martes, 15 de marzo de 2016

7415. TRUMP NO ES UN LOCO, TIENE PODER Y LO USA.

LA ECONOMÍA Y USTED

Por: Eliseo Castillo A.
Economista analítico.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

DÍAS DE SOL

Brillas como nunca, más aun,
tus manos se prodigan , me afianzan,
me toman  en su regazo, me dan confianza,
soy  feliz dentro de ti, preso en tus brazos,
amadejado, convencido, reincidente,
mañana será lo mismo, o parecido,
tus manos, tus brazos, mi regazo,
estancia breve y simple, deseada,
amor, en tu pecho nunca se oculta el sol.

eliseo.

Desde hace algunos meses, los medios de comunicación se la han pasado replicando una alegato sin sustento, pero que definitivamente resulta ser una buena apuesta para mantener controlados a los mexicanos con el tema del discurso "chocante" del precandidato republicano a la presidencia de los Estados Unidos. Efectivamente Donald Trump es un empresario millonario que está retando a las buenas conciencias a que se atrevan a decir lo que realmente piensan; que se atrevan a manifestar en voz alta su estado de ánimo. El lo está haciendo y mire usted, millones de norteamericanos están emocionados siguiendo, defendiendo su discurso. Si nos detenemos un momento, encontraremos que su equipo de asesores (no pensará usted que está hablando por hablar lo que se le va ocurriendo en cada momento; para nada, él realiza una réplica de lo que se planea previamente entre sus asesores de campaña; eso cuesta mucho dinero, lo sabe, lo paga y lo pone en práctica).

Es evidente que tiene bien estudiado el ambiente emocional actual en Los Estados Unidos, sabe muy bien que hay millones de habitantes en la Unión americana que lo apoyan gracias a que grita fuerte lo que ellos no se atreven...: que los latinos les roban los empleos; que no los quieren de vecinos de sus casas y sus barrios; que estos son corruptos y chapuceros; y, que llegan a su país para distribuir droga entre los "bien portados güeritos" de los que forma parte evidentemente.

Efectivamente la prensa nacional se ha desgarrado las vestiduras tratando de negar lo evidente...: ¡tiene razón ese tipo, no hay forma de ocultar lo obvio! ¿Quién duda que millones de mexicanos huyan del desempleo o del salario de hambre de México...? ¿Cómo ocultar que somos una sociedad racista, corrupta y represora en contra de los centroamericanos..., pobres de ellos, que intentan cruzar el territorio nacional tratando de llegar a la frontera del norte? ¿Acaso no hay miles de mexicanos que festejaron la fuga del chapo, elevándolo al rango del mítico ladrón del siglo XVIII, Chucho el Roto (apodado bandido generoso)?

El equipo de asesores de Trump lo que hace es indicarle lo que la gente quiere oír..., así lo hizo Hitler, Mussolini; figuras destructivas, pero que en su momento fueron adorados; no nos engañemos; en algunos casos , con sus palabras hace un retrato hablado de los mexicanos..., pero resulta que al vernos en su caballete, al parecer no nos gusta como lucimos.

He tenido oportunidad de conversar con alguno conocidos que trabajan en "el norte"; lo primero que detecto es que los que tienen papeles lo ven como alguien que tiene razón... ¡claro, ellos sienten que entre más mexicanos se brinquen el charco o la barda tienen más competencia en los trabajos, eso no es lo que quieren; prefieren que no les dejen pasar, después de todo ellos ya tienen papeles, y tratan de hacer su vida allá, en el otro lado!

Luego escucho a algunos que se van sin papeles, y efectivamente tienen miedo, se siente aludidos, y saben que no es bueno lo que les espera con ese señor creciendo en popularidad; son ilegales, y les manifiesta su rechazo de frente.

¿Qué enseñanza nos deja todo esto?

Primero, que preferimos ser cínicos y aplicamos la filosofía de los  sordos a la conveniencia; solo oímos lo que nos  conviene...: nos acusa de corruptos, y en lugar de demostrar lo contrario lo seguimos practicando; nos acusa de fomentadores de la ilegalidad, y en lugar de dar muestra de querer evitarlo, vemos como la delincuencia aumenta a la sombra de un Estado corrupto, en que los gobernantes cuando se les señalan sus errores, en lugar de enmendarse mandan correr en el mejor de los casos a sus críticos: vea usted a Carmen Aristegui..., señaló la viga en el ojo del presiente, su esposa y su secretario de hacienda, hoy se cumple un año que está vetada en los medios de comunicación nacionales. Trump, no la corrió, solo señaló lo corruptos y cínicos  que somos, el resto lo hizo el gobierno mexicano maridado con los empresarios de los medios.

Obvio, ante la incapacidad para rebatirle, el gobierno mexicano ha guardado silencio; lo medios de comunicación lo han usado como noticia altisonante; mientras que la diplomacia binacional ha tratado de justificarse mutuamente.

No es que sea atractiva la idea de seguir a este tipo de políticos; puede ser incluso peligroso, pero lo es mas negar lo evidente; solo nos está diciendo lo que no nos esforzamos por eliminar. Bajo esta premisa, surgen cuestiones elementales que vale la pena tomar en cuenta...

¿Seguiremos aplaudiendo los fraudes electorales como forma de llegar al poder?

¿Seguiremos agradeciendo que nos compren el voto por una despensa?

¿Seguiremos actuando como analfabetas electorales cada que nos digan que alguien es malo solo por que se atreve a retar al grupo en el poder y les demuestra ser mejor que ellos...? ¡Es el único pecado de Carmen..., y mire usted como le está yendo!

¿Seguiremos apoyando la represión en contra de los migrantes ilegales de Centroamérica, por el único pecado de ser pobres y cruzar por nuestro territorio?

Si seguimos sin tratar de cambiar todo esto... ¿de qué nos quejamos de que un político ambicioso lo use en su campaña?; es obvio que no es ilegal lo que hace; lo hace en público y en voz alta, mientras que nosotros, discretamente lo tildamos de cabrón, de sinvergüenza, de mentiroso; pero es bien poco lo que hacemos para evitarlo.

Loco no está, tonto no lo es, sabe que cuenta con muchos mexicanos-americanos que desean que sea presidente para que evite que sigan yendo mas paisanos a pelearles su empleo..., un mexicano con papeles americanos es el peor enemigo de un mexicano ilegal en los Estados Unidos; hasta hoy no hay pruebas en contra de esta afirmación. Me puede caer mal, pero no tengo las herramientas para evitar este tipo de discursos, sé que es lacerante, pero lo es más ser consciente que no hacemos mucho por ser de otra forma, él lo dice en voz alta, miles, millones lo piensan por desgracia.

Trump no es un loco, es un millonario que desea el poder político, sus asesores le han indicado que el ataque a los vicios de los mexicanos es buen mercado de votos, con sus palabras nos está demostrando lo que piensan y quieren de nosotros y para nosotros millones de norteamericanos... ¡y mexicanos con papeles...!

Desde luego usted tendrá su opinión, igual prefiere envolverse en la bandera nacional y entonar la canción El Rey, himno de algunos mexicanos, no sé, usted decida.


Le abrazo con cariño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: