martes, 12 de abril de 2016

7430. VIOLENCIA EN MÉXICO.

Reporte Z

Por Rafael Gómar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

Violencia en México.

Me opongo a la violencia, porque cuando parece causar el bien éste sólo es temporal, el mal que causa es permanente.
Mahatma Gandhi (1869-1948)
Político y pensador indio.


El Índice de Paz Global calificó a nuestro país como el segundo más violento del continente americano, Colombia es el país que tiene el lamentable primer lugar. A nivel global México ocupa el lugar 18, es decir, está en los primeros lugar de la lista negra de los países violentos, los criterios que se toman en cuenta son el número de homicidios, el gasto militar y la participación en guerras.

Los números indican que el discurso triunfalista del gobierno de Peña Nieto es pura demagogia, los datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública señalan que la tendencia violenta sigue al alza, la tasa de homicidios dolosos aumentó 9 % de 2014 a 2015, de 2015 al mes de febrero se registra un aumento de 14.5 %.

Otro delito que implica un alto grado de violencia y que debería de tomarse en cuenta es el de las personas desaparecidas, en esta área se registran 28 mil 156 personas desaparecidas en México hasta el 31 de enero de 2016. Esto constituye una vergüenza y es un indicador de la incapacidad, o peor aún, de la complicidad del Estado en la desaparición de las personas.

La corrupción endémica del Estado y sus instituciones explican porque el país va en retroceso en el problema de la violencia a pesar de que se destinan miles de millones de dólares en programas contra la violencia… y en la compra de armas para contenerla.

Un dato duro que muestra que el uso de la violencia por parte del Estado para contener la violencia es contraproducente, es que desde que Felipe Calderón inició su guerra contra las drogas obedeciendo instrucciones de Washington, la violencia se ha incrementado considerablemente. El discurso del entonces presidente de que los costos colaterales (ciudadanos inocentes que mueren o son desplazados o desaparecidos) son inevitables no puede seguir siendo un argumento válido. Es irracional que el actual gobierno continúe con una estrategia que ha demostrado su alto grado de peligrosidad para la sociedad.

La Organización de las Naciones Unidas ha dado un giro a su política en el tema de la violencia asociada a la lucha contra las drogas y ahora considera que es más importante una política de prohibición al tráfico de armas. ¡Es irracional que Estados Unidos, Alemania y los principales países productores de armas sigan traficando con su mercancía letal mientras prohíben el uso recreativo de las drogas! ¡Es la locura de un mundo esquizoide!

Debería castigarse con energía el comercio de armas, pero no sólo se comercia con armas letales, sino que se fomenta su uso y el tráfico ilegal, el mercado negro de las armas es uno de los negocios más redituables y los fabricantes estadounidenses de armas, los mismos que controlan el tráfico de drogas, (y el tráfico de dinero, los paraísos fiscales en donde los multimillonarios, los políticos y gobernantes, ocultan su riqueza mal habida), el petróleo, los alimentos, los mass media, la industria de medicamentos, no quieren perder esa fuente de riqueza contaminada con sangre.

Otra forma de violencia es la concentración de la riqueza, el lado oscuro de los poderosos que hacen todo lo posible por olvidar que sus fortunas son causa de la muerte por hambre o por enfermedades curables de miles de personas cada día en el planeta, según la revista InspirAction el monto de la evasión fiscal anual de los multimillonarios del mundo sería suficiente para acabar con la pobreza en el mundo. Como se puede deducir de lo anterior, no sólo se mata con las balas, existen otras formas de violencia disfrazadas pero reales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: