sábado, 19 de marzo de 2016

7438. 18 DE MARZO, VERGÜENZA DE LA MEMORIA.

LA ECONOMÍA Y USTED

Por: Eliseo Castillo A.
Economista analítico.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

DE NOSTALGIA...

Te miro en silencio, te pienso,
arrojo el último vaho de recuerdo,
en mis manos me quema, me asusta,
tus ojos, tus labios preguntan, si, es cierto,
a años que los míos de ti sedientos ,
a obscuras caminan, preguntan, pululan,
te cuestionan sin esperar respuesta,
te inquieren sin saber si acatas,
si tu presencia casi me mata, casi,
con tu ausencia, la nostalgia es definitiva.
Tus labios no me esperan, lo sé, lo intuyo,
hoy como siempre, timaré al recuerdo,
le contaré la historia de la esperanza.

eliseo.

Este viernes 18 de marzo, como hace dos y tres años, período en que se ha venido consolidando el golpe de estado en contra de la memoria histórica nacional, el gobierno de Peña Nieto se ha dedicado a consolidar lo que se esperaba de antemano con este gobierno, la anti revolución social de México. Lo dije hace uno y dos años en esta columna, la política de privatización de PEMEX y su industria era obvia con este gobierno; cuando logramos juntar los millones de firmas que nos pidieron para exigir una consulta popular, y, luego nos dijeron que... pues sí, pero siempre no; en ese momento quedó claro que la memoria histórica había sido traicionada, que ahora la visión de México se habría de interpretar a partir de los ojos análogos a los anteriores al 18 de marzo de 1938, fecha en que se decreta la expropiación petrolera por parte del, hasta hace tres años héroe nacional de alcance internacional, Lázaro Cárdenas del Río.

Hoy, dicho en otras palabras debe ser conmemorado como día de luto empresarial; día en que un tipo llamado Lázaro Cárdenas, abusó de poder arrebatándoles el pan de la boca a los muy esforzados industriales extranjeros (principalmente norteamericanos y británicos). Si, después de todo ya ve usted que cada presidente le asigna su sello ideológico a lo que hace; por ejemplo, Fox defendió a los que hasta antes de él eran los reaccionarios cristeros que se confrontaron con el estado en los años entre 1926-1929 en la sangrienta guerra civil de la Cristiada.

En el caso de Peña Nieto, sus prendas ideológicas nos dicen que sus intereses están enfocados al retorno del estado de cosas de antes de 1934, antes de que llegara a la presidencia el Gral. Cárdenas; desde luego, con sus políticas lo muestra claramente. Supongo que a partir del año próximo se harán los preparativos para el festejo del segundo o tercer aniversario de la gran revolución re-privatizadora en que habrá de señalarse que el nuevo prócer nacional, creador de la nueva visión moderna del país es Peña Nieto; quien, tendrá que acentuarse,  rompió con el monopolio sobre el petróleo, que un presidente ingenuo  había establecido en favor del país. Y ya se sabe que eso no es lo más recomendable para los negocios de las grandes transnacionales, benignas en sus políticas,  capaces de destruir países enteros y derrocar gobiernos democráticos, si de ganancias empresariales es el tema.

Ya lo vimos  hace unos meses, la medalla Belisario Domínguez que antes se entregaba a un mexicano destacado por su contribución a la sociedad mexicana, decidieron entregársela a un depredador de la riqueza natural del país, incluso, el señor Bailleres, el "chico totalmente palacio..." lo que sea que esto signifique, lo dijo con su estilo, él sabía por qué le entregaban la medalla , que de ninguna manera podía merecer...; pero con sus palabras hizo sentir que son otros tiempos, tiempos donde manda el que paga... y a callar.

¿Cómo será la nueva clase de historia para el siglo XX y XXI...?

¿Enrique Peña Nieto nuevo padre de la patria, y de la industria pública re-privatizada?

¿El ex-presidente Cárdenas será calificado como  contra-revolucionario, enemigo del país, invasor de los intereses de las grandes empresas... aunque no pagaran impuestos y dieran salarios de hambre...?

¿Esa será la verdadera revolución educativa...?

Lo único que nos consta es que desde el año pasado se hace todo lo posible por establecer, desde las esferas oficiales, que el suceso del 18 de marzo de 1938 no aportó nada relevante para el país, mientras que el presente y el futuro se supone provisorio...
"graciasalaspolíticasdelseñorpresidentePeñaNieto", así, como un corrillo de cualquier comercial que intenta vender chicles, pantis, o, caguamas en la tele.

Dicho con otras palabras, le están apostando al olvido, a la desmemoria y a la reconstrucción casuística a partir de nuevas "evidencias". Por desgracia saben que cuentan con una buena capa social altamente maleable que tiene prisa por olvidar su pasado reciente, a eso se atienen y le apuestan, no se equivocan.

Al final de cuentas, este viernes 18 de marzo es un día especial, un momento para la desmemoria, para que la sociedad se fraccione aun mas y dejemos atrás esa etiqueta de ser muy amigueros y solidarios, asumámoslo, nos hemos dividido entre dos tipos de mexicanos: por un lado está el que le apuesta a la memoria histórica, con un dejo de utopía que ha esperado que las revoluciones aporten parte de la promesa renovadora; que el petróleo en manos de los mexicanos llegara a ser la palanca del desarrollo y la emancipación nacional; situación que evidentemente no se ha alcanzado; y con la tendencia actual menos.

La otra parte de mexicanos están eufóricos, dentro de su "inteligencia" suponen que la privatización de PEMEX es , además de un acto de justicia en favor del capital privado, una medida inteligente que les traerá beneficios: gasolina más barata, empleos al por mayor con salarios muy altos, la entrada al primer mundo del dinero; un mundo de mercado, como si este fuera la solución de todos los males (alguien tiene que explicarles que es al contrario... es el creador de mas males que bienes).

Este es el gran problema hoy, el país se ha partido en dos grandes porciones; por un lado la derecha que festina las "reformasdelgranreformadorPeñaNieto"; y por otro lado está la  parte, quizá nostálgica de los que pensamos que aun es posible un país menos mendaz, menos egoísta, menos mercantil; y, definitivamente con memoria histórica.

Desde luego que usted sabrá lo que ha festejado en este viernes; no puedo pedir más que eso, que esté convencido de lo que festeja.

Le abrazo con cariño... aunque nos recomiendan no andar de abrazadores ni besadores en estos días de plagas y epidemias... ¡serán seguramente mandadas por el maldito Peje...! dirían los nuevos corifeos del país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: