jueves, 7 de abril de 2016

7413. LA TORTURA, DEGRADACIÓN DEL SER HUMANO.

Reporte Z

Por Rafael Gómar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

La tortura, degradación del ser humano

Muchos de ellos, por complacer a tiranos, por un puñado de monedas, o por cohecho o soborno están traicionando y derramando la sangre de sus hermanos.
Emiliano Zapata (1879-1919)
Revolucionario mexicano.


En México una tercera parte de la población acepta, legitima la tortura en casos de violación, narcotráfico, secuestro o extorsión, así de terrible es el bajísimo nivel de conciencia de la dignidad humana de millones de mexicanos, de acuerdo al estudio titulado Diagnóstico Nacional de la Percepción de la Población sobre la Práctica de la Tortura,  realizado por la Comisión Nacional de Atención a Víctimas con apoyo del  Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Nacional Autónoma de México, el estudio está bien sustentado, se basó en la aplicación de encuestas a mil 200 personas de 15 años o más, residentes en diversas poblaciones urbanas del país, mediante una selección de una muestra representativa a escala nacional con información del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, con aplicación de los más altos estándares de confiabilidad.

La tortura, los asesinatos, la violencia, la corrupción son manifestaciones de la barbarie que hemos aceptado como parte normal de nuestras vidas, son también evidencia de la degradación moral, espiritual, política y social en una palabra, humana de las masas.

La encuesta indica que la sociedad identifica a los responsables de la tortura, a los agentes torturadores, en primer lugar a la policía, en segundo a los agentes del ministerio público y en tercer lugar a los miembros de las fuerzas armadas.

El mismo porcentaje, una tercera parte de la población tiene miedo de sufrir tortura  si es detenido; una de las conclusiones del Diagnóstico es que: ‘‘La baja confianza que señalan las y los entrevistados acerca de no ser torturados si son detenidos es indicativa de lo habitual que puede ser dicha práctica con una percepción negativa de las instituciones de seguridad y de procuración de justicia’’.

La encuesta señala que una tercera parte de la población considera que la tortura se debe a la corrupción de las autoridades, a la impunidad y a la falta de capacitación a la policía.

Un dato esperanzador que arroja el Diagnóstico es que la mayoría de la población estaría muy poco o nada dispuesta a ver restringidos sus derechos en aras de obtener mayor seguridad. Así, rechazaron medidas como el retiro de documentos y propiedades, detención indefinida o investigaciones en su domicilio sin orden judicial, no poder reunirse con otras personas o el ‘‘toque de queda’’.

Lamentablemente, los diputados del PRIANRD, con la abstención del Partido Movimiento Ciudadano y la única oposición del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), acaban de aprobar conceder al presidente de la república facultades especiales para suspender los derechos, las libertades ciudadanas en casos de emergencia.

Mientras que en países democráticos las protestas ciudadanas obligan a la renuncia de un primer ministro, en México vamos en retroceso. Aceptar la tortura es ser cómplice y posible víctima de los torturadores. ¡NO a la tortura!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: