jueves, 31 de marzo de 2016

7483. AZÚCAR: LO QUE NO NOS DICEN.

Reporte Z

Por Rafael Gomar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

Azúcar: lo que no nos dicen

“Si usted está interesado en el control de las enfermedades, además de tratar de comprender los mecanismos a nivel molecular de cómo el fumar causa enfermedades cardíacas o cómo el fumar causa cáncer, usted tiene que mirar hacia afuera y ver qué es lo que está provocando esa enfermedad, ya que están amasando una enorme cantidad de dinero con ello”.
Stanton Glantz.
Investigador de salud pública famoso por su análisis de los
documentos de la Industria Tabacalera en la década de 1990.


La relación entre organismos poderosos como la USDA (Departamento de Agricultura) y la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de Estados Unidos con la industria farmacéutica es conocida desde que se revelaron las redes de complicidad entre funcionarios de la FDA y consorcios productores de medicamentos para el control del sida. La aplicación implacable de la ley para reprimir y excluir cualquier medicamento alternativo costó muchas vidas y penas de cárcel incluso contra enfermos que utilizaban medicina alternativa.

En el caso del azúcar y sus peligrosos componentes es igual, las agencias federales  de Estados Unidos y México no ven ni escuchan las investigaciones que demuestran el daño a la salud. Es bien conocido que los estadounidenses por volumen ocupan el primer lugar en obesidad y diabetes, México está en segundo lugar o en primero si se toma por porcentajes poblacionales.

Desde hace 20 años los médicos recomiendan a sus pacientes reducir el consumo de grasas y de sal, pero nada se dice del azúcar. Recientemente un folleto del gobierno estadounidense hace las mismas recomendaciones a los diabéticos, pero nada se dice sobre los peligros asociados al consumo de azúcar.

Los resultados de esta omisión o falta de información son un aumento de enfermos de diabetes y otros padecimientos asociados. La industria alimentaria apoyada en los medios de difusión, promueve el consumo de azúcar en varias presentaciones, el resultado es que en los últimos 36 años el consumo de azúcar aumentó más del 10 % entre los estadounidenses, las enfermedades crónicas también aumentaron, ¿Cuál es la relación?

En la sociedad del consumo, la industria alimentaria de bebidas azucaradas y de comida chatarra elabora sus productos con ingredientes adictivos, entre los más importantes está el azúcar, pero no se informa al consumidor de los peligros asociados.

La industria del azúcar por su parte financia a “investigadores” que realizan trabajos para desviar la atención social sobre la relación entre el azúcar y las enfermedades crónico degenerativas, como hipertensión y diabetes.

En los años 90 Stanton Glantz reveló en Estados Unidos  cómo la industria tabacalera utilizaba enormes recursos financieros para desviar la atención sobre el poder adictivo de la nicotina y su relación con el cáncer; a pesar de los intentos de soborno y de las amenazas Stanton logró que el gobierno, en ese tiempo con Clinton a la cabeza, solicitara a la FDA una normativa de control del tabaco. Posteriormente se obligó a los industriales del tabaco a colocar la leyenda de advertencia “Este producto puede causar cáncer” en las cajetillas de cigarros, ¿porqué no advertir a los consumidores de los peligros de consumir azúcar? ¿Es más importante la salud o el dinero?

¿Es verdad que a los gobiernos les conviene tener un pueblo enfermo y manipulable? ¿Cuál es la responsabilidad de la industria de bebidas azucaradas en la multiplicación de enfermedades renales?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: