viernes, 12 de febrero de 2016

7276. EL PAPA FRANCISCO: UNA OVEJA ENTRE LOBOS.

Reporte Z

Por Rafael Gomar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

El Papa Francisco: una oveja entre lobos.

La traición supone una cobardía y una depravación detestable.
Barón de Holbach (1723-1789)
Filósofo francés.


El cartón de Helguera, caricaturista de La Jornada titulado “Pásele a lo barrido” es un fiel reflejo de lo que pasa con la visita del Papa Francisco. Un país maquillado y en primera fila, los responsables de la terrible situación en que estamos: políticos y grandes empresarios.

Como carta de bienvenida, el Papa Francisco leerá (si lo dejan) en la masacre del penal de Topo Chico en Monterrey, la atroz realidad de un pueblo golpeado por la violencia. El pueblo ama al Papa Francisco y lo recibirá con los brazos abiertos, sin duda la presencia del Papa es un bálsamo en medio de tanto dolor. El Papa de los pobres arribó ayer a un país donde la pobreza material se agudiza a causa de la miseria espiritual que se retrató sin matices en la salvaje pelea en el penal mencionado pero que tiene su origen en la corrupción de la clase política.

La miseria espiritual del pueblo de México ha sido fomentada por una clase política y empresarial que hipócritamente llama a la concordia, y tiene causas profundas que no se resolverán con una visita papal porque es un problema sistémico con hondas raíces y que se puede definir en tres frases: una profunda desigualdad, una corrupción creciente y un pacto de impunidad inmoral entre la clase política.

Francisco estará prácticamente como una oveja rodeada de lobos, y esto no sólo por los políticos y oligarcas mexicanos que lo rodearán, sino entre la curia romana que lo detesta por su compromiso con los pobres; el Papa Francisco también encontrará una fuente de renovada energía en el cariño del pueblo de México.  
                                              
De acuerdo a un reportaje del Corriere de la será que penetra en las entrañas del Vaticano, sólo un 20 % de los altos prelados de la curia romana están del lado del Papa Francisco, un 70 % mantiene una actitud indiferente y nada de muertito en espera de que Francisco muera y con él sus ideas revolucionarias, el restante 10 % es el bloque duro de los altos prelados que ven en el Papa Francisco una amenaza a sus privilegios y su poder económico. A pesar de representar sólo un 10 % este grupo de cardenales y altos funcionarios del Vaticano tiene una gran influencia sobre el 70 % de los indiferentes.

Crítico implacable del sistema neoliberal inhumano, Francisco ha sido calificado por sus enemigos como un Papa “comunista” por condenar abiertamente la corrupción y la concentración de la riqueza que ha generado una minoría privilegiada (el famoso 1%) y una mayoría empobrecida y como consecuencia de este abuso un desequilibrio ecológico que pone en peligro a la humanidad.

Los altos jerarcas de la Iglesia, los políticos y los grandes magnates beneficiarios del sistema estarán de plácemes y junto con Televisa y TV Azteca se regodearán con lo superficial: qué come el Papa, lo hermosas que son las canciones que le dedican, cómo gritan y lloran las multitudes, y en fin, el culto a la personalidad de un hombre que vive como oveja entre lobos, en su propia casa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: