jueves, 14 de abril de 2016

7433. ¡ES LA ECONOMÍA ESTÚPIDO!

LA ECONOMÍA Y USTED

Por: Eliseo Castillo A.
Economista analítico.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

HABERES

Dentro del caudal del recuerdo
con la forma del pasado nunca ido,
llegas a mí en mil formas y aromas,
llegas y te haces de nuevo presente
me invades en cada parte, me apropias,
lavas despacio mis penas, las haces nada,
me regresas el aroma de la vida,
vivo en ti, me quedó guardado,
apenas llegas, y todo es diferente,
son las vueltas de la vida, tú la cambias.

eliseo.

Cuando, el entonces candidato a la presidencia de los Estados Unidos, Bill Clinton presentó la sentencia brutal y casi insultante que rezaba "It's the economy stupid " la gente lo miró con cierto dejo de incredulidad... ¡cómo era posible que buscando los votos, en lugar de darles atole con el dedo por medio de discursos triunfalistas (quizá al estilo Trump), les señaló el gran error en que estaba montada la economía norteamericana; luego vino su triunfo incontestable, su éxito gobernando, y el resto es historia. 

Hoy esa sentencia viene al caso para el gobierno de Peña Nieto, mismo que se presentó con una campaña muy propositiva, muchas promesas pomposamente firmadas ante notario público... ya sabemos que en México los notarios no alcanzan esa investidura por su preparación y capacidad; son regalos como pago de favores con el gobernante en turno; sea del partido que usted quiera; los que han gobernado lo han hecho de manera grosera: PRI, PAN y PRD ( los otros no han gobernado regularmente, hasta hoy que aparentemente lo hace el verde).

Amparado en las promesas de campaña, Peña Nieto ha desmantelado la economía nacional, el sector público, encargado de mantener los programas sociales se ha ido desmantelando y ha sido entregado a empresarios particulares con la promesa de que con ello se incrementaría el crecimiento de la economía nacional.

¿Recuerda usted como desde su primer año de gobierno "sus doctores" en economía afirmaban y reafirmaban que si se reformaba la industria del petróleo y la luz se incrementarían algunos puntos del PIB nacional...? 

¿Recuerda usted como  se pregonó en un montón de programas de televisión y radio las bondades de las reformas de Peña Nieto...?

¿Recuerda usted como nos restregaron hasta el cansancio la portada del TIME donde se leía... SAVING MÉXICO  y una foto con la banda presidencial del nuevo prócer de la patria… Peña Nieto...?

Pues bien, en su cuarto año de gobierno, una vez que se ha dedicado a despedazar a PEMEX para justificar su privatización, tantas veces negada... como Judas y "su pequeño secreto"; podemos afirmar que, para variar, ha resultado un político del montón, cortado con la tijera del cinismo, la impunidad y la desvergüenza. Por un lado ha desmantelado lo que queda de PEMEX, ha puesto a remate las riquezas nacionales tanto petroleras como en el campo de la electricidad, y, ¿qué cree...? no ha mejorado la economía, como era su promesa al proponer las reformas, por el contrario la información de los organismos internacionales serios como la CEPAL (Comisión económica para América Latina y el Caribe)  y el FMI (Fondo Monetario Internacional) han informado que la economía mexicana no crecerá más que el año anterior, de hecho la ubican entre el 2.3 y el 2.5% del PIB nacional; con lo que se ratifica lo que se predijo entre los que no apoyamos la privatización energética. Fue un negocio para los particulares, pero en ningún momento para la sociedad mexicana.

¡Es la economía estúpido! tendríamos que recalcarle a todos esos mal vividores del gasto público que,  con promesas banales han desmantelado el sistema social nacional.  Hoy se cuenta con elementos para juzgarles por sus prendas: estas son deplorables; lo único que han hecho es entregarle el control de la economía a privados, sin que el país reciba algo a cambio. Hoy, acompañando este grito debe llevar de reclamos de una sociedad que debe dignificar sus reclamos con inteligencia mostrada en sus actos; con una manera más madura de asumirse como ciudadano de tiempo completo no dispuesto a aceptar más atole con el dedo. Ahora sí que menos discursos y más resultados.

Mire usted cuanta mediocridad se destila de nuestros gobernantes en las últimas tres administraciones y la que corre: 
Ernesto Zedillo (1994-2000)     PIB promedio 3.5%
Vicente Fox  (2000- 2006)         PIB promedio  2.1%
Felipe Calderón (2006-2012)     PIB          "         1.9%
Enrique Peña     (2012- 2016)     PIB           "          2.2% (proyectado)

Indudablemente todos estos gobernantes han sido muy antinacionales, han navegado en contra de los intereses de los mexicanos, unos más que otros; pero al final cada uno ha lastimado a su manera la identidad del orgullo del mexicano, si se le puede llamar así a la ide a de sentir que algo se tiene, cuando se recuerdan las clases de historia, donde se nos decía que hubo determinados personajes, hombres y mujeres, que en ocasiones arriesgaron sus vidas, y en otras incluso las perdieron, para generar determinados bienes para beneficio de los mexicanos. Por raro que suene, hoy es al revés... celebran, los que así lo ven, las reformas que, lejos de generar el crecimiento prometido, simplemente han desmantelado el sistema social nacional, pequeño si se quiere, pero social al fin y al cabo.

¡Es la economía estúpido... pero la nacional, no la de unos cuantos multimillonarios!

Un abrazo y hasta luego.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: