miércoles, 24 de febrero de 2016

7325. CUMPLEAÑOS 61 DE LA CRUZ DE LA BEATA.

Por EVERILDO GONZÁLEZ ÁLVAREZ.
Ambientalista y articulista
Desde Zamora, Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

CUMPLEAÑOS 61 DE LA CRUZ DE LA BEATA.
Primera parte.

Tiene su poema, tiene su leyenda “La leyenda de la Beata y sus Enamorados” escrita por Everildo González Álvarez que involucra los cerros de Tancítaro, Patamban y los Cuates, graciosa leyenda. La Beata es más que un poema o una leyenda, es el cerro representativo de Zamora y fue merecedora de que sobre de ella, en su cúspide, se construyera una capilla y una cruz. La capilla para quienes pudieran ir a rezar, los que suben y cansados llegan a disfrutar del paisaje, a dar gracias a Dios Nuestro Señor, una capilla pequeña, pero muy acogedora y con lo necesario para la celebración de la Santa misa que los días de romería, un sacerdote celebra. Una capilla que ahora en este 2016, ya se encuentra totalmente destruida, siendo necesaria su reconstrucción.

Este 13 de Marzo vamos a festejar los 61 años de que la Cruz de La Beata que fue bendecida por el Sr. Obispo en 1955  y por supuesto que vamos a conocer la historia desde que García Urbizu tuvo la gran idea de que La Beata volviera tener una Cruz y agradezco al buen amigo J. Jesús Herrera Contreras el permitir publicar la información de su revista Santuario. Debo decir que, como veremos más adelante, al evento subieron más de 16 mil personas incluyendo al Sr. Obispo, ese día los comercios cerraron y hubo un programa que incluía mañanitas. De verdad que hubo tanto gusto por el evento que, unos días antes, solo se hablaba de la bendición y tanta gente subió que, en algunos tramos, era difícil el ascenso, no por que estuviera mal el camino sino por las personas que no cabían.

Mencionaba García Urbizu. que quien fue Canónigo del Obispado de Zamora, Dn. Ignacio Aguilar decía que al cerro La Beata lo llamaban así porque los purépechas llamaban al Valle Xuenguagueo que significa lugar de verdura y a los cerros Alto y Alto que así llamaban los fundadores, se les empezó a, llamar La Beata y La Beatilla porque en los años 1600 a 1650 pertenecían a Dña. Teodora Méndez y su hija Cayetana señoras muy virtuosas, les llamaban Beatas.  ¡La Beata, montaña sagrada de Zamora¡ altiva y señorial que avasalla el espíritu. Trágica encrespada en las tempestades; mansa, risueña y apacible en los  crepúsculos. Montaña de luz de horizontes abiertos hasta el Océano Pacífico.

Hace pocos años se decía que “La Cruz de La Beata con sombrero, en Zamora seguro aguacero. Y que Cuando La Beata tiene toca y San Ignacio Sombrero, seguro aguacero. Añado que el San Ignacio, si no estoy mal es el cerro que está atrás de Ocumicho Ya ahora eso es poco frecuente, el Cambio Climático todo cambia.

La cruz, que desde diferentes puntos de la región es visible y que más lo era cuando tenía los espejos o estaba iluminada. La cruz, que es la última que La Beata ha tenido, pues Francisco Paulino del Corazón de Jesús García Urbizu quien fuera el primer Cronista de Zamora, dos veces presidente municipal, pionero de la cinematografía, primer director de cine en México y escritor, nos dice en su publicación de 1954 La Cruz de La Beata “para conmemorar la definición del dogma de la Inmaculada, se erigió una Cruz en la cumbre de La Beata, fue en 1904 y fue el 10 de Diciembre cuando el Excmo. Sr. José de Jesús Fernández que había sido nombrado Obispo Coadjutor del Obispo Cázares, bendijo una Cruz en La Beata,  el tiempo la destruyó, lo acompañaban los señores Canónigos Méndez del Río e Ignacio Aguilar, el padre Garnica y centenares de personas que, además, se quedaron a la celebración de la misa.. La Cruz era de 12 metros de madera y fue hecha por Antonio Lozornio y el acto fue amenizado por Petronilo González.

García Urbizu mencionaba que desde tiempo inmemorial ha habido cruces en La Beata. Ya por 1870 existía una. En La Beatilla plantó una el padre Alberto Mir el 6 de Enero de 1893 y en Abril de 1921  los PP. Redentoristas pusieron una en la falda del cerro, y en 1937 el padre Ochoa y sus Tarsicios colocaron otra Cruz Ahora en el centenario de esa gloriosa fecha, Dios mediante, construiremos una Cruz de cemento armada que resista a los embates del tiempo y marque a los venideros, las cristianas rutas por las que siempre ha caminado Zamora. Para realizar estos trabajos, ha quedado constituida la siguiente JUNTA ORGANIZADORA: “Luis Jiménez, Lic. Arturo Rodríguez, Teófilo Pérez, Luis López, Carlos Jiménez—tesorero—, Carlos Escalona, José Verduzco Haro, Francisco García Urbizu”.

CONTINUARÁ

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: