sábado, 20 de febrero de 2016

7316. UMBERTO ECO: “LA UNIVERSIDAD PARA UNA ÉLITE”

Por el Lic. Washington Daniel Gorosito Pérez.
Sociólogo, docente universitario, investigador, ensayista y poeta.
Desde el Estado de Guanajuato. México. Para
Tenepal de CACCINI

En homenaje a Umberto Eco-1932-2016-Q.E.P.D

¿Quién es el irreverente que ha osado decir lo que titula este artículo en época en que el “populismo educativo” se ha hecho presente en muchos países y universidades? Derecho a la educación, obvio, pero también obligaciones ante esta y máxime en la educación superior.

Umberto Eco es italiano de nacimiento, Doctor en Filosofía por la Universidad de Turín. Su Tesis doctoral trató el tema del El problema estético en Santo Tomás (1954). Su amor por la filosofía tomista y la cultura de la Edad Media europea se verá reflejada en gran parte de su obra, la cumbre en esa temática será la novela “El nombre de la rosa” (1980), que será llevada al cine y magistralmente actuada por Sean Connery.

Su última novela publicada este año es Número Cero, en la que un grupo de periodistas se reúnen para lanzar una revista en los años 90´del siglo pasado. El objeto será presionar y chantajear al poder con la información recopilada. Entre múltiples premios y distinciones recibió en el 2000 el Premio Príncipe de Asturias.

Las declaraciones que generaron polémica, las realizo justamente horas antes de recibir el Doctorado Honoris Causa de la Universidad de Burgos en España. El catedrático de Semiótica de la Universidad de Bolonia considera que la gran cantidad de alumnos y la sustitución del catedrático por Internet, son los principales problemas que hoy están viviendo las universidades.

Según el investigador italiano, el exceso de estudiantes entorpece la actividad académica y aboca a las universidades a la crisis, mientras que el crecimiento y la influencia de las tecnologías de la información y comunicación (TIC) han ido cambiando la relación existente entre los alumnos y docentes de manera radical desde la “explosión” de Internet, el acceso a la información a través de la red, en parte está sustituyendo el papel del catedrático según Umberto Eco.

El escritor que recibió su 40º Doctorado otorgado por universidades distribuidas a lo largo y ancho del planeta, enfocó sus palabras a la situación actual de Europa. En Europa “hay más cultura de lo que parece”. Europa acusa una tradición común e incluso parte de los principios legales comunes en el Derecho Romano, defendiendo el pensador italiano la esencia y tradición del “viejo continente”.

Considera que cuando se está en Europa, no parece tan claro que exista una cultura común. Citó experiencias de visitas a universidades estadounidenses, donde se aprecia claramente cómo los estudiantes y profesores guardan una mayor relación entre sí.

Refiriéndose a las universidades, Eco fue irónico en el hecho de que en cada país se piense que las propias funcionan mal y el resto son mejores, cuando los problemas son comunes, al menos en el caso de Europa. De ahí que considera que hay que regresar a “las mejores épocas universitarias” que fueron en momentos en los que estas instituciones nacidas en la Edad Media, abrían sus puertas a un número acotado de alumnos.

En América Latina estamos  ante el desafío de la “masividad” en las universidades y lo que plantea Eco es el dilema masividad- excelencia, pero la única manera de lograr esto es que “todos” puedan acceder a cursar estudios superiores pero respetando el mérito. Si hay una administración correcta por parte de las universidades de esa “masividad” estudiantil, se puede lograr un aumento de la masa crítica, el talento y la excelencia.

Ante las palabras de Eco, Guillermina Tiramonti, politóloga y coordinadora del Área de educación y sociedad de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO) externo: “el problema de las universidades no es Internet, sino que no están haciendo el uso debido de éste”.

Si vamos a la etimología del término elite, ésta proviene de la francesa élite, que a su  vez viene de eligere, cuyo significado es “elegir o seleccionar”, creo que por ahí va el mensaje de Umberto Eco, seleccionar a lo mejor, siempre hablando intelectualmente.

Umberto Eco ha defendido una cultura “que siempre debe estar en crisis”, porque es “una crítica de la existencia” y ha asegurado que los intelectuales “no deben salvar al cultura, sino producir”. Y vaya que este pensador ha producido  elementos fundamentales en el mundo de la semiótica- literaria- cultural desde los 70 del siglo pasado y sigue produciendo polémica con sus ideas como “sólo la élite a la Universidad”, tema que bien vale la pena reflexionar…

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: