miércoles, 3 de febrero de 2016

7232. DÍA DE LA CANDELARIA.

Por EVERILDO GONZÁLEZ  ÁLVAREZ.
Ambientalista y articulista.
Desde Zamora, Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

PRIMERA PARTE

Ayer martes 2 de febrero terminó el ciclo de la Navidad en México, por ello, en muchos poblados se acostumbra levantar al niño que lucía en el Nacimiento para vestirlo con las mejores ropas y accesorios durante esa fecha, lo conocemos como levantamiento del Niño Dios y lo normal es que se haga el Día de la Candelaria, aun cuando muchas familias hacen el levantamiento cualquier día después del 25 de Diciembre.

La tradición dice que el Niño Dios es sacado de su pesebre por la madrina que lo acostó en Nochebuena, se acostumbra en algunas familias tener dos madrinas o padrinos para el acostamiento el 24 de Diciembre y el levantamiento en los días siguientes teniendo fecha límite el 2 de Febrero. El niño es vestido con rica ropa de tela brillante, esta tradición aún sobrevive hoy en día. En los mercados se pueden adquirir todos los detalles necesarios para confeccionar su indumentaria, incluyendo el halo que rodeará su cabeza. Por lo general, los vestidos son hechos en casa.

Una vez vestido el niño, se sienta en una bandeja adornada con guirnaldas de flores y dos cirios y es llevado en procesión a la iglesia, donde es bendecido por el sacerdote. De regreso a casa se guarda, junto con las demás figuras del Nacimiento, esto se acostumbra en las comunidades indígenas.

Las velas se conservan porque, según la creencia, protegen a sus poseedores contra tempestades. El hecho hace recordar el relato de Fray Toribio de Motolinia quien decía en 1541: “En la fiesta de la Purificación y Candelaria traen sus candelas a bendecir, y después que con ellas han andado la procesión, tienen en mucho lo que les sobra, y guárdanlo para las grandes enfermedades, truenos y rayos, y para otras necesidades”.

Quizá en el ciclo navideño, más que en ninguna otra celebración, se aprecia cómo las primeras enseñanzas del siglo XVI dejaron los nuevos ritos bien establecidos y cómo los indígenas, a su vez, los elaboraron para crear con el tiempo algo muy mexicano, unas fiestas alegres y llenas de gozo, que no se parecen a ninguna de otra parte del mundo.

El grupo Amigos de la Cruz de la Beata, año con año lleva a cabo la romería Levantamiento del Niño Dios y se realiza el domingo más cercano al 2 de Febrero, este 2016 fue el pasado domingo 31 de Enero en que el Lic. Fidel Martínez Acevedo recibió el Niño Dios ya que a partir de este año y los siguientes 2017 y 2018 fungirá como el padrino.

Eran las 7 de la mañana y ya frente a la comunidad de Canindo estaba el buen amigo Miguel Martínez ofreciendo atole y tamales a quienes irían a la cima del cerro acompañando al Niño Dios a la celebración de la Santa Misa. El levantamiento se convierte en una romería a la que asiste una buena cantidad de personas.

La tradición de la fiesta de  la Candelaria inicia en España y vamos a conocer su historia.

La Fiesta tiene dos nombres: Fiesta  de Nuestra Señora de la Candelaria y Fiesta de la luz, es una fiesta popular celebrada por los católicos, en honor de la Virgen de la Candelaria, advocación mariana aparecida en Tenerife-- Islas Canarias--, al suroeste de España, a principios del siglo X. Tiene lugar el 2 de febrero, Día de la Candelaria, y en algunos lugares  se extiende durante variados días. Inicialmente la fiesta de la Candelaria o de la Luz tuvo su origen en el Oriente con el nombre del Encuentro, posteriormente se extendió al Occidente en el siglo VI. Aunque según otros investigadores, esta fiesta tuvo su origen en la antigua Roma, donde la procesión de las candelas formaba parte de la fiesta de las Lupercales. La celebración significa fiesta de las Velas y conmemoración de la aparición de una imagen de la Virgen.

Su fiesta se celebra, según el calendario o santoral católico, el 2 de febrero en recuerdo al pasaje bíblico de la Presentación del Niño Jesús en el Templo de Jerusalén y la purificación de la Virgen María después del parto, para cumplir la prescripción de la Ley del Antiguo Testamento.


Continuará. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: