martes, 10 de mayo de 2016

7550. 1.-TRISTE DOMINGO. 2.-IGLESIA MUDA.

Reporte Z

Por Rafael Gómar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

1.-Triste domingo. 2.-Iglesia muda.

“Dejen que los niños se acerquen a mí”.
Jesucristo.


Dos comentarios sobre la Iglesia.

1.-El domingo en una capilla del sur de la ciudad los católicos esperan el inicio de la misa. Una niña vestida de blanco también espera, la acompañan sus familiares, sus padrinos. Es una primera comunión. Frente al altar todo está listo, los reclinatorios, las flores y las velas encendidas. Pero algo no va bien, el sacerdote le dice a la asamblea que la niña no podrá hacer su primera comunión porque no cumplieron con el requisito de llevar el papel de la parroquia.

Comienza el servicio religioso y los padres, padrinos y familiares de la niña se retiran, la niña, que esperaba recibir la comunión por primera vez está triste, las lágrimas asoman por sus ojos, no entiende porqué su ilusión no podrá cumplirse. Minutos después ocurrió algo inusitado. Un grupo de hombres llega hasta el fondo del altar, uno de ellos encara al sacerdote que estaba sentado, le dice algo que no alcanzo a escuchar, al retirarse otro arrebata el texto de la segunda lectura que una señora leía, lo rompe y lo arroja al piso. La señora está a punto de llorar. El sacerdote, visiblemente alterado explica su postura a la asamblea, la misa continúa pero ya nada es igual. A la salida escucho algunos comentarios: “¡Qué irresponsables los padres de la niña!”, “El sacerdote se pasó”, “Por eso la Iglesia se está quedando sin feligreses”.  Me pregunto si alguien pensó en los sentimientos de la niña que en vez de un domingo inolvidable tuvo el que podría ser el día más triste de su vida. ¿Dónde quedaron las palabras de Jesús: “dejad que los niños se acerquen a mí?”.

2.-Después de años de silencio (¿cómplice?), por fin la jerarquía católica parece despertar de su letargo, el editorial del semanario Desde la fe de la Arquidiócesis Primada de México criticó las medidas anticorrupción del gobierno de Peña Nieto, pero sin mencionar ni a los principales responsables (los ex presidentes y el actual ocupante de Los Pinos, ni a los institutos políticos que los llevaron al poder PRI y PAN. Lo mismo que el Papa Francisco en su visita a México, el editorial de la Arquidiócesis no va más allá de calificar la corrupción como “un pecado aberrante que clama por  justicia ante los ojos de Dios.”.

La referencia hacia los gobiernos panistas se dedica en especial a Vicente Fox, pero no se menciona explícitamente al PAN: “La alternancia presidencial del 2000 enarboló una cruzada para acabar con “tepocatas” y “víboras prietas”; sin embargo, las alimañas emergieron de los escondrijos y se enriquecieron indecentemente. Las contralorías cambiaron de nombre e integraron entidades de la administración pública federal que, en un momento, quedaron en el limbo jurídico”. Tampoco se menciona a Peña Nieto ni al PRI: “La primera parte del sexenio quedó en la parálisis: tres años perdidos en los laberintos de las palabras, discusiones y congeladoras, mientras la Secretaría de Función Pública (SFP) fue reducida a simple entidad receptora de trámites y contratista, con un encargado de despacho, aunque con sueldo de Secretario de Estado. Tres años convulsos por los escándalos de corrupción, melodramas mediáticos y resistencias por mostrar la cara impávida del “yo no fui”; las inercias condujeron a la reinstalación de un Secretario de la Función Pública que sentenció lo predecible, nadie es culpable, todos están exentos de responsabilidad, al fin juez y parte.”

“México está lastimado por los procesos de corrupción a niveles inimaginables. Ya se ha discutido hasta dónde llega y cómo acaba con la economía y credibilidad. Resulta paradójico que, en la democracia, la construcción del sistema anticorrupción se entregue a  institutos en el más bajo nivel de confianza ante la percepción ciudadana”. Como acostumbra, la Iglesia jerárquica hace críticas muy light sin nombres ni responsables.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: