martes, 17 de mayo de 2016

7575. BENDITAS LLUVIAS.

Por EVERILDO GONZÁLEZ ALVAREZ.
Ambientalista y articulista.
Desde Zamora, Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

Los arbolitos que en los últimos dos años han plantado integrantes del Consejo Ciudadano Ecologista de Zamora, han enfrentado y enfrentan dos problemas para lograr sobrevivir: la falta de agua y la amenaza constante de ser sacados, esto último bajo el argumento de que hay muchos árboles  o que algunos están muy juntos o bien porque no son endémicos de esta región.

Es un hecho que una de las acciones que el ser humano puede y debe hacer para ir contra el calentamiento global de la atmósfera y por ende contra su consecuencia: el Cambio Climático, es lograr una disminución del gas de efecto invernadero más abundante como lo es el dióxido de carbono que gran parte de la actividad del ser humano lo genera--- hasta los incendios  forestales y quema de pastizales que en un 98% son provocados--- y se pueden hacer varias cosas pero la principal, en estos tiempos, lo es la plantación de arbolitos, estos son los que transforman ese gas en oxígeno, entonces es un doble beneficio para el ser humano.

Siendo los árboles tan necesarios, tan importantes para la preservación de la especie humana, resulta incomprensible, no se entiende que se esté en contra de los árboles, que no se les atienda que no se respete su derecho a vivir. Mencioné una de sus funciones, pero los árboles tienen otras tan importantes como filtrar el agua al subsuelo para reabastecer los mantos freáticos, servir de hábitat a aves, mamíferos e insectos, regular el clima y muchos servir para aliviar algunos males que aquejan a las personas, vaya son medicinales.

A pesar de todos los beneficios que los arboles proporcionan al ser humano, éste insiste en su afán de estar en su contra y, a cada año, la agresión contra ellos va en aumento, que si la quema de pastizales que arrasa a su paso con los árboles que encuentra, que si la tala inmoderada que va dejando espacios claros en los bosques, que si los incendios forestales que en un 98 % son provocados, que si los cambios de uso de suelo de áreas boscosas para usar las tierras para siembra o para huertas—en nuestro estado principalmente aguacate—y más.

La quema de pastizales y los incendios forestales, en las últimas semanas se han tenido en altas cantidades y han logrado que en Zamora y la región se tenga una capa grisácea visible desde cualquier parte.  En Uruapan dos incendios arrasaron con una buena cantidad de hectáreas boscosas, en el cerro San Ignacio—cerca de Ocumicho—los incendios se han tenido en varios puntos y el camino a Patamban muestra los estragos de los incendios que ahí han sido provocados. Lo anterior además del daño a nuestro medio ambiente, ha tenido su consecuencia en malestares a niños y adultos con enfermedades en las vías respiratorias y gastrointestinales.

Afortunadamente, en los últimos días, las lluvias han venido en auxilio de los árboles logrando una pausa en el accionar destructivo del ser humano. BENDITAS LLUVIAS. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: