viernes, 15 de abril de 2016

7442. EL GENERAL GALLARDO AFIRMA QUE EL EJÉRCITO “AUSPICIA E INDUCE” LA TORTURA DESDE EL ENTRENAMIENTO.




Enviado por SINEMBARGO.
Desde la Cd., de México. Para
Tenepal de CACCINI

Por Juliana Fregoso.
Abril 15, 2016 - 10:32 a.m.


=================================================

Francisco Javier Gallardo afirma que a los elementos del Ejército se les induce a cometer actos de tortura desde su entrenamiento, donde son víctimas de situaciones en las que tienen que ser golpeados por sus compañeros, expuestos a corrientes eléctricas y a otro tipo de adoctrinamiento que potencia la personalidad torturadora cuando están realizando funciones que deberían realizar autoridades civiles.

El General Gallardo afirma que en el Ejército no se castiga la tortura.
Foto: Francisco Cañedo. SinEmbargo

Ciudad de México, 15 de abril (SinEmbargo).– En 1993, el entonces General Brigadier del Ejército mexicano, Francisco Javier Gallardo Rodríguez, fue detenido por la justicia militar acusado de 27 delitos, entre ellos enriquecimiento ilícito.

Ya libre y 23 años después insiste en que la verdadera causa de su encarcelamiento fue su propuesta para la existencia de un ombudsman dentro de las fuerzas castrenses, que no sólo defendiera las garantías individuales de los miembros del Ejército sino también eliminara prácticas de entrenamiento al interior que condicionan a los elementos a ejercer prácticas de tortura cuando se enfrentan ante civiles.

“En el Ejército no se castiga la tortura, hasta se auspicia y se induce a través del adiestramiento militar y del adoctrinamiento; toma una gran relevancia porque se hace hasta sofisticada para borrar evidencias y que no se noten golpes”, Francisco Gallardo Rodríguez, ex-General Brigadier del Ejército Mexicano.

“Todo el adoctrinamiento tiene que ver con el asunto de orden interno para tener un control social de la disidencia, de los estudiantes, de las comunidades indígenas, de los profesores, del que no esté de acuerdo con el Gobierno federal”, agregó.

Este tipo de adoctrinamiento, consideró, explica conductas como las que se observan en un video difundido el jueves en el que una integrante de la Policía Militar participa en un acto de tortura en contra de una mujer, presuntamente ligada a un grupo criminal.

En el video se observa cómo la mujer, sin zapatos, es sometida varias veces por la militar, después un elemento federal le coloca una bolsa en la cabeza con la que la intenta asfixiar mientras que la militar le pregunta: “¿Quién es la pinche María?”.

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) reconoció el video y explicó que los hechos ocurrieron el 4 de febrero de 2015 en el municipio de Ajuchitlán del Progreso, Guerrero.

Por esas acciones, comunicó la Sedena, un cabo y un capitán del Ejército fueron detenidos el pasado 5 de enero por abuso de autoridad. La víctima, quien deberá rendir su declaración, no ha sido identificada.

EL ENTRENAMIENTO

José Francisco Gallardo advirtió que es momento de dar un giro en la estrategia de seguridad para evitar nuevas masacres y violaciones a los derechos humanos.
Foto: Francisco Cañedo. SinEmbargo

Gallardo Rodríguez afirmó que tampoco se trata de que los elementos del Ejército no sean entrenados para defenderse y actuar en situaciones extremas, “pero te hacen torturador de manera subliminal y te voy a poner un ejemplo: las agresiones que hubo en Atenco en 2006 –durante un operativo policiaco militar–, ciudadanas españolas que fueron violadas se pusieron a investigar y encontraron que antes de la intervención armada, a los militares les habían dado revistas pornográficas y repartido condones. ¿Qué quiero decir con esto? que no se les dijo vayan a violar, pero ya iban precondicionados”.

–¿Qué parte del entrenamiento es en el que es más visible esta formación para torturar?

–Te ponen marchas forzadas, te golpean a ver cuánto aguantas. Hace una década murió un grupo de militares en Laguna Salada, en Baja California, porque los soltaron en una marcha sin nada, a ver si aguantaban, y se les perdieron. Todos se murieron y la pregunta que yo hago es: ¿Cuántos militares hay castigados por eso?

–Pero, ¿qué otros recursos que usan durante la formación crean un perfil torturador?

–Para que ingreses a un arma te ponen una golpiza, para ver si aguantas, y a mí me tocó ver morir a varios compañeros. Desde que entró en operación el Plan Mérida –en 2008– los entrenamientos se han puesto más agresivos y forman más este perfil porque muchos militares se están yendo a capacitar a Estados Unidos en la Escuela de las Américas –nombrada en algunos documentales como la “Escuela de los Asesinos”–, donde te enseñan cómo captar a un objetivo específico, cómo asesinar, cómo abatir, está en todos los partes militares.

–¿En México cómo es esa instrucción?

–Ya en el adiestramiento viene lo que se llama pista de reacción, que puede ser desde que pasas por un lugar donde tienes que hacerlo sobre vidrios, o que estás expuesto a la electricidad o que te vayan a golpear todos los compañeros. Esta situación se refleja en cada momento, en cada minuto, y en cada parte. Hay documentos en Internet y son documentos que vienen hasta numerados que edita la Escuela de las Américas, donde se puede ver cómo los estudiantes son inducidas a través del adoctrinamiento contrainsurgente que se da en todas las escuelas militares en Estados Unidos y en todas las escuelas militares en México. En una situación de adiestramiento te torturan para ver cuánto aguantas, y eso te induce a hacer lo mismo, lo que tenemos que hacer para corregir esto, como he dicho “N” veces, es desarticular los mecanismos que permiten la violación a los derechos humanos.

UNA PRÁCTICA TOLERADA


–¿Quiere decir que dentro del mismo Ejército hay casos de tortura?

–La tortura se tolera dentro del Ejército. Si un militar tortura a alguien, le van a abrir una averiguación por lesiones. Tenemos el caso de Tlatlaya –donde soldados abatieron a 22 presuntos delincuentes–, sólo fue infracción de deberes militares, es una penalidad de cuatro meses de prisión, tan es así que si te remites a la resolución del segundo tribunal militar, uno fue el culpable y como ya tenía más de un año preso, ya está libre y con esa impunidad van a volver a fusilar civiles.

–En este caso del video, la Sedena ya dijo que existen dos detenidos.

–Que la Sedena muestre el proceso, que muestre si hay auto de formal prisión porque al rato estas personas van a salir libres porque las van a acusar por lesiones, abuso de autoridad, de las personas, según el Código de Justicia Militar y como dije, a los cuatro meses ya están libres porque existe una impunidad auspiciada por el alto mando militar.

–¿Este tema del video refuerza la petición de que el Ejército regrese a los cuarteles?

–Es hora de que el Ejército regrese a los cuarteles, de quitarle las misiones de orden interno, del sistema de seguridad, de seguridad pública. Es hora de crear una policía que no sea un mando único, sino respetando el sistema federal.

–¿Con eso se soluciona el problema?

–Hay otras cosas que hacer. Por ejemplo, que el Secretario de la Defensa no administre la justicia militar, que desaparezca el fuero de guerra y la desaparición del Estado Mayor Presidencial. El Ejército Mexicano es el único que con personal activo da seguridad a un civil y los militares no son para darle seguridad a un civil sino a un país. El Estado Mayor hasta le dio seguridad a la fiesta de Diego Fernández de Ceballos [el ex candidato panista a la Presidencia de México], porque ahí estuvieron dos ex presidentes.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR
La PGR abre consulta pública para iniciativa de Ley en materia de tortura

VER MÁS ACERCA DE:
#LeyContraLaTortura • Francisco Gallardo • Tortura de militares

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: