domingo, 24 de enero de 2016

7177. CHISTES, RELATOS, LEYENDAS Y CUENTOS.

Por EVERILDO GONZÁLEZ ÁLVAREZ.
Ambientalista y articulista.
Desde Zamora, Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

ASAMBLEA EXTRAORDINARIA DEL CONSEJO DEL INFIERNO
Onceava parte.

Me permito recordarles, señores consejeros que estamos aquí para reanudar la Asamblea Extraordinaria que dejamos en receso, —indicó la diabla secretaria del Honorable Consejo General Infiernino, la sabia Concubiana—el punto a tratar es el que quedó pendiente, el de analizar y aprobar qué solución se le da al problema del infierno y determinar cómo seguirá el plan de la tierra de tan excelentes resultados. Pero, mis estimados compañeros—siguió hablando la diabla—en el receso se me solicitó tratar un punto más que es muy importante y es el que hace a que incluyamos en la orden del día, la solicitud de Terqueriba de tener un o una corresponsal de un medio de comunicación del planeta Tierra aquí en el infierno, sería por un poco tiempo, claro, tiempo de la tierra. Nuestra compañera como saben hace poco se le nombró responsable de comunicación de nuestra casa, nuestro infierno, por lo que pongo a consideración de ustedes si tratamos este punto y solicito que quienes estén de acuerdo lo manifiesten.

Nadie objetó nada y por unanimidad se aprobó el punto que quedó asentado en la orden del día.

Como habrán notado ya se integró a esta Asamblea nuestra responsable de Comunicación Infiernina, nuestra estimada diabla Terqueriba para que al final nos explique lo de su solicitud—exclamó la diabla secretaria—

Terqueriba dibujó una leve sonrisa, su importante idea se trataría y para ella era una satisfacción ya que consideraba que sería en el único infierno en el que se tuviera a un ser humano de un planeta, aunque fuera por poco tiempo.

Bueno,- exclamó Concubiana—en el receso se me informó que las propuestas fueron analizadas detalladamente y Luzbel solicitó dar una explicación de los pros y contras por lo que si Divertina, nuestra moderadora, no tiene inconveniente que haga uso de la palabra nuestro buen Luzbel..

Luzbel dio una leve aspirada de azufre,  era una necesidad cuando hacían uso de la palabra, se quedó un poco observando a los presentes y habló. Como ustedes saben—exclamó al tiempo que se acomodaba en su lugar—tenemos una misión que cumplir, he revisado los archivos y resulta que la misma no podemos dejar de cumplirla, no se nos está permitido, no sé qué castigo recibiríamos del Creador, juntaríamos la rebelión que hicimos con una desobediencia y las consecuencias ni siquiera las podemos imaginar. Sí podemos modificar nuestro plan de trabajo, de tal manera que no haya tanta maldad en La Tierra y por lo tanto tengamos una disminución de almas, sin embargo, por pocas que vengan, en pocos años tiempo de allá, no habrá espacio para una sola más, tengan en cuenta que ya tenemos lugares en que hay hacinamiento. Entonces, de las propuestas, sugiero que nos vayamos por la de un segundo piso pero no para todo el infierno, no, vamos a que sea para una quinta parte, con eso será suficiente para albergar almas por varios siglos.

Bueno, bueno,-- intervino Briagoberto a quien habían dado uso de la palabra—el tener una quinta parte de segundo piso puede ser lo mejor, la gran solución solamente que no tenemos expertos en eso de segundos pisos, las almas en esto no pueden ayudarnos y, aún cuando sí se les concediera el poder trabajar en eso, el gran experto no ha llegado y habría que pedir permiso especial al Creador para que una alma trabajara en eso.

No, no, no, -- enfurecido Satanás se puso de pie—¿ cuándo van a entender que ni siquiera deben mencionar eso, jamás haré una solicitud al Creador de lo que sea, no está en mí eso.

 Señor—intervino Divertina con voz apenas perceptible—nuevamente le solicito pida la palabra, no puede estar en contra del reglamento interno interrumpiendo así sea la máxima autoridad..

 Está bien—ya más calmado se sentó el Supremo Gobernante-- 

Ya hace un rato—habló la moderadora Divertrina—que Dinertino solicita el uso de la palabra así que escuchémoslo.

Mis estimados superiores—Divertino hablaba afresado, el tono lo había adquirido en la Tierra—considero que primero debemos de votar las propuestas y, si la del segundo piso resulta ser la de más votos, la solución para construirlo será que una cuadrilla de nosotros aprendamos en el planeta eso de la construcción y asunto arreglado

En uso de la palabra Satanás habló, claro, cierto es que se puede aprender, vamos a votar y pido a Concubiana que continúe.

Bueno—la diabla se puso de pie y solicitó a Escribita que anotara los votos.

Quienes estén por la propuesta de disminuir el trabajo en la Tierra que lo digan, -- la diabla Concubiana  volteaba hacia los lados viendo a los integrantes—nada, ni una y ni uno solo se manifestaba,

Cero votos—exclamó Escribita—
Quienes estén por la propuesta de construir un segundo piso, claro en una quinta parte del infierno, que se manifiesten,. Para su sorpresa todos se manifestaron por esa propuesta.

Bien—exclamó Concubiana—por unanimidad se aprueba la propuesta, no tiene caso seguir con más así que se da por terminado el punto con el que iniciamos.
                             
Continuará.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: