domingo, 8 de mayo de 2016

7544. COLUMNA UANDARI.

Por Arturo CEJA ARELLANO.
Periodista y poeta.
Desde Jacona, Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

Si los partidos políticos tuvieran la buena intención de trabajar siempre por ir a la búsqueda de hacer algo positivo por la sociedad, como el claro ejemplo que nos puso el Partido del Trabajo, al crear el CENDI, donde cuidan, atienden y educan tanto a bebés, niños y papás, otro gallo nos cantaría.
           
Es un claro ejemplo de cómo trabajar y sobre todo, de que sí se puede hacer algo más positivo que va más allá de la simple “politiquería”. Lamentablemente los recursos hacia esa noble institución (guardería-kínder y hasta bilingüe) fluyen a paso tortuga y a veces hasta los esconden.
           
Pero lo más lamentable, es  que hay partidos políticos que solamente aparecen en tiempos electoreros, constituyéndose en auténticos parásitos de la sociedad, acuachados por autoridades electorales como el famoso INE, antes IFE, que derrocha millones y millones de pesos en organizar la política nacional.
           
El único partido político en Zamora, que muestra actividad fuera de las contiendas políticas, es el Acción Nacional, cuyas puertas del Comité Municipal siempre están abiertas en horarios de trabajo. O sea, mañana y tarde.
           
Le sigue el Revolucionario Institucional, que también cuenta con su edificio para el Comité Municipal; y ahora aparece el Partido del Trabajo con su más reciente instalación, allá, sobre la avenida Juárez.
           
El Partido de la Revolución Democrática cuenta con su Comité Municipal, pero solamente durante esos famosos tiempos electoreros.
           
El resto de partidos políticos, mis amables lectores, son simple y sencillamente “parásitos”, o “rémoras”. Ya como usted desee mencionarlos, pues solamente aprovechan lo inchado de la ubre del presupuesto nacional para llenar los bolsillos de sus líderes, como el eterno Peje, quien pian pianito allí la lleva, haciendo puras estulteces; porque el estultismo es una añeja práctica ya arraigada en la política de nuestra nación.
           
Quienes en su mayoría de plano no sirven absolutamente para nada a la sociedad (dije mayoría, no todos, que se entienda bien), son los legisladores de los tres niveles de gobierno que surgen por la vía de la plurinominalidad. O sea, que nadie los elige, pero que sí viven del presupuesto. Uno de esos claros ejemplos es el Regidor de Salud del Ayuntamiento de Jacona, parido por el PAN, quien se ha convertido en un simple y sencillo cero a la soberana izquierda.
           
Afortunadamente en ese municipio existen otros pluris que sí sirven, como Raúl Barriga del PRI, Serafín Campos del PRD y Cristóbal, del Verde Ecologista.
           
Lo que la sociedad quisiera saber, porque así me lo han cuestionado, es acerca de la actividad que realizan los Regidores Plurinominales; lo mismo que los diputados locales y los de la federación, porque en los Ayuntamientos se centra la atención solamente en los ediles y Regidores electos. Poco o nada se sabe de los famosos pluris. Es allí donde entra el trabajo de investigación de reporteros de prensa, radio, tv y redes sociales.
           

Que tengan un domingo agradable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: