martes, 5 de enero de 2016

7108. 2016: INICIO INCIERTO.

Reporte Z

Por Rafael Gómar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

2016: Inicio Incierto.

Abandonarse al dolor sin resistir, suicidarse para sustraerse de él, es abandonar el campo de batalla sin haber luchado.
Napoleón (1769-1821)
Emperador francés.


Comenzó 2016 con más incertidumbres que certezas. El año que recién terminó, el año de la luz según la ONU, al menos nos dejó una certeza: la de nuestro seguro fin (como humanidad) si no cambiamos el modelo económico, político y social que desde hace unos pocos cientos de años ha hecho más daño a la Tierra que en todos los 10 mil años pasados. Lo advirtieron desde hace mucho tiempo los pueblos indios, lo señaló Evo Morales, un indígena, tal vez el único, que es presidente de un país, lo repite una y otra vez el Papa Francisco (que publicó la encíclica Laudato Si), pero los gobiernos poco hacen para detener el tren capitalista que lleva a la humanidad hacia el precipicio.

La locura de la humanidad no sólo se manifiesta en un sistema económico depredador que agotará los recursos disponibles y que provocará convulsiones sociales en todo el mundo sin excepción. No hay lugar para la esperanza en un planeta en donde dos mil millones de personas sobreviven en condiciones inhumanas, en donde el 20 % de la humanidad consume el 86 % de los recursos, y para que eso sea posible millones de hectáreas de bosques son talados cada año para alimentar millones de animales que se destinan a producir carnes, y millones de litros de agua dulce que se derrochan cada segundo en una industria alimentaria, automotriz y militar.

Esta última área productiva, la industria militar llevará a la humanidad a la destrucción tarde o temprano. En los años de la guerra fría y desde los años dorados de la contracultura hippie, al menos la humanidad era consciente del peligro que acechaba en miles de misiles instalados en los países de Europa y en Rusia apuntándose mutuamente. En esos años las manifestaciones contra la carrera armamentista eran encabezadas por locos y locas que no vivían para producir, sino para amar, para recrearse la vida y por eso, porque amaban la vida y eran conscientes del peligro, protestaban y colocaban en los cañones de las armas de los policías, flores.

En los tiempos que corren perdimos la conciencia del peligro, ya no importa nada más que consumir (comamos y bebamos que mañana moriremos).

Los hombres del poder, arrastrados por la ambición, sólo piensan en acumular riqueza y no perder sus privilegios.

La locura de la humanidad se manifiesta en la carnicería del gobierno Teocrático de Arabia Saudita que ejecutó degollándolos como animales sacrificados en honor del dios de la guerra, a 47 personas; entre los ejecutados estaba el erudito clérigo chiíta jeque Nimr Baqr al-Nimr, líder de la primavera árabe y crítico tenaz de los excesos de la monarquía saudita.

En nuestro México, una alcaldesa es asesinada en Morelos, otras dos mujeres fueron asesinadas vilmente frente a sus seres queridos (una empresaria y una mujer que denunció a los asesinos de su pareja días antes de su asesinato), sin contar con la serie de asesinatos contra líderes sociales.
¿Qué podemos hacer?

Ervin Laszlo, músico y filósofo, propone un decálogo con los "diez mandamientos" de la vida responsable que cada persona puede aplicar a su vida cotidiana para forzar el cambio de pensamiento global:

Decálogo para salvar el mundo:
1. Satisface tus necesidades sin mermar las de los demás.
2. Vive respetando el derecho a la vida y al desarrollo de los demás.
3. Salvaguarda el derecho a la vida y a la salud de todas las cosas vivas.
4. Persigue la felicidad, la libertad y la realización personal y de los demás.
5. Ayuda a los menos privilegiados a vivir sin hambre y sin miseria.
6. Preserva o recupera la integridad del medioambiente.
7. Ayuda a los niños y a los jóvenes a que descubran formas de pensamiento y actúen por sí mismos.
8. Pide a tu gobierno que trate a las demás naciones de forma pacífica y cooperativa.
9. Patrocina empresas que no dañen el medioambiente.
10. Escucha sólo a los medios de comunicación que proporcionen información de confianza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: