martes, 29 de marzo de 2016

7471. ZAMORA Y LA PRESIDENCIA DEL DR. LUGO.

LA ECONOMÍA Y USTED

Por: Eliseo Castillo A.
Economista analítico.
Desde Zamora, Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

DÍAS DE GUARDAR

Cierro los ojos y aspiro el aire,
lo disfruto a sorbos, a gajos,
en ocasiones lo trago a pedazos,
 y sin que apenas se sienta, apenas,
en él te estoy libando, suave,
sin prisa, sin arrebatos, sin saña,
me voy apropiando de tu entraña,
metidos en  este nuestro espacio,
amante discreto, cómplice solidario,
de estas nuestras noches y días,
de esos, nuestros días de guardar.

eliseo.

Cuando el electorado zamorano le dio la espalda al PAN y se inclinó por el PRI y la candidatura del Dr. Lugo, es evidente que mandó algunos mensajes perfectamente descifrables por cualquier político con elementales condiciones de experiencia y sentido común. De eso hablaremos hoy.

Cuando un partido político pierde el poder, regularmente está siendo sancionado por los electores, merced a su actitud inapropiada, quizá por hartazgo del electorado, por enfado y aburrimiento; o por una mala prensa. Cualquiera de estas causas o la mezcla de ellas es una mala combinación que regularmente lleva a una derrota electoral, tal es el caso del PAN que entregó el poder municipal al PRI de manera clara.

¿Falló Rosa Hilda o el PAN... o fallaron los dos...?

Si la prensa local es crítica y analítica , los zamoranos sabrán las razones; si es lo contrario, quedarán las sospechas de las razones, mismas que van desde: una campaña amañada con que fue electa, y que le granjeó enemistades diversas, agréguele usted casos de probable  nepotismo y poco apego a los zamoranos en su comportamiento, y seguramente que obtendremos parte de la explicación del por qué el electorado zamorano decidió que de momento no quiere más del PAN... de momento, ya sabemos que el municipio  chonguero es de los más conservadores del estado...de hecho puedo afirmar que el más conservador.

¡Recibiría el Dr. Lugo flamante presidente municipal de la segunda ciudad más importante del estado, el mensaje del sentido de los zamoranos...?

¿Entenderá que estos desean que no repita los mismos errores de la señora Rosa Hilda, soberbia por su supuesta gran relación con los Calderón, de insufrible recuerdo en la política estatal y nacional...?

¿Entenderá que no hay que usar la política para servirse de ella, para él y su familia...? por ejemplo, para poner a esposa, hijos, primos, sobrinos y todos los de su familia en los puestos que... ¿¡de ninguna manera le fueron heredados para su usufructo!?

Si no entendió el mensaje de las urnas, probablemente va a cometer el pecado de soberbia, típico del político mexicano engañado en sí mismo suponiendo que todo se lo merece y que puede hacer con la administración su pequeño espacio o coto de poder, muy al estilo del rey francés que tuvo a bien gritarles a los franceses que EL ESTADO ERA ÉL..., espero que no, por el bien de los zamoranos.

Hay dos guardianes que pueden ejercer presión sobre su actuación: los partidos mismos por un lado, y la prensa por otro; estas dos figuras son necesarias y complementarias para tratar de que la administración no sea una oficina o agencia de colocación familiar, ni una oficina en que las decisiones se toman a partir de actitudes absolutistas propias de los malos políticos a la antigüita; de esos que sin el menor recato, hacían de la administración pública una extensión de sus interese personales; expresión de sus y traumas y complejos psicológicos..." ¡ahora si me la van a pagar cabrones... especialmente todos esos que no me apoyaron o no creían en mí...!"

Es correcto que los partidos políticos vigilen el trabajo administrativo y político; que sin conceder todo, no pongan obstáculos gratuitos al desempeño de las tareas tanto administrativas como de orden socio-políticas; todos los partidos deben estar alerta, deben censurar las incongruencias, los abusos de poder, el nepotismo y la soberbia.

Por otro lado, la prensa ha de demostrar  su color por su trabajo; prensa blanca socialmente adoctrinada y cooptada, o una prensa sensata, crítica y analítica, que desde luego, nunca su finalidad sea la destrucción como fórmula de actividad. No es que solamente haya dos tipos de prensa, al contrario, hay varias modalidades de ella; pero lo que se requiere en este momento, es de una prensa  con capacidad de respuesta a la ciudadanía que espera que esta haga su trabajo, que sea parte de una solución y no la creadora de una cortina de humo, prensa chayotera muy adoctrinada por cierto. Por ejemplo, un buen periódico es, debe ser, los ojos y oídos de los ciudadanos que le ven como una figura institucional, que en ocasiones ofrece ser interlocutor de sus demandas, para ser llevadas a las instancias a que regularmente el ciudadano no llega, por la simple razón de que no se le recibe.

Ignoro la actitud de la prensa local, pero haría bien es ser autocrítica para ofrecerle al ciudadano una sana alternativa de comunicación e información; de hecho partidos políticos y prensa han de ser los equilibradores de la tentación del poder de quien lo ejerce, en este caso y momento es el Dr. Lugo; y, bien harían en se guardianes del uso y posible abuso del poder.

A la distancia, me queda claro que el electorado rechazó, reprobó la administración anterior, le compete a la prensa honesta decir, analizar las razones; esto ha de ser un indicador y premonición para el DR. Lugo; para que nunca olvide lo que olvidó el emperador Julio Cesar... que era un simple mortal ejerciendo un puesto de relativa importancia.

Aquí es donde entra en juego la prensa... ¡cuando se compromete con sus lectores...! y es momento para que los partidos políticos capitalicen los errores y aciertos del político en turno.

El Dr. Lugo, la prensa y los partidos tienen la palabra...los zamoranos, espero, se los valorarán.


Le abrazo con cariño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: