jueves, 18 de febrero de 2016

7308. FRANCISCO, EL DIABLO COMULGÓ EN ECATEPEC.

Enviado por SINEMBARGO.
Desde la Cd., de México. Para
Tenepal de CACCINI

Por Gustavo De la Rosa.
Febrero 16, 2016 - 00:00 hrs.


============================================

Tal vez nuestros políticos y altos prelados pensaban que Bergoglio iba a mantener la sana distancia que mantuvo con los gobernantes de Cuba y en Estados Unidos, y que iba a apoyar subliminalmente al régimen.
Foto: Cuartoscuro

No pasaron ni 24 horas de la llegada del Papa a México cuando ya había puesto pintos a los altos mandos de la Iglesia y el Gobierno.

Corruptos, poco solidarios, divisionistas, cómplices de los narcotraficantes, alejados de la gente, grillos politiqueros… en fin, no se requiere ser muy inteligente para entender lo dicho y lo que va entre líneas. Es fácil ubicar a quienes han caído en las tres tentaciones de las que nos advierte Francisco, quienes explotan, engañan y disfrutan de placeres y poder a costillas de los habitantes del país.

Cuando dice el diablo está muy bien pintado y “con él no se negocia”, Francisco habla de un demonio de carne y hueso.

Tal vez nuestros políticos y altos prelados pensaban que Bergoglio iba a mantener la sana distancia que mantuvo con los gobernantes de Cuba y en Estados Unidos, y que iba a apoyar subliminalmente al régimen, pero otra vez un estadista extranjero exhibió nuestras miserias al mundo.

Hay mucha diferencia entre Castro y Obama y Peña Nieto, pero los que disfrutan de las mieles del poder se creen todas las mentiras que se cuentan; con las conferencias de motivación que acostumbran entre sí, ya están convencidos de que para ser basta con la voluntad de querer serlo.

Con todo cinismo fueron a persignarse, rezar en público y comulgar, como si los mexicanos no supieran que sólo deben hacerlo los que tienen limpia la conciencia. ¿Quién se los va a creer? Además, en México todavía tenemos un esquema laico de Gobierno que los servidores públicos deben respetar.

Pero más que el legado de Benito Juárez les importa la toma de televisión precisa y la difusión de la fotografía en Twitter

Creo que ya nuestros líderes perdieron sus expectativas en el Papa y, aunque les queda aún un día más de vergüenzas, al final vamos a encontrarnos con los funcionarios, cardenales, arzobispos, y empresarios aclarando que todos son casos aislados, exageraciones y errores en la percepción del Santo Padre y que “la corrupción somos todos”; no faltará el que quiera maltratar al representante del Vaticano como se hizo con Juan Méndez el relator de la ONU.

Pero aunque se justifiquen con el pueblo, muchas personas en el extranjero van a ver a México como a Angola, o Haití, o hasta el Pakistán de Musharraf.

Mientras tanto, en Juárez los mercaderes del mal siguen aprovechando la gran expectativa por la llegada de Francisco: Una habitación de 800 pesos está a 4 mil 500; las tiendas, gasolineras y restaurantes no permiten usar los sanitarios si no haces buenas compras; los platillos se venden al doble, y las maquiladoras recuperarán el día imposible de laborar obligando a los obreros a laborar tiempo extra gratis.

Y las víctimas de la guerra contra el narco siguen esperando que el gobernador firme la Ley para su protección.

Gustavo De la Rosa
Es director del Despacho Obrero y Derechos Humanos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: