jueves, 28 de abril de 2016

7495. HOLA, ¿CÓMO ESTÁS? TE VEO SÚPER.

Por Arturo Ceja Arellano
Periodista y poeta.
Desde Zamora, Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

Hola, ¿Cómo estás? Te veo súper.

Me permito informarte que me encuentro decepcionado, frustrado, porque en el Centro Regional de las Artes Michoacán (CRAM Zamora), me acaban de informar que en el presente año “no se tiene contemplada la publicación de libros”, debido a ¡la falta de recursos en la Secretaría de Cultura del gobierno de Michoacán!

El contenido del mismo contempla la Crónica de Vida de lo que fue mi infancia, allá, en la región de la tierra caliente, donde intenté sobrevivir vendiendo chicles en la plaza de toros de La Huacana, donde luchaba contra otros chiquillos que me esperaban a la salida de ese lugar para quitarme el dinero, que usaba para comprar otra cajita de chicles y continuar con mi venta.

Allí mismo vendí paletas, entre las arenosas calles a cuyos costados había huertas de coco, tamarindo y limón, principalmente.

Hablo sobre mi llegada a Jacona, ya adolescente; era un paraíso desconocido, aromático a guayaba y mango, a limas, donde me cautivó el cantar de las cristalinas aguas del Río Celio.

Sobreviví esa etapa de mi vida vendiendo mandarinas y naranjas en el campo de futbol que se encontraba a un costado de la Coca-Cola. Luego fabricaba ramos de claveles que vendía en las plazas de Jacona, Tangancícuaro y Los Reyes, a donde me mandaban los patrones.

Contempla también mis cuentos, algunos son la experiencia con mis nietos; otros, los recorridos que hice en campañas políticas por colonias alejadas del centro de Zamora y Jacona. Hablo de personajes jaconenses, los que vivían su vida de manera placentera, no obstante a sus limitaciones de toda índole.

Cuenta con crónicas y cuentos cortos; así como algunas poesías.

Tal trabajo lo llevé el año pasado al CRAM solamente para que me lo revisaran; pero les gustó y me pidieron les diera la oportunidad de editar y publicar un libro, que al final de cuentas allí mismo bautizaron con el nombre de “Uandari, Crónicas de Vida”; y lo diseñaron.

Me dijeron que estaría listo en Junio del año pasado; pero luego que en Septiembre. Ya después que en Diciembre, porque no había llegado el recurso correspondiente al segundo semestre del año, por el cambio de gobierno.

Por lo tanto, me aseguraron que el libro estaría listo en el primer trimestre del 2016; o sea, en Marzo. Sin embargo, al salir Diana Correa de la dirección del CRAM, terminó mi encanto, pues al entrevistarme con Erik Alba, nuevo director de esa institución, me dijo que “no había dinero” y que difícilmente se podría llevar a cabo la publicación del libro. Alguien más me aseguró que en el presente año no se publicará ni un solo libro.

El costo de la publicación, según se dijo, oscila entre 30 y 35 mil pesos. (Mil libros).

Me pidieron que reuniera la mitad del dinero y que ellos aportarían la otra, lo que me ha desalentado.

Tengo ya terminada una novela corta llamada “Siete meses”, en la que narro los siete meses que duré trabajando como Director de Comunicación Social del Ayuntamiento de Jacona, hasta que salí por falsas y ridículas acusaciones.

Poseo varias crónicas, cuentos cortos y poesías para un segundo libro; pero veo imposible su publicación debido a la falta de recursos de mi parte, así como de la Secretaría de Cultura del gobierno de Michoacán.

La situación económica es difícil, razón por la que no he tocado puertas para recabar los costos.

Solamente la buena voluntad del Secretario de Cultura podría cristalizar éste proyecto, que buscaba presentar el día 7 de Mayo, cuando cumplo 47 años en la actividad periodística; y en vísperas de mi aniversario número 60, que es al día siguiente, el 8 de ese mismo mes, lo que definitivamente no se realizará.

Ya me habían solicitado la presentación del libro en: Zamora, Morelia, Jiquilpan, La Piedad y en La Huacana, apoyado por periodistas y directores de Casas de la Cultura, cuya calendarización ha sufrido tachones en los días del calendario y que ya suspendí en forma definitiva.

Saludos cordiales

Un abrazo. Arturo Ceja Arellano

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: