lunes, 14 de marzo de 2016

7406. GASOLINEROS TRANSAS NO SON LOS ÚNICOS.

Reporte Z

Por Rafael Gomar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

Gasolineros transas no son los únicos.

Todo lo que se come sin necesidad se roba al estómago de los pobres.
Mahatma Gandhi (1869-1948)
Político y pensador indio.


La degradación moral/espiritual de parte del pueblo de México viene desde arriba  y se derrama hacia abajo. No podemos ignorarlo, la corrupción no es exclusiva de los políticos, si bien es cierto que los gobernantes son corruptos (ahora le llaman conflicto de interés) en grado superlativo, entre el pueblo hay personas corruptas y empresas corruptas. La corrupción es un problema de todos, pero la mayor responsabilidad es sin duda de los gobernantes y de los políticos porque ellos deberían de ser modelo, ejemplos a seguir.

La Profeco informó a través de su titular Ernesto Nemer Álvarez que unas 573 estaciones de servicio mejor conocidas como gasolineras, fueron acusadas de no vender la cantidad correcta de combustibles, o sea que venden litros incompletos; el jefe de la Profeco no informó si las acusaciones están sustentadas o no, pero se deduce que sí están sustentadas porque “se inmovilizaron” los instrumentos de despacho correspondientes; por consiguiente eso de que “son acusadas” es una falta de precisión, la Profeco tuvo que asegurarse de que los gasolineros son transas, no puede tomar acciones sin verificar que son reales.

Las inmovilizaciones ocurrieron en el Estado de México, Querétaro, Oaxaca, Guerrero y Baja California Sur, no se mencionó a Michoacán, pero aquí cerca en Zamora y Jacona hay gasolineros transas. No sólo los gasolineros, hace un par de semanas una empresa gasera nos transó, pagamos 500 pesos de gas y nos despacharon cuando mucho 150 pesos, el gas, que antes nos duraba 6 semanas esta vez no alcanzó ni para 15 días.

Inmediatamente nos percatamos que faltaba gas, el despachador terminó inusualmente rápido y el marcador del tanque no mentía, no llegaba ni al 25 % otras veces el tanque se llenaba al 60 % con 500 pesos. Casi inmediatamente llamamos a la oficina de la gasera y los despachadores volvieron, subimos a la azotea y les mostramos el nivel del tanque, ellos argumentaron que podía ser el tanque tenía una fuga, o que el marcador del nivel de gas no funcionaba.

La transa es una lamentable práctica no sólo en los gobiernos ni en los cuerpos policíacos, también en las micro, medianas y grandes empresas es un cáncer que nos degrada como sociedad. Trabajadores que transan al patrón, patrones que transan a trabajadores, como dice el refrán popular: “el que no transa no avanza”.

A pesar de todo no creemos que sea una cuestión cultural o parte de nuestras tradiciones, más bien creo que el fenómeno, que para algunos comenzó con la invasión de los aventureros españoles conquistaron nuestro territorio,   se ha acentuado en los últimos años en particular con la imposición del sistema neoliberal. Entre nuestros antepasados los purépecha la embriaguez y el robo eran severamente castigados, lamentablemente los españoles destruyeron nuestro legado histórico, borraron de nuestra memoria colectiva la filosofía y lo mejor de nuestra cultura, golpe letal del que hasta ahora comenzamos a ver sus consecuencias.

Algunos grandes hombres como el Maestro Miguel León Portilla, han dedicado sus vida a tatar de reconstruir nuestra historia, la historia que nos robaron y que nos dejó huérfanos y sin memoria. Lo que no se puede borrar es la otra parte, la parte noble de los que creemos que aún se puede salvar esta nave que amenaza hundirse bajo el peso de la corrupción de quienes gobiernan con un sistema inhumano y basado en un infame pacto de impunidad de la clase política y de la promoción de la ignorancia y la pobreza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: