lunes, 14 de marzo de 2016

7405. LA ANIMADVERSIÓN DE DONALD TRUMP.

Por Arturo CEJA ARELLANO.
Periodista y poeta
Desde Jacona, Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

Di’arina y de Maíz
La animadversión de Donald Trump
           
En un principio se creía que las declaraciones, señalamientos y amenazas del caricaturesco Donald Trump, eran una simple y sencilla broma, pero al avanzar los debates que sostiene con sus contrincantes políticos, han subido de color, a tal grado de que ha despertado la respuesta, inclusive del Presidente de la República Mexicana, Enrique Peña Nieto, así como de funcionarios y hasta de medios de comunicación del orden internacional.
           
La cosa es seria, va en serio lo del muro fronterizo y de que los mexicanos tendríamos que pagarlo. Una de las formas, dijo que es aumentando el precio de los aranceles de quienes exportan sus productos al vecino país del norte, lo que violentaría el Tratado de Libre Comercio que sostienen, México, Estados Unidos y Canadá.
           
Amenaza también con aumentar los impuestos a mexicanos que envían dinero a sus familiares que viven en nuestro país; así como por trabajar en las tierras del Tío Sam.
           
Animadversión contra los mexicanos es lo que vomita a diario el tal Donald Trump, y nos ha tomado como su principal punto de referencia en sus discursos, lo que ha despertado en Estados Unidos, fobia contra el mexicano, toda vez que no son pocos los gabachos o gringos que lo apoyan para que sea, primeramente el candidato de su partido. Afortunadamente no creo que le alcance para ser presidente del país de las barras y las estrellas.
           
Sin embargo, Donald Trump está sembrando odio en gabacholandia contra los mexicanos y contra todos aquellos que crucen sus fronteras de manera ilegal.
           
Imagínese usted todo los que sufriríamos los mexicanos en caso de que el figurín y racista, sinónimo de Hitler llegara a ser presidente de Estados Unidos; y más aún cuando amenazó inclusive, en “crear una guerra contra México”.
           
Son palabras de un demente, de un loco y estulto millonario que podría poner en riesgo la estabilidad social, el buen entendimiento entre las dos naciones; y lo que es peor, la “paz social” que aún vivimos.
           
No creo que para ésta ocasión le alcance para ser presidente de Estados Unidos, porque afortunadamente son muchos los mexicanos que tienen la nacionalidad norteamericana, lo que les da la oportunidad de votar; y no creo que vayan a votar por él; sin embargo, sí dejaría un precedente, pero sobre todo, la política de un partido en el que quedaría asentada su animadversión contra el mexicano.
        
Me han gustado las respuestas emitidas contra las amenazas de Trump, por el presidente de la República, así como por funcionarios de su administración, y de los propios ex mandatarios de nuestra nación, como Vicente Fox Quezada, quien le ha respondido como él sabe, tratándose de un “loco” el que vierte las amenazas contra los mexicanos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: