martes, 5 de enero de 2016

7105. MÉXICO: PAÍS EN VENTA.

AL ECONOMÍA Y USTED

Por: Eliseo Castillo A.
Economista analítico.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

TE COMPRO

Mi país está en venta, se ofrece,
la edad de la destrucción es franca,
se prostituye y se ofrece sin recato;
te vendo mi país, empresario ingrato,
analfabeto de la historia, codicioso
hijo de la ganancia y la usura,
criatura de la ignorancia y la estulticia,
te vendo mi país, y te doy albricias,
formas de pilón que un día inventamos,
para fingir que no nos lo quitan,
que nuestro país, si alguna vez lo amamos,
hoy se oferta y prostituye sin recato,
hoy se entrega al que mas pague.
¡cómo quisiera salvarte y protegerte!
¡pero Judas se me ha adelantado!

eliseo.

Hace un par de semanas se transmitió por el canal del politécnico uno de los atentados más fuertes en contra de los que de alguna manera alguna vez hemos creído en el tipo de país que se intentó construir a partir del cardenismo (1934-1940). Uno de los últimos bastiones del México social con que hemos soñado algunos millones de intelectuales, campesinas e indígenas se terminó de ir de entre las manos al ver la fila de funcionarios  esperando a posibles compradores del derecho para explotar el petróleo del territorio nacional; sello inequívoco de la política de un "lego" en materia de orgullo de nobleza y honradez, el presidente Peña  presumió, con toda la ignorancia  y la codicia que no puede ocultar, la manera en que se está centaveando el derecho de joder nuestro territorio en busca del oro negro. Esto, por más que le hagamos a los buenos diplomáticos, es ser un vende patrias, es definitivamente no tener madre, al margen de que alguien nos haya parido; son una especie de judas disfrazados de mercenarios-mercaderes, muy, pero muy parecidos a los que Jesús enfrentó, según la tradición, en los templos judíos, por falsos ministros de la fe y medradores de la necesidad humana;

Personalmente, y dado que mi formación en sociología e historia siempre ha sido placentera, me siento agredido en mis principios, no de nacionalista y patriotero, detesto a esa fauna, pero si como persona que de alguna manera ha entregado la mayor parte de su vida a un proyecto nacional en que tratamos de incluir a todos los segmentos sociales; un tipo de país menos racista, al tiempo que menos abierto de piernas para el que quiera tomarlo. Considero que no hace falta ser una lumbrera para entender lo que se está poniendo en juego; es el derecho a decidir el futuro inmediato y de largo alcance en materia de vida social. Es el derecho de generar y oportunidad de ofrecer alternativas de formación y empleo para las nuevas generaciones; y eso, por más que lo neguemos, es una prioridad de cualquier gobierno medianamente decente y honesto.

¿En qué cabeza cabe presumir el remate de la energía petrolera al mejor postor, después de que para su nacionalización, literalmente se ofrendó sangre sudor y lágrimas...?

Efectivamente, es una pena decirlo, pero mi país, el país al que pertenezco está en venta, se remata como una simple venta de garaje...; tanta prisa como tiene el gobierno por  agrandar las fortunas de ese pequeño grupo de mega-millonarios, les hace perder la compostura y presumir esa forma odiosa de diseñar la nueva fotografía del México actual: por un lado están los millones de funcionarios de clase media que,  enclavados en el sistema burocrático, se sienten relativamente orgullosos de su casa y coche que pagan en abonos, gracias a su empleo dentro de un sistema económico insuficiente, solamente rescatado pr los millones de mexicanos que se van del mismo a trabajar en el extranjero y de esta forma dejan de empujar con sus demandas de empleo, eso nos ha salvado de un estallido social, y le ha permito al sistema político, de los más corruptos del mundo (comprobado internacionalmente) autoproclamarse, con todo el descaro que les cabe en el cuerpo, como una joven democracia...; eso sí, a la mexicana; esto es de manera muy corrupta.

¡Qué se le va a hacer...! en este momento la izquierda está despedazada, la única figura de alcance nacional que nos queda es Andrés Manuel López Obrador; poco nos aporta saber que es la única persona capaz de enfrentar a la derecha que se ha agrupado entre el PRI, PAN, Verde, Nueva Alianza, y buena parte del PRD. Aunque tengo algunos reproches contra el Peje, lo veo demasiado solo contra tantos  cínicos, lo veo víctima de la guerra de medios que tratan a todo costo de despedazar su imagen de persona decente y honrada... ¿se imagina si hubiera robado una gallina o una marrana? no hay duda, hoy sería el ladrón de este país, y lo veríamos exhibido a todas horas por la tele sacrosanta bajo el eslogan de... "por culpa de este ladrón tu país no avanza".

No necesito ser un mago para ver lo que pasaría...; pero guardando mis reproches en su contra, que los tengo, pero no creo el momento de tratarlos; veo con tristeza que no tenemos líderes nacionales con capacidad de detener esta vergüenza, esta afrenta a la nación; quizá por eso Peña decidió ofrecer el afrentoso espectáculo de que viéramos por la tele el momento en que se ponía en venta nuestro país. Si usted lo vio, no sé qué sintió, o si acaso ni sintió algo, pero en lo personal me sentí vulnerable, porque mientras veía a los funcionarios esperando, luego recibiendo las ofertas por el petróleo, se pasaba la "buena nueva" de que las remesas de los norteños se habían incrementado a una cifra record, inyectándole al país miles de millones de dólares para sacarlo adelante.

Con esto nos dijeron dos cosas: que el petróleo es una mercancía que desean vender y ya; mientras que por otro lado, seguiremos dependiendo de expulsar a los mexicanos a buscar trabajo en otro país... porque el suyo no se lo ofrece... y porque simplemente..., simplemente está en venta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: