martes, 29 de marzo de 2016

7474. CONMEMORACIONES Y FESTEJOS.

Por Rafael Ceja Alfaro.
Docente y articulista.
Desde Zamora, Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

Otra vez la pasión y la esperanza.

Otra vez la manifestación, la chispa que enciende el anhelo y atiza el fervor que dura lo que los que mandan marcan, en esta ocasión 40 días de ayuno, dicen que, de vigilia, una semana de reventón, dicen que de recogimiento, un viernes con cuatro horas de sacrificio y un Sábado de Gloria pegado con domingo de “cura”.

 Las conmemoraciones también tienen un límite de expresión, al igual que el motivo que se celebra.

Desperté hoy como a las cuatro de la mañana para hacer mi segunda entrega “orínica” y al tratar de regresar al mundo de los sueños, que yo ni sueño o no recuerdo si sueño, encendí la TV y con la comodidad del control busqué algún programa enfadoso o película para dormir. Programas con productos para rejuvenecer y embellecer, artículos para ponerse como yo.

Seguí accionando el control y me topo conque todos o casi todos los canales exhiben películas chinas, ya saben, artes marciales con héroes y villanos que vuelan, trepan las paredes caminando, eso sí, gritan o maúllan o no sé qué sonidos emiten. Tienen esas películas una mitología muy confusa, seguramente porque se basaron en las ideas de Confucio que según la reconocida artista dijo que era el Padre de la Confusión. Aunque el verdadero y venerable Confucio, merecedor de todos mis respetos, se dedicó a asuntos más trascendentes.

De pronto en uno de los canales veo caballos, rifles y sombrerudos “¡La Revolución Mexicana!”, puse bajo mi cabeza una almohadita más y ¡déjame ver cuál es! Sí señor, Los de Abajo, película mexicana basada en la novela del mismo nombre, escrita por don Mariano Azuela y que dicen los que saben que se publicó por primera vez en 1916. La verdad cuando leí esa novela hace ¡Uffff! Me gustó la narrativa y la forma tan contundente de poner al lector en el lugar de los hechos.

Muchas novelas de ese tipo tuve oportunidad de leer y tratar de entender el origen de sus contenidos, lo qué había pasado y cuáles fueron los resultados. Estos últimos los vemos a diario porque a diario los vivimos. El origen, como históricamente lo transmiten los libros, generalmente escritos por los vencedores, dicen. El hartazgo de humillaciones, hambre, sumisión, engaños (Como la historia). El cansancio de la espera a que venga una divinidad, no llega, un líder, lo hacen mártir, desde luego con una conmemoración anual durante la cual se ponderan sus ideales, sus causas y lo que él hubiera querido pero que no se ha conseguido nada de lo que se conmemora.

También la historia nos muestra eso, es mejor un líder muerto convertido en líder con todos sus ideales en libros y frases filosóficas que vivo empujando a la gente en contra de los mandamases o “maiceándolo” hasta crear un monstruo que vive y come sin trabajar y sin merecer.

Bueno, la película de tema revolucionario es estelarizada por don Erick de Castillo, gran actor, padre de la ingenua e inocente Kate del mismo apellido. Un artista de recia figura que le queda como traje a la medida el papel de Demetrio Macías que de “alzao” obligado por las vejaciones recibidas por soldados del ejército federal llega a ostentar el grado de General, al parejo del General Pánfilo Natera. Tanto el libro como la película destacan en repetidas ocasiones la palabra “Ideales” causando expresiones de “qué onda” en los personajes, en el mismo General Demetrio Macías.

Queda claro que entonces como ahora los ideales son algo que no está claro, pero se comprende perfectamente que la conveniencia es algo que si se entiende. Platicaba mi Amigo Juan García Ríos de que un presidente municipal solicitó un buen contador para que ocupara el puesto de tesorero municipal y al pasarle tres de los cuatro que se presentaron a solicitar el puesto, les preguntó sobre las operaciones básicas, por ejemplo: ¿Cuánto son dos más dos? Y contestaron correctamente que sumaban cuatro, el cuarto de los solicitantes contestó: Señor Presidente dos más dos, son: tres para usted y uno para mí. Inmediatamente fue contratado.

Entre las escenas y los diálogos de la película nos vamos enterando de las traiciones entre los revolucionarios y la forma como era manejada “La bola”, como va cambiando la forma de ser del General Macías y su “ejército” de “levantaos” que de no tener ideales pasan a ser bandoleros, seguramente porque es más fácil.

Es una película muy vieja que carece de espectaculares efectos especiales y por lo tanto se nota más la actuación. Les recomiendo que la vean, pero les recomiendo más que lean la novela de don Mariano, que dicen que es la iniciadora de las novelas de La Revolución Mexicana.

El asunto es que la Revolución, sus héroes y sus triunfos tienen sus fechas para ser conmemoradas. Así mismo, tenemos para conmemorar una sola noche de paz, de 365 que debe tener cada año, una sola noche es para la Paz. Como si estuviera prohibido festejar más noches así.

Hoy es “Sábado de Gloria”, este da marca el final de un periodo dedicado a conmemorar la pasión y muerte del Redentor, pero fíjense que no es todo el año y lo peor que ya muchos no sabemos ni que celebramos o festejamos, digamos que no hay ideales, son dos semanas de vacaciones, La Santa y La de Pascua, el significado de cada una “Sepa” lo importante es el costo del paquete en el hotel.

Pregunté a manera de fortalecer mis ideas a tres jóvenes y una jovena – jovencita en edad de merecer, no sé qué, pero merecer – todos ellos en etapa de estudios superiores, y a cada quien por separado me dijeran la primera palabra, idea o concepto que asociaran con lo que yo les iba a decir o preguntar, esto fue el resultado al decir “Semana Santa”: Vacaciones, Relax, Pisto y Playa.

¿Qué no era la Semana Santa para conmemorar la Pasión y muerte de Jesucristo? ¿O será acaso que tan trágico suceso en verdad transformó al hombre y lo salvó del fuego eterno para convertirlo solo en gozo?

Tengo la impresión de que algo ha fallado en nuestra sociedad, desde las instituciones hasta las familias, llámense Gobierno, Iglesias, Escuelas, Familias, etc. Quien no aprende de su historia está condenado a volverla a sufrir.

En fin, todos esos asuntos históricos ya sean religiosos, cívicos o sociales quedan en una ofrenda floral, bellos pensamientos, vítores y loas, oraciones y plegarias, alocuciones y discursos, pero del “asunto” nada. Han pasado 2015 años completos, bueno, réstenle 33 y parece que el sacrificio del Redentor ha sido inútil, yo veo las cosas peores y como va todo necesitaremos muchos redentores y por supuesto también muchos Judas. Pregunto: ¿Necesitaremos otras cosas, como nuevos valores o retomar los antiguos?

¿Necesitaremos más “Alzados”? ¿O ahí nos la llevamos conmemorando?

Por hoy es todo.

¡Santos saludos! Para todos.

Rafael Ceja Alfaro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: