domingo, 14 de febrero de 2016

7281. UN SOCIÓLOGO PODRÍA SER EL PRÓXIMO NOBEL DE ECONOMÍA.

Por el Lic. Washington Daniel Gorosito Pérez.
Sociólogo, docente universitario, investigador y poeta.
Desde el Estado de Guanajuato. México. Para
Tenepal de CACCINI

Mark Granovetter es un Sociólogo estadounidense, Profesor y Director del Departamento de Sociología de la Universidad de Stanford. Desde hace tiempo, ejerce el liderazgo en Teoría Sociológica Económica y Redes Sociales.

Uno de sus aportaciones a la Economía está en la vertiente crítica que tiene sobre la teoría de los costos de transacción. Según Granovetter, las transacciones económicas  están siempre condicionadas por el contexto social. De ahí que este Sociólogo le confiere especial importancia a las relaciones personales y las redes que forman estas relaciones  (Social Networks) que se supone generan confianza evitando actitudes oportunistas.

Partiendo de lo que se conoce como cuasiformas, formas intermedias de organización económica entre mercados y jerarquías. Granvetter sostiene que “El concepto de eficiencia utilizado en la economía tiene una aplicación restringida en el estudio de las Organizaciones”. Recordemos su trabajo “Acción Económica y Estructura Social, el problema del arraigo”. En este sugiere que la actividad económica no sólo comprende los individuos aislados, sino también las interconexiones.

Por otra parte tengamos presente que Granovetter, fue un pionero que generó la idea que la mayoría de las cuestiones habitualmente identificadas, como “económicas”, pueden ser analizadas de manera ventajosa gracias a las herramientas conceptuales y a los métodos sociológicos. Sostiene que la acción en economía se encuentra imbricada o (“embedded”) en lo social. Este postulado se orienta de manera fundamental a tres áreas temáticas claves para el desarrollo de la Sociología económica, sobre: a) la teoría de la acción; b) la representación dinámica de la Economía y el sesgo histórico y c) la construcción social de la Economía.

Estos tres elementos constituyen las bases del aparato conceptual sobre las que se apoyan los trabajos en Sociología económica. Para Granovetter una de las tareas de la Sociología económica es determinar las circunstancias en las cuales las personas tienden a dejar a un lado la sospecha que la elección racional les aconsejaría mantener. De ahí que Granovetter sostiene que toda acción económica está incrustada (“embedded”) en contactos particulares de redes sociales y aquellas relaciones, o redes, deberían ser objeto de estudio sociológico.

Por lo tanto Granovetter analiza como la economía neoclásica ha subsocializado la idea del comportamiento económico a partir de las nociones de un hombre como ser racional “asocial” y propone relevar la importancia de las estructuras sociales (redes) en las que se inserta este individuo, así como dar mayor importancia a conceptos claves como confianza y reciprocidad.

El Sociólogo considera que los “lazos débiles” de conexión entre personas pueden ser más importante de lo que parecería ser en determinado tipo de transacciones. Plantea como fundamentales,  la búsqueda de trabajo o la definición de proyectos. La fuerza de los enlaces que se caracteriza por la combinación de tiempo que pasamos juntos, la intensidad emocional, la intimidad y la reciprocidad  entre los agentes A y B. Denomina “fuerza de un vínculo” a una combinación de tiempo e intensidad.

De ahí que coordinación social dependerá tanto de los vínculos fuertes como las relaciones familiares, de amistad o compañerismo, como de los vínculos establecidos con anterioridad con otros actores con los que hasta entonces  había tenido poco o ningún contacto.

Si bien la Real Academia Sueca se reserva los nominados al Premio Nobel de Economía, se sabe que desde el 2014, Mark Granovetter está en la lista de candidatos que podría obtener el galardón, en su caso con un sentido más amplio de la economía y su relación con disciplinas “vecinas”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: