sábado, 30 de abril de 2016

7512. UN INTENTO POR REDUCIR LA INCIVILIDAD.

Por Arturo CEJA ARELLANO.
Periodista y poeta.
Desde Zamora, Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

Di’arina y de Maíz
Un intento por reducir la incivilidad
         
El Centro Regional de las Artes Michoacán (CRAM-Zamora), anuncia la reapertura de diversos talleres de aprendizaje y creatividad para todas las edades, lo que necesariamente debe ser aprovechado por la sociedad, toda vez que solamente de esa manera se podrá crear mejores generaciones; de gente más respetuosa sobre todo con la vida de nuestros semejantes. Habrá que recordar que las Sagradas Escrituras indican que nadie tiene derecho de quitar la vida a un semejante y que a éste le asiste el derecho de vivir hasta que la madre naturaleza así lo determine.

A éstas alturas de la vida, ésta se pierde fácilmente, tanto por la acción de la mano del hombre, lo que hace recordar el final de la existencia generada por el hombre mismo. La contaminación ayuda un mucho, al generar huracanes, tormentas, espantosos tornados, inundaciones; al aparecer enfermedades generadas por un simple mosquito, que traen en jaque a las autoridades de todos los niveles.
         
Todo, porque carecemos de cultura y de educación, porque no hay dinero para impulsar la primera y porque los profesores continúan violentando las aulas con su ausencia, o enseñando violencia, tal es el caso de lo que ocurre en los planteles educativos donde se supone que se forjan las siguientes generaciones de profesores.
         
Lamentablemente, la carrera magisterial es otra de las que están saturadas, porque en lugar de generar profesores, generan desempleados, lo que desespera a todos, porque en lugar de saltar éstos a las calles para enseñar, saltan para agredir a la sociedad, como recién acaba de ocurrir en la ciudad de Morelia, donde boicotearon un evento en el que participaban el gobernador Silvano Aureoles Conejo y el Secretario de Educación de nuestro país.
         
Creo que la sociedad ya no está para tolerar ese tipo de acciones, toda vez que, por principio de cuentas, Michoacán se coloca bajo la lupa y es tomado por su violencia, como bandera política de Donald Trump, quien quiere gobernar en el vecino país del norte. Por cierto, ayudado por estúpidos individuos (as) paridos en Estados Unidos y de padres mexicanos.
         
Ahora falta que la Secretaría de Cultura aplique más recursos para la cultura en Zamora, pues no es justo que en el presente año no se vaya a patrocinar la edición y publicación de libros, lo que frena el ingenio y la buena intención de nuevas generaciones de escritores, de quienes desde hace rato han y hemos soñado y hasta despiertos, con la publicación de su obra y de tal forma darle continuidad a su ingreso al fabuloso mundo de las letras.
         
Plausible la visita del Presidente Municipal de Santiago Tangamandapio, Enrique Reyes, al Centro de Rehabilitación Integral (CRI-Promotón), donde fue recibido por el dirigente de Forjadores de Esperanza, el eterno Juan Carlos Velázquez Hernández.
         
Procedente de la tierra que adoptó como Hijo Ilustre, a Jaimito “El Cartero”, un personaje surgido por la imaginación de un programa de televisión y a cuyo monumento le hace falta la bicicleta (ojalá y algún día se la coloquen), el edil de la tierra de la jícama y del pepino; del lugar donde predomina la industria textil y el uso del carrizo para la fabricación de canastos, dijo que un promedio de 40 personas que sufren capacidades especiales, acuden al CRI para ser rehabilitados.
         
Aseguró que el Cabildo deberá aprobar el apoyo para el CRI en su 18º. Promotón; mientras tanto, aseguró que el Ayuntamiento apoya con un vehículo para el transporte de quienes lo necesitan, y con recursos económicos para quienes se desplazan en autobús, pagándoles el pasaje.
         
“El CRI-Promotón es una causa de todos y para todos”, subrayó el munícipe Enrique Ramírez.
         
Apoyemos al CRI éste 30 de Abril, en el Promotón que tendrá lugar en la plaza principal, desde las 9 de la mañana y hasta que se logre recabar un peso más de la cantidad reunida el año pasado. Ya se le está rascando la pancita a la cifra de los 2 millones de pesos que, a decir verdad, ni es tanto, porque en Zamora y su región existen nobles empresarios y comerciantes que podrían aportarlos fácilmente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: