lunes, 15 de febrero de 2016

7284. EL PAPA FRANCISCO: UNA OVEJA ENTRE LOBOS (III).

Reporte Z

Por Rafael Gomar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

El Papa Francisco: una oveja entre lobos (III).

"la búsqueda del beneficio de unos pocos en detrimento de las mayorías se vuelve un terreno fértil para la corrupción, el narcotráfico, la exclusión, la violencia, el tráfico de personas, el secuestro y la muerte”.
Papa Francisco.


El Papa Francisco llegó del Vaticano en donde lobos como il capo Bertone y sus secuaces lo rodean acosándolo rabiosamente, en México, los lobos de la política lo utilizan y se toman selfis con él. Una foto expresa más que mil palabras: el Papa consternado aparece flanqueado por una actriz y un presidente promotor de la corrupción en el acto de recepción que tuvo lugar en Palacio Nacional. Los hipócritas que mantienen al pueblo de México postrado tuvieron el cinismo de pedir una bendición al Papa coreando en grupo “!Bendición, bendición!”, pero Francisco no cedió, al menos en esto fue congruente.

Astutamente el gobierno de Peña Nieto lo recibió como jefe de Estado y al hacerlo así maniató al reformador argentino, que para muchos ha hablado claro y fuerte mientras que para otros ha sido demasiado diplomático.  El Papa tiene la oportunidad de demostrar que su promesa de hablar claro no fue una valentonada al estilo dramático de los tangos argentinos: temas como los sacerdotes pederastas y los desaparecidos de Ayotzinapa (cuyos padres esperan una oportunidad de hablar con él) esperan.

El domingo en Ecatepec, Estado de México, el Papa siguió su itinerario, un espacio emblemático porque es territorio del famoso obispo MillOnésimo Ce(n)peda, un obispo que retrata a los jerarcas católicos amantes del dinero, el poder, los buenos vinos y la buena comida. A ellos llamó la atención el Papa Francisco tratando de despertarlos de su letargo, de su amor por la buena vida y las malas compañías, creo que es un regaño inútil, la mayoría de los jerarcas mexicanos decidieron que su opción preferencial serían los ricos y los poderosos, los políticos, los potentados, no los pobres que no les pueden dar ni un taco de frijoles.

Los que conocen los escandalosos casos de pederastería y la protección que los jerarcas católicos han dado a los sa-cerdotes, esperan una condena abierta y definitiva del Papa Francisco; uno de los más encumbrados es sin duda el arzobispo Norberto Rivera Carrera, admirador del temible Marcial Maciel, pero no es el único caso, lamentablemente.

En Hidalgo Andrés Manuel López Obrador expresó que comparte el diagnóstico del Papa Francisco. López Obrador es el único político que habla claro de la mafia que somete a México, en relación a la condena del Papa ante Peña Nieto de que “la búsqueda del beneficio de unos pocos en detrimento de las mayorías se vuelve terreno fértil para la corrupción, el narcotráfico, la exclusión, la violencia, el tráfico de personas, el secuestro y la muerte”, López Obrador afirmó que el Papa no puede hacer más “pero nosotros sí debemos seguir luchando para transformar esa realidad de opresión, de injusticias, de privilegios”.

López Obrador agregó: “Ese es el diagnóstico, por eso es la tragedia nacional de que se beneficia a una minoría, a un pequeño grupo. No hay gobierno para el pueblo; el gobierno está secuestrado por una mafia del poder y eso es lo que ha llevado a esta debacle, a esta degradación, a esta decadencia. Por eso es nuestra lucha. Claro que coincidimos con el Papa, con su diagnóstico. Pero a nosotros nos toca cambiar esa realidad, primero como mexicanos y segundo como dirigentes sociales."

Tiene razón el político tabasqueño, a los hombres y mujeres de buena voluntad, a los mexicanos conscientes nos toca luchar por cambiar esta realidad, no al Papa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: