lunes, 29 de febrero de 2016

7360. LA CORRUPCIÓN COMO FORMA DE SER.

LA ECONOMÍA Y USTED

Por. Eliseo  Castillo A.
Economista analítico.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

NOSTALGIAS HABANERAS

Camino, te ando, te respiro,
me sabes a lo que sabe un suspiro,
el lento  y cadencioso vuelo de las aves,
lo se, me manda a saber que sabes,
a mañanas cálidas y a sonrisas,
a personas hermosas que andan sin prisas,
regando la idea de amigos por cualquier parte;
sonrisa en mano, abiertos los brazos,
prisa real por nunca decir adiós.
la Habana de cada tarde, ayer te tuve,
calurosa, amorosa y  penetrable,
mañana, lo se, volveré a buscarte.

eliseo.

El ex-gobernador y ex-presidente del PRI nacional, Humberto Moreira sigue siendo investigado en los Estados Unidos y en España por corrupción, y sospechas de complicidad con el narcotráfico. Pero en México, donde se deberían tomar las precauciones de caso, se hace todo lo posible por protegerle, se cuida su deteriorada imagen en los medios... ¡que los medios y comunicadores a las ordenes del gobierno se encarguen de lavar su deteriorada imagen!

El anterior gobernador de Veracruz y el actual, están señalados como corruptos cómplices con el crimen organizado; y en lugar de que el estado mexicano actúe en su contra, se les protege, al primero se le manda a Barcelona como parte del aparato diplomático de México (se le llama exilio dorado); mientras que al segundo, se le toleran cuantas trapacerías realiza en contra de la sociedad en general.

De hecho estas tres figuras deberían estar en la cárcel, dado su pasado y presente en la vida pública, viviendo a expensas de nuestros impuestos, en cambio, viven como virreyes intocables, y desde luego se birlar de nosotros; los ingenuos mortales de todos los días, que sobrevivimos de alguna manera. Claro, ellos se asumen como parte de una casta especial, así se ven.

¿Qué les distingue a estos tres políticos sospechosamente protegidos por el gobierno de Peña Nieto, aun en contra de las acusaciones que se realizan en el extranjero?

Los tres son priístas cercanos al grupo que llevó al poder a Peña Nieto, así nada más. Curiosamente, en el gobierno de Moreira las finanzas del estado de Coahuila sufrieron el peor endeudamiento de su historia; hoy ne día siguen sin ser aclarados los manejos; mientras que su tesorero se encuentra preso y confeso en una cárcel de Los Estados Unidos. Al mismo tiempo, durante la campaña del citado Peña, fue detenido a un grupo de funcionarios del gobierno de Veracruz con 25 millones de pesos en maletas que al parecer eran destinados a la campaña del mismo. Misma práctica muy socorrida por el anterior gobernador del mismo estado (Fidel herrera), quien ahora goza de las mieles de la inmunidad diplomática, y obvio, de la impunidad a la mexicana.

Los tres políticos representan la grotesca caricatura que se mantiene del viejo PRI; son los nuevos cuadros, con las mismas mañas, pero con mucha más saña en contra de la sociedad que han sometido a lo largo de casi un siglo de vida del partido todo poderoso (PRI: desde su fundación en 1929, con el nombre de PNR).

En defensa de su actitud, podemos decir que ellos no inventaron este tipo de corrupción con que se manifiestan en la vida pública; se les puede culpar de muchas cosas, pero  nunca de ser creadores de este cochinero y cinismo con que se manejan: se saben corruptos...; se saben cínicos; se saben despreciados por la mayoría de los mexicanos; pero, realmente ellos son apenas los continuadores de un sistema de impunidad heredado que, como sociedad no hemos logrado desmantelar, dadas nuestras incapacidades organizativas, que le permitan a la sociedad manifestar su rechazo, al tiempo que se les pueda arrebatar el poder que debe estar en manos menos sucias.

En este caso hay que culpar a nuestra incapacidad para proponer y apoyar a personas menos mal intencionadas y sucias. Ellos saben del rechazo de que son objeto, saben que en una campaña limpia, normalmente perderían el poder; por eso se aprestan cada vez a ensuciar cada proceso electoral. Peña; Moreira, Duarte, Herrera; son parte de esa casta de políticos desnacionalizados sin respeto por la sociedad que juraron respetar; y aun así, no son totalmente culpables de ello; responsables de sus actos sí...; pero no culpables de practicar la corrupción como forma de vida pública, en esa parte entra la sociedad y su incapacidad de reaccionar.

Desde 1988, la estructura política nacional se modificó, se le dijo , por medio del voto al PRI que ya no es bien visto como gobierno; entonces, como respuesta se han fabricado las más perversas maniobras de fraude electoral; persiguiendo, incluso asesinando a quienes se oponen a sus intereses, el caso claro es el panista Maquío, asesinado de manera grotesca; y la persecución durante años en contra del único político que ha retado y ha puesto a temblar al sistema en los últimos tres sexenios; nos referimos al Peje, vilipendiado, vetado en los medios; motivo de burlas sin sustento; pero que al final les ha demostrado que se puede tener políticos, si no con mas títulos universitarios (y está por verse, toda vez que grandes intelectuales apoyan al tabasqueño), sí con mas dignidad a la hora de administrar la vida pública del país.

Peña, Duarte, Herrera, Moreira; no son culpables de ser corruptos y conducirse en consecuencia; pero si son responsables de las decisiones que toman; entendamos que está en el ADN del PRI practicar la corrupción como forma de controlar a la oposición primero, y después a la sociedad; dos elemento de lo que si se les debe culpar.

Pero nunca dejemos de lado el sentido de responsabilidad que se tiene como sociedad. Hemos fallado, nos resulta más cómodo seguir repitiendo la tontería de que... "más vale malo por conocido... qué bueno por conocer"..., o ese dicho pendejo, para sus iguales... "que roben..., pero que salpiquen... "pendejismo sobre pendejismo".

¿Será que nosotros traemos en nuestro ADN la disponibilidad de aceptar, aguantar, admirar y envidiar a los corruptos...? No lo creo; pero la actitud de la sociedad en cada proceso electoral me dicen lo contrario.

Hoy la prensa española sigue publicando información en contra de Moreira y del gobierno de Peña Nieto: Herrera disfruta de la diplomacia inmune e impune; Duarte sigue burlándose de los jarochos; y los que no estamos de acuerdo con todo esto, no logramos demostrar que tenemos el derecho y la fuerza de evitar esta burla...

No se usted, pero creo que parte de la culpa la tenemos cada que nos asustan con la idea de que el candidato que les puede ganar es acusado de ser un peligro para México...; por cierto ¿quiénes han sido los verdaderos peligros para la economía y la estabilidad de México...? por sus obras los canceréis...

Si la democracia es la voz del pueblo... hace años que nos la hemos pasado callados...


Un abrazo y hasta luego.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: