viernes, 29 de abril de 2016

7509. DI’ARINA Y DE MAÍZ.

Por Arturo CEJA ARELLANO.
Periodista y poeta.
Desde Zamora, Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

Di’arina y de Maíz.
*Jesús Torija (q.e.p.d.)
*Hoy, ¡Todos con el PROMOTÓN!
*Felicidades a todos los niños en su día

Allá por los años noventas, cuando regresé de mi aventura del “sueño americano” que no alcancé, llegué para trabajar en El Diario de Zamora, hasta donde llegaron personas involucradas en la política por medio del PRI, para contratarme a fin de que acompañara a los candidatos en turno en su campaña proselitista, lo que he hecho hasta la fecha.
           
Allí conocí a personajes como: Mariano Carreón Girón, Hugo Miranda Mora, Guillermo Gómez Vega, Sergio Flores Navarro y hasta el tristemente célebre Herman Francisco Merino Westhpal, quien dio inicio a la debacle priista, que a la postre fueron los principales protagonistas de la política zamorense.
           
También conocí a los doctores Negrete Mora y Guzmán Segura; al ahora poeta Roberto Reséndiz; a Francisco Elizalde. Éstos dos últimos ya fallecidos, con quienes por cierto, inicié “otra vida”, al convivir con ellos en la Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística Corresponsalía Zamora, Alfonso García Robles, creada por el Notario Público, Fidel Martínez Acevedo.
           
Pero bueno, ya entre la “talachada” se me quedó muy grabado el apellido Torija, porque papá e hijos, principalmente Jesús, eran los que hacían el gran movimiento, siendo éste último el que llegó a liderar el Frente Juvenil Revolucionario del Comité Municipal del PRI Zamora.
           
Desde entonces se mantuvo, o se sostuvo formando parte de ese instituto político, sin chaquetearle, sin cambiar de camiseta, sin saltar a otro partido político como reacción de alguna venganza por no ser tomado en cuenta para algún cargo público. Y así deambuló a través de los años, en su actividad como comerciante en el Mercado Hidalgo y como líder de una de las agrupaciones del mismo.
           
Jesús Torija era como quiso ser. Hablaba en tono alto. No se escondía de nadie y siempre apoyó al candidato que finalmente ganara las internas. Como todos, tuvo sus preferidos, pero cuando éstos perdían “no le chaqueteaba a su partido”.
           
Ahora que finalmente tuvo un cargo público, al lograr la dirección y administración  del Rastro Municipal, cuando finalmente la vida le sonreía, ganándose el sustento diario con su esfuerzo, dedicación y trabajo, el todopoderoso decidió llevárselo, pero lamentablemente en una forma por demás cobarde y ventajosa de quien decidió quitarle la vida.
           
Algunos de sus amigos y conocidos del PRI decidieron despedirlo con un sencillo homenaje en el Comité Municipal, donde brillaron por su ausencia muchos, pero muchos de los protagonistas de ese instituto político. Descansa en paz Jesús. Agradezco tus siempre cordiales y respetosos saludos que me brindabas cuando nos encontrábamos por los sinuosos caminos de la vida.
           
Por cierto, la semana pasada nos encontramos frente al Palacio Municipal y preguntó ¿por qué había dejado de ser el Director de Comunicación Social del Ayuntamiento de Jacona? En respuesta le dije: “Mira Jesús, en todas las carreteras y en todos los caminos que recorras, no obstante a que recién hayan sido pavimentados o asfaltados, siempre encontrarás piedritas”. --Acompañado de sonora carcajada me dijo: “sí, eso es muy cierto, pero hay que saber sortearlas para seguir sobreviviendo de manera digna y honorable, aunque esas piedritas se empeñen en dañarte; pero no lo lograrán porque tú eres un gran periodista”--. Esa fue la última conversación que sostuve con Jesús Torija (q.e.p.d.).

¡Todos con el PROMOTÓN!
           
Éste día, 30 de Abril, es el Día del Niño, razón por la que les envío una sincera felicitación, con el firme deseo de que la pasen a toda madre; pero sobre todo, que los que somos mayores respetemos su derecho a vivir bien, a estudiar, a practicar el deporte, a recrearse en el lugar que deseen sin el riesgo de pasarla mal. Ojalá y se les respete su derecho a decidir lo que quieren hacer, pero siempre guiados con el respeto que merecen y la experiencia de los mayores.
           
Éste es un muy buen día para acudir a la plaza principal de Zamora, para participar y llevar aunque sea un pesito y depositarlo en alguno de los botes del CRI-Promotón de Forjadores de Esperanza, que cada año recaban dinero para sostener el Centro de Rehabilitación Integral, a donde llegan personas de todas las edades en busca de la atención que necesitan para intentar vivir mejor, en condiciones menos dolorosas.
           
Se trata de personas que nacieron con capacidades diferentes a las nuestras, de niños, jóvenes, adultos y adultos mayores con “capacidades especiales”. De personas que sufren alguna discapacidad por enfermedades desde su nacimiento; o de personas que están discapacitadas al sufrir algún accidente, ya sea en el hogar o en calles y carreteras y hasta en el trabajo.
           
Es precisamente para ellos para quienes el CRI-Promotón busca el apoyo de toda la sociedad: del gobernador, de alcaldes, regidores, directores; titulares de dependencias federales y estatales; de legisladores de la federación y del estado; de agricultores, industriales, comerciantes, profesionistas, mecánicos, albañiles, taxistas; de todo el mundo, porque desde un peso que obsequien, hasta la cantidad que puedan, son buenos.
           
Personas procedentes de más de 30 municipios acuden al Centro de Rehabilitación Integral; sin embargo, solamente atendieron al llamado que el CRI les hizo, los alcaldes de: Jacona (Rubén), Ixtlán (Ángel), Tangancícuaro (Arturo) y Tangamandapio (Enrique). Algunos acompañados de sus esposas y personal del DIF, y regidores. Otros lo hicieron solos pero acudieron al llamado sensibilizador.
           
Por cierto, también acudió la diputada local por el Distrito 05 de Jacona, Adriana Campos Huirache; como lo hizo también el titular estatal del ICATMI, Juan Carlos Barragán, acompañado de la titular municipal, Alejandra Origel.
           
Al acudir hoy a la plaza principal para participar en el Promotón, se tiene la oportunidad de escuchar el canto de los artistas de nuestra región, de presenciar bailables y muchas diversiones más.
           
Obvio, hoy se hará presente el alcalde zamorense, el doctor Lugo, para realizar su aportación, porque él ya conoce el lugar, pero sobre todo sus necesidades. También lo harán los del DIF Zamora, Regidores y Directores de la administración municipal.
           
Hay que apoyar a Juan Carlos Velázquez Hernández y a su grupo de guerreros y guerreras, que desde hace 18 años han estado al pie del cañón y lo hacen tronar ¡aunque se les acabe la pólvora!.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: