igualdad real de oportunidades de las personas (artículo 4). Ah, ‘tá bueno.

Aparte de esa ley, ya se les reconoce en parte del país el derecho a las personas del mismo sexo, para contraer matrimonio y adoptar hijos (ni saben en la que se meten… pero, muy su pedo), nomás que parece que se les pasó un detalle a los promotores de tales iniciativas; la cosa no se agota en las personas homosexuales y ahora hay que ir pensando en cubrir algunas otras combinaciones que enuncian en parte las siglas de la comunidad LGBTTTI (Lésbico, Gay, Bisexual, Travesti, Transgénero, Transexual e Intersexual). ¡Adentro, que es mole de olla!

Así, para empezar, y en honor a la efectiva igualdad de derechos, habrá de comenzarse por modificar todo formato o documento oficial (pasaporte, licencia de manejo, credencial del IFE, etc.), en que se deban consignar los datos personales, porque eso de que en el renglón de “sexo” nada más tenga cuadritos para “M” y “F”, es discriminatorio, distingue, excluye y restringe. Tratando de aportar algo, a reserva de que se haga un congreso nacional “tutti fruti” para determinar bien, bien, toda posibilidad de género o preferencia, los documentos y formatos deben considerar cuando menos, los siguientes cuadritos:

G: gay (hombre homosexual en el uso mexicano del término). GH: gay hetero (hombre homosexual con alguna preferencia por las mujeres). GT: gay travesti (gay vestido de mujer). GL: gay lésbico (hombre homosexual con preferencia por lesbianas). GTL: gay travesti lésbico (gay vestido de mujer con atracción por las mujeres).L: lesbiana (mujer homosexual). LH: lesbiana hetero (mujer homosexual con alguna preferencia por los hombres). LT: lesbiana travesti (lesbiana vestida de hombre). LG: lesbiana gay (mujer homosexual con preferencia por gays). LTG: lesbiana travesti gay (lesbiana vestida de hombre con atracción por los hombres).

Y siguen bastos. B: bisexual (persona con preferencia por cualquier género). BH: bisexual con tendencia heterosexual. BH: bisexual con tendencia homosexual. BT: bisexual con tendencia travesti. GB: gay bisexual. LB: lesbiana bisexual. TM: transgénero masculino (mujer intervenida quirúrgicamente para cambio genital a hombre para tener pareja mujer). TMG: transgénero masculino gay (mujer que se hace hombre y tiene preferencia por los hombres). TF: transgénero femenino (hombre intervenido quirúrgicamente para cambio genital a mujer para tener pareja hombre). TFL: transgénero femenino lésbica (hombre que se hace mujer y tiene preferencia por las mujeres).

Y aún hay más: H: hermafrodita (persona con genitales de ambos sexos). HM: hermafrodita con predominancia masculina. HF: hermafrodita con predominancia femenina. HMG: hermafrodita con predominancia masculina, gay. HFL: hermafrodita con predominancia femenina, lesbiana. HB: hermafrodita bisexual. Finalmente, porque yo creo que todavía debe de quedar uno que otr@  y porque hay que ser incluyentes, M: masculino (hombre con preferencia por la mujer). F: femenino (mujer con preferencia por el hombre).

Desde ahora se advierte que es inaceptable como excusa, el cambio de tamaño de formatos y documentos: qué son 30 o 40 cuadritos para señalar con equidad y plena igualdad de derechos, el sexo o preferencias de las personas. Y en honor a la coherencia, debe prohibirse de inmediato, señalar el sexo en el acta de nacimiento de nadie, porque el atropello y la discriminación de origen llegarán en la adolescencia.

Debe imponerse con toda la fuerza de la ley la no discriminación de nadie por nada, pero sería a toda madre poder ser nomás personas, sin dar tanta importancia a clasificaciones que a fin de cuentas siempre serán insuficientes… y discriminatorias, ¿edá?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: