miércoles, 20 de abril de 2016

7464. RECORRIDO DE LA MISERIA.

Por Ernesto Reyes Flores.
Abogado sindicalista.
Desde Morelia, Michoacán.
México. 19/abril/2016. Para
Tenepal de CACCINI

Recorrido de la Miseria.

En últimos días, por cuestiones laborales, tuve que recorrer, una pequeña parte del territorio nacional, donde me percate de las condiciones de miseria en las que nos encontramos. El recorrido comenzó el día 8 de abril del presente año, en la Ciudad de Morelia, nos desplazamos al Municipio de Tzinzunzán (Lugar de Colibríes en Purépecha), donde nos encontramos con un Pueblo Mágico, donde se encuentran Ruinas Arqueológicas, las “Yacatas del Rey” y un “Convento Franciscano del Siglo XVI”, además del Primer Hospital en América, la población en su mayoría descendiente o Purépechas puros, viven del comercio, de la venta de artesanías, el turismo y sobre todo de las remesas que envían los parientes viviendo y trabajando en los Estados Unidos de Norteamérica, los habitantes, gente noble, sobreviven en promedio con 3,000 mil pesos al mes. Después de un día arduo de trabajo, nos dirigimos a comer “Carnitas” a Quiroga, localidad anexa a esta. De ahí regresamos a pernoctar a la Ciudad de Morelia, Ciudad Capital del Estado de Michoacán, más o menos a cuarenta minutos de distancia, las diferencias son evidentes, tanto étnicas, como económicas, como sociales, como políticas.

Al día siguiente muy temprano, nos encaminamos a la Ciudad de León Guanajuato, al pasar la frontera, nos percatamos de la diferencia entre estos dos estados vecinos, Guanajuato y Michoacán, mientras en el primero existe Industria, Comercio, el campo está altamente industrializado, en el segundo (Michoacán), no existe Industria, no existen fuentes de trabajo, recientemente cerro la plata de Lubricantes Akron, de que vive Michoacán entonces, del Turismo, de la Agricultura, del Narcotráfico, del lavado de dinero y de las remesas que envían los paisanos en el norte. Recordemos que Michoacán tiene más o menos, cuatro millones de habitantes, misma cantidad que se encuentra en el norte trabajando, lo que nos salva de no morir literalmente de hambre, en la miseria, estas remesas son tan importantes que existe una Secretaría del Migrante, existe el voto Migrante y próximamente Diputados Migrantes. Se lo han ganado contribuyendo con dinero al mejoramiento de sus comunidades, como es el caso del Programa (3X1), tres partes el Gobierno y una los Migrantes.

Ya en la Ciudad de León Guanajuato, famosa por ser la productora más importante de zapato en el país, nos dirigimos a la Colonia las Maravillas II, parte del círculo de miseria de cualquier Ciudad en nuestro país. La miseria, la violencia, el vandalismo, eran parte del panorama en esta parte de la gran ciudad, por el calor que hacía ese día y parte también del contacto con la realidad tan cruda, me sentí muy mal, me dio una migraña, fuerte, tanto que no pude manejar. Nos percatamos que la miseria en estas colonias de la ciudad es peor que en los pueblos, donde siempre la calidad de vida es mejor.

Pernoctamos en esta ciudad, al día siguiente domingo 10 de abril, descansamos y lo dedicamos para comprar algún zapato, nos percatamos que el producto chino, es un producto que desplaza al nuestro, por bajo precio, sin calidad por supuesto, pero si pone en peligro a esta industria, al terminar tomamos camino rumbo a la Ciudad de San Luis Potosí para hay comer y dormir. Pasamos por el centro del país, el Cerro del Cubilete y el Cristo en la Cúspide, los paisajes que vi, contemple y observe en este viaje valieron la pena, la ciudad de San Luis Potosí es feo, sucio, descuidado, árido, sus hoteles feos y caros, mala comida.

Siendo lunes 11 de abril de la presente anualidad, no dirigimos a Guadalcazar (Rio junto a la fortaleza), San Luis Potosí, a más de una hora de la capital, las condiciones aquí son precarias al extremo, es un oasis, ya que en medio del desierto existe agua en esta región, pero al estar en medio de la nada, no tiene apoyo, ni gubernamental, ni de ningún otro. Los pocos habitantes, se acercaban para decirnos que no llovía hace cinco años, los habitantes, mayores de edad casi todos, ya que los jóvenes emigran para poder sobrevivir, a la capital, al norte (EEUU), ya que no es atractivo la Ciudad de México, como hace años. Era día de plaza, luego entonces los pobladores de los ranchos vecinos, llegaban a comprar alimentos y víveres, aunque el mercado se reducía a cuatro puestos de verdura.

Terminando, teníamos que llegar a Zacatecas, tuvimos que regresar a San Luis Potosí, para agarrar la autopista, ya que nos dijeron que era peligroso llegar a Zacatecas por Matehuala, esa es la realidad de nuestro país, la inseguridad, me acompañaban cuatro mujeres, llegamos por la noche a Zacatecas, una hermosa Ciudad, colonial, minera, junto al cerro de “la Bufa”, “la Mina del Edén”. Dormimos y comimos bien.

Al día siguiente muy temprano, nos dirigimos a la ciudad de Noria de los Ángeles Zacatecas, también como a una hora de la Capital, un lugar deshabitado, árido, sin esperanza, donde los habitantes todos tienen los dientes podridos debido al agua que beben, con desechos de las minas, que solo dejan miseria y enfermedad, por supuesto las enfermedades de los riñones están a la orden del día, los habitantes no pasan de los 40 o 45 años, no pagan bien las mineras y no se hacen cargo de los gastos médicos, no pagan Seguro Social, viven prácticamente en la esclavitud. En estos días el Instituto Nacional Electoral le quita el registro al Candidato de MORENA al Gobierno de Zacatecas, candidato con altas posibilidades reales de ganar, esto según las encuetas. No solamente la salud, la vida, sino la esperanza de un cambio político se las arrancan, esto es un crimen de lesa humanidad. Existirá algún Tribunal que haga Justicia, o un “Dios” que haga pagar a estos corruptos por sus hechos y actos. Solo veo políticos demagogos, que viven de lo que les da el pueblo, representantes de iglesias que se bañan en pureza y son pederastas, violadores o protectores de los mismos.

Terminando esta visita regreso directamente a Querétaro, para entregar los resultados del trabajo encomendado, cobrar mis honorarios, dormir y al día siguiente 13 de abril regresar a Morelia Michoacán, cansado, desgastado, desanimado, pero con la esperanza de que podemos cambiar, de que debemos cambiar, vía político electoral en el 2018 y desde mi trinchera, en el trabajo, en mi escuela, en mi trato cotidiano.

El día 15 de abril salgo rumbo a la Ciudad de México para tomar un avión hacia la Ciudad de Oaxaca, paso por el volcán Popocatépetl y el volcán Ixtlazihuatl, sin nieve, señal de que hace bastante calor, tengo que regresar al centro para poder desplazarme a Oaxaca, porque no hay vuelos de Morelia a Oaxaca, donde me doy cuenta que la ciudad también vive un ambiente electoral, se votara por el gobernador, el taxista me comenta que el hijo de Murat viene por lo que dejo el papa, sabe que es un ladrón, pero esta resignado a que va a ganar. Monte Albán, nos vigila desde lo alto, no ha podido proteger a su pueblo de estos nefastos, de estos abyectos, de estos corruptos, tierra del Benemérito de las Américas, Benito Juárez un ejemplo de honradez, de honestidad, ahora que diría de estos reptiles, los mandaría fusilar de forma inmediata o les haría un juicio sumarísimo. Por la noche voy a una Boda para cumplir un compromiso con un amigo, compartimos de su alegría, de su felicidad, de su momento, también las diferencias vuelven a surgir, al día siguiente, 17 de abril de 2016, regreso a la ciudad de Morelia Michoacán, nuevamente, vía Ciudad de México.

Mi madre me pregunto, ¿dónde vivirías de todas estas ciudades?, le conteste sin tanto pensar, en Morelia sin duda; sin embargo, para los negocios y jóvenes no hay mucho futuro, no hay fuentes de empleo, pero eso sí, hay mucho político deshonesto.

Debo decir que falte a dos clases de mi licenciatura, sin embargo, creo que lo que conocí y aprendí, bien valen la pena, nunca deja uno de aprender, de sentir, de saber, dios bendiga a México.

Y si alguien me preguntara que aprendí, de que me percate, en pocas palabras, le diría, un México está muriendo y otro está bostezando, me pregunto ¿de cuáles soy yo?, ya quiero despertar, ya quiero ser libre, ya no quiero ver tanta miseria.

Este es mi México, esta es mi gente, este soy yo, amo a mi país y pienso que no todo está mal, ni todo está bien, por eso debemos hacer algunos cambios, desde adentro, desde afuera, desde nosotros mismos, quiero ser parte de una generación de cambio y no de una generación perdida.

ES TODO CUANTO
FRATERNALMENTE
ERNESTO REYES FLORES

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: