viernes, 26 de febrero de 2016

7345. PRÍNCIPES CORRUPTOS.

Reporte Z

Por Rafael Gomar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

Príncipes Corruptos.

La descomposición de todo gobierno comienza por la decadencia de los principios
sobre los cuales fue fundado.
Montesquieu (1689-1755)
Escritor y político francés.


Las palabras más fuertes  del Papa Francisco en su visita a México fueron contra los obispos, los pastores con olor a perfumes caros. Los príncipes de la Iglesia católica se encuentran en un dilema: o escuchan las palabras de su líder y cambian radicalmente de vida, o siguen adelante en su camino de corrupción y mentira. Una vez liberado de la presión del gobierno federal, en el avión que lo llevó de regreso al Vaticano el Papa contestó una pregunta sobre uno de los temas olvidados en tierras mexicanas, los curas pederastas y sus protectores de la alta jerarquía: "Un obispo que cambia a un sacerdote de parroquia cuando se detecta una pederastia es un inconsciente y lo mejor que puede hacer es presentar la renuncia”. La indirecta del Papa iba al corazón de un prelado mexicano adicto al poder: Norberto Rivera Carrera.

Ni tardos ni perezosos los paparatzi mexicanos confrontaron a Rivera Carrera, el arzobispo encubridor de pederastas de la ciudad de México que evadió contestar con un enfático “no sé lo que dijo” el Papa, ante la insistencia del reportero que le informó que el Papa dijo en el avión en su viaje de retorno a Roma desde México,   Rivera Carrera contestó “No sé, yo no iba en el avión”, en otras palabras al cardenal le vale lo que dijo el Papa.

Rivera Carrera es uno de los príncipes corruptos de la Iglesia, esa casta privilegiada que nada tiene que ver con el mensaje de Cristo. Rivera pertenece a la mafia vaticana que detesta al Papa, no hay que darle vueltas, el sujeto representa lo peor de la Iglesia y además revela las complicidades entre los altos jerarcas de la Iglesia y el poder político.

Los dos poderes, el político y el religioso se llevan bien y se cobijan mutuamente, es el conocido Pacto de impunidad del Partido del Pacto Contra México (PPCM) que se extiende más allá de las fronteras del país como lo evidenció el caso del ex presidente del PRI, Humberto Moreira.

Igual reaccionaron los corruptos políticos encabezados por Peña Nieto en la recepción al Papa, escucharon las palabras del Papa y minutos después seguían como si nada. A los católicos que temblaban de emoción emocionados hasta las lágrimas viendo al Papa a lo lejos o por televisión, las palabras del Papa no les cambiarán la vida.

Las similitudes entre las mafias vaticana y del PPCM son muchas, lo mismo que el enfoque estratégico para combatir a sus “enemigos”: lo mismo que el sistema partidocrático se ha dado a la tarea de acabar con las normales rurales a quienes considera un foco de insurrección, los príncipes de la Iglesia están obsesionados con destruir cualquier alternativa preferencial por los pobres, Rivera está empecinado en destruir el proyecto de formación de seminaristas del sureste en Tehuacán porque lo considera un peligro. Esa es una de las razones del éxodo de católicos en la misma zona y del crecimiento de otras religiones.

Del otro lado está a Iglesia de los pobres, la que brilla entre  la oscuridad de la corrupción y la pederastia, la que se la juega con los pobres. El Papa Francisco no oculta su inclinación por las corrientes populares, en Argentina viajaba en camión, en el Vaticano vive en una modesta casa, no aceptó vivir en un palacio como todos los jerarcas o “príncipes”. El Papa lo sabe: la iglesia de los pobres no aparece en los noticiarios de televisión, ni en las notas de sociales, pero es la fuerza que mantiene viva a la institución y la que seguirá perseverando cuando los palacios estén en ruinas y el brillo del oropel se haya opacado.
………………………
El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, llamó a "profundizar la descriminalización" de los consumidores de droga. Es decir, avanzar en la detención de narcotraficantes más que en la persecución de usuarios.

Advirtió que las cárceles federales están saturadas de jóvenes sentenciados por narcomenudeo (60 por ciento del total de los reclusos). El caso de las mujeres –madres casi todas– es más dramático, porque el porcentaje sube a 80 por ciento. La gran mayoría fueron aprehendidas en situaciones no violentas, sin portar armas y, sin embargo, purgan penas desproporcionadas.

Del total de los internos, igualmente en centros federales de readaptación social, en 41 por ciento de los casos relacionados con la mariguana el valor de la sustancia que poseían fue inferior a 500 pesos. "Lo anterior ha resultado en un aumento exponencial de la población penitenciaria", advirtió.

Si bien desde 1994 el consumo dejó de ser un delito, esta medida debe ser consistente con lo relacionado a la posesión, transporte y uso personal de las drogas, dijo.

En la inauguración del segundo foro del debate nacional sobre el uso de la mariguana, dedicado al tema Ética y derechos humanos, el secretario fue cauto en no fijar una posición sobre aumentar el nivel permitido legalmente para el autoconsumo de droga.

Sin embargo, precisó que mientras en México ese límite, para el caso de la cannabis, es de cinco gramos, en otras regiones del planeta es mucho mayor (hasta 28 gramos); para la cocaína la relación es de medio gramo permitido en nuestro país, por un gramo aceptado como tendencia mundial.

Por ello es necesario que los legisladores aborden el particular, atajen los huecos en la norma, porque en muchos casos se juzga a un sujeto por narcomenudeo cuando en realidad puede ser autoconsumo e incluso "aprovisionamiento" para el futuro inmediato.

“Se trata de contar con una legislación clara que no dé lugar a interpretaciones erróneas (…) debemos preguntarnos si el marco normativo en materia de control de sustancias ilícitas es el mejor posible. O si por el contrario existen incongruencias que no han permitido poner fin, en la práctica, a la criminalización de los consumidores”, dijo.

Señaló, como lo hizo en el primer foro, la necesidad de avanzar en la prevención del delito y de la drogadicción.

Sobre los derechos fundamentales y la ética, indicó que cada quien debe gozar plenamente de las libertades que marca la Constitución.

Previamente, el presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, Luis Raúl González Pérez, advirtió que en el debate en torno al uso de drogas se deben atender no sólo las manifestaciones externas de este fenómeno, sino también sus causas generadoras. Del mismo modo, "conciliar" las dimensiones individuales y colectivas; no dar la espalda a una realidad que desafía a la sociedad, y entender el problema.

Igualmente, revisar las normas aplicables para permitir los usos medicinales o terapéuticos, así como lograr que de manera real y efectiva el consumidor no sea criminalizado y perseguido.

"Ojalá el debate público sobre la mariguana dé pie a una revisión general sobre la política de drogas en nuestro país a la luz de los derechos humanos, así como sobre los factores que han permitido o propiciado llegar al estado actual de cosas que vivimos", señaló durante la inauguración del foro, al que asistieron funcionarios federales y estatales, así como abogados y académicos de diversas especialidades.

El ombudsman subrayó que el debate del problema no puede verse como algo incidental o secundario, sino como una verdadera necesidad que demanda atención urgente.

Las conclusiones de los foros serán entregadas al Congreso de la Unión. Al respecto, el subsecretario de Derechos Humanos de Gobernación, Roberto Campa, dijo que ya están en pláticas con los legisladores, a fin de que se "armonice" el cúmulo de propuestas derivadas de estos encuentros regionales con la eventual generación y reforma de las leyes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: