lunes, 21 de marzo de 2016

7450. LA PAREJA Y SUS SECRETOS.

LA ECONOMÍA Y USTED

Por: Eliseo Castillo A.
Economista analítico.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

ALGUNAS VECES SUCEDE

No, definitivamente no lo creo,
no me imagino fuera de ti,
desierto temido, realidad penosa,
amor, no es que seas la más hermosa,
de mentir no se alimenta el cariño,
obvio, solo se acelera el egoísmo,
al negar ser simples e imperfectos,
igual por eso no es que te quiero;
simplemente te lo comento, te lo digo,
que por ti a cada instante vivo, me aferro,
a vivir lo que hoy en mis manos eres,
una entre mil..., millones de mujeres,
verdad incontestable, nosotros los de siempre,
los de cualquier instante.

eliseo.

Una de las grandes preguntas que deben contestar todas las personas ante quienes les interesan de manera emocionalmente íntima es... ¿debemos conocer absolutamente todo el otro? ¿Nunca debemos guardar nada de secretos..., todo transparente...?     

En realidad es una situación menos complicada en la práctica que en el discurso; vamos, vivir en estas relaciones no es tan complejo, si se le compara con la incertidumbre por agradarle sobremanera a la otra persona; sobre todo cuando nos interesa de manera intima, con la que regularmente vivimos una relación de pareja, sea cualquiera la forma que se elija...: ¿relación aburrida...? ¡Cásese..., formalice, como tontamente se dice!... ¿Relación relativamente activa y alerta? mantenga una relación informal, pero consecuente, es decir mentalmente concéntrese en ella y dele la parte mejor de usted; no tiempos cansados como el esposo o esposa molesto por la carga de trabajo, para eso están los familiares que deben escuchar y luego mandarle al diablo con sus quejas... su pareja no debe recibir el veneno de los malos tratos laborales.

Invariablemente que la confianza es algo importante; cada uno de los relacionados ha de saber hasta dónde vale la pena contarse ABSOLUTAMENTE TODO, dejemos el tonto argumento de que... SI ME QUIERES ME LO TIENES QUE CONTAR TODO...; el amor y respeto no es un cheque al portador; por el contrario, tiene nombre y sentido común; con ello hay que tomar en cuenta una regla simple... ¿le aporta algo beneficioso al ser que amas contarle lo que deseas contarle...? ¿Le harás más feliz..., le harás quererte y respetarte mas..., o por el contrario, dudará y pedirá más explicaciones...?

Cuidado, no se trata del juego del gato y el ratón, ni del tonto y el inteligente...: es tan tonto quien juega a guardar secretos y deseos peligrosos; como el que  de cualquier chisme o evento quiere hacer el suceso de su vida. La regla de oro se llama sentido común; si entiendes que no mejora la relación y puede empeorar contado cualquier cosa como si fuera definitiva... ¡pues deja de hacer como si fuera el gran secreto... el gran evento...! deja que sea parte de la vida cotidiana, que esos pequeños secretos sean parte de algo que si se cuenta , no se le debe dar tanta importancia, para que nuestra pareja no suponga que esa parte de nosotros nos ha marcado..., nos ha modificado y es importante en nuestra personalidad.

La mejores parejas son las que entienden que cada uno tiene una vida antes y después del otro; que el respeto que se tienen va de la mano del cariño y el gusto; pero sobre todo, que en la relación no debe mediar la palabra perdón sino se desea destruir la idea de pareja... aunque realmente no hay parejas... hay personas disparejas y desiguales emparejándose, tratando de paralizarse.

¿Cuántas veces al contar pequeñas cosas se desatan grandes tragedias...? grandes peleas destructivas; en lo que llevo de vida, no conozco pelea en que haya ganadores..., invariablemente hay uno más lastimado que otro..., pero nunca veo ganadores; si es a golpes, unos sangran, otros se burlan de cómo le hicieron sangrar, pero quedan lastimados de alguna forma. Si el pleito es a palabras..., cada quien sale tan lastimado como sea de sensible e inteligente..., mas inteligencia es mas posibilidad de recibir con amplitud el contenido de los insultos..., se le llama violencia emocional, sicológica, y puede ser peor que la física en determinadas circunstancias.

En política es como en las relaciones entre las personas sentimentalmente hablando; siempre hay que buscar el bien común por medio de eliminar los grandes riesgos y en busca de pequeños logros: o de otra forma buscar conseguir las mejores condiciones con el menos dolor posible.

Al final de cuentas, las grandes relaciones, las que duran mientras viven las personas sin lastimarse con reproches, no son esas en que de ancianos viven criticándose a cada instante; son las relaciones en que cada uno sabe que tiene una razón para estar en ese lugar, con la persona o personas que le han hecho sentir ese valor que justifica el resto del día... de todos los días. Es decir no es contándonos hasta lo que ni recordamos bien que vamos a sentir que a nuestro lado tenemos una persona leal, fiel y confiable. Para nada, la fidelidad es un juego de palabras con que hemos alimentado el ego de la humanidad, de eso hablaremos mañana seguramente; alimentemos mejor el sentimiento de confianza y credibilidad; seamos leales a los que vivimos, la otra persona verá lo que somos, e indudablemente, tomará una decisión ante lo que ve... y si somos auténticos, le estaremos ayudando a tomar su mejor decisión... ¡se quedará o se irá de nuestra vida por eso... por lo que sin duda usted le ha mostrado que es..., leal con lo que realmente es... para cada día del  resto de sus días!

¡no queremos ni nos quieren porque sabemos o saben todo de nosotros...queremos o nos quieren por lo que manifestamos lealmente! nuestros pequeños secretos no son tan importantes..., o simplemente contestémonos esto... ¿es necesario contarle al otro esto...? ¿Le aporta algo bueno a la relación? en caso contrario confiésele que realmente no es que aporte algo bueno, simplemente necesita usted decirlo, a sabiendas de que espera no molestarle, ni causarle sobresaltos, solamente es una necesidad emocionalmente personal... solo eso.

Dejemos de martirizarnos, las mejores relaciones entre las personas no se fundamentan en mantener o decirse grandes o pequeños secretos... se fundamenta en lo que se encuentra lealmente en la otra persona... y lo que se el ofrece, desde luego.

Un abrazo y espero que tenga una buena semana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: