martes, 17 de mayo de 2016

7580. FÚTBOL, CORRUPCIÓN..., MALA EDUCACIÓN.

LA ECONOMÍA Y USTED

Por: Eliseo Castillo A.
Economista analítico.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

DEL PERDÓN....

Como si de verdad faltara orgullo
por eso que sentimos y defendemos,
deletreo tu nombre y me aliento
a  regresar en  busca de  tus pasos idos,
veo el camino, y sin pensarlo reincido,
nada es mejor que dormir en ti,
metido en el lago oscuro de tus ojos.
No sé si aspiro a tanto, lo espero, claro,
más que perdón busco tus pasos,
como estoy, invariablemente convencido,
en ti es mejor que lejos..., siempre.

eliseo.

Se dice que el futbol es lo más importante de lo menos importante en el mundo; si alguien lo duda habrá que informarle que la FIFA: federación internacional de futbol asociado cuenta con más países socios que la ONU: Naciones Unidas. Obvio, México es miembro de ambas organizaciones internacionales.

En nuestro país es tan sucio este deporte, que incluso se dan el lujo de violar las reglas internacionales sin el menor recato: por ejemplo, se prohíbe que una persona física o moral tenga más de un equipo de futbol; eso se lo pasan por el arco del triunfo: televisa y tv-azteca lo han hecho por años, al tener en propiedad más de un equipo de manera simultánea; la agrupación formada por los dueños del Pachuca, León y Mineros de Zacatecas son una sociedad en la que participa Carlos Slim; y aunque menos turbio, dos hermanos son dueños de los equipos Puebla y Chiapas (los sobrinos del cómico Capulina).

Son tan corruptos, que por muchos años apoyaron el grito homofóbico que se manifiesta cuando el portero visitante se deshace del balón al grito de puuuutooooo...

¿Recuerda usted como hasta hace un año los cronistas, dada su cortedad educativa e igual sentido común, en no pocas ocasiones la alentaban con una sonrisa de aprobación...? Bueno, es que lo que natura no da...

Es tan sucio este futbol, que funciona como una organización mafiosa. Hace años le preguntaron a Pep Guardiola si aceptaría venir a México a dirigir...; su respuesta fue simple y lapidaria... ¡claro, primero habría que pedirle permiso a las televisoras...! usted concluya.

Cuando un futbolista acepta irse al extranjero sin que le deje dinero al equipo de donde salió, regularmente se le amedrenta con amenazas... ¡no se le aceptará de regreso... hasta que pida perdón al directivo que dejó para irse al extranjero! Toño De Nigris, nunca fue perdonado y se la pasó jugando por todo el mundo, hasta que un día, sin muchas explicaciones, fue encontrado muerto en Grecia (¿estrés, nostalgia, sentimiento de abandono y discriminación...?) nadie se atreve a decirlo...; los directivos tienen el pacto típico de las mafias... "Un pacto de caballeros...", con este pueden bloquear a cualquier jugador para que nunca vuelva a jugar en México. Con De Nigris hicieron la payasada del minuto de silencio, sabiendo que en México el circo, hace tiempo que sustituyó al pan. 

Se acuerda usted una joya de futbolista que surgió en Pumas hace unos tres años; claro la prensa se le echó encima buscando la entrevista oportuna; el jovencito tuvo la ingenuidad de confesar que no había debutado en Pachuca por porque un determinado personaje del mismo le pidió... creo que 20 000 pesos para debutarlo; al no tenerlos se quedó con las ganas; hoy  habría que buscarlo para saber si sigue dado de alta o ya fue "castigado".

Una demostración del tamaño de su poder corruptor de la Federación Mexicana de futbol fue la de organizar la reunión de la FIFA en México; con eso están demostrando que tienen tanto poder, que pueden hacer eso y más. 

Hace años tres árbitros dieron pistas de cómo se maneja la corrupción en el fútbol nacional; uno, de apellidos Ramos Rizo, aceptó que él participó en un encuentro arreglado (Chiapas-Cruz Azul); otro de apellido Alcalá demostró en la pantalla de un canal de cable como con dos goles ilegítimos, el  América le arrebató el campeonato al Cruz Azul hace un par de años; finalmente, el carismático y polémico Bonifacio Núñez explicó, en el programa de José Ramón Fernández la manera perversa en que se pueden manipular los partidos desde el arbitraje; lo explicó claramente, tanto que el sábado 14 de mayo vimos una demostración de cómo se puede manipular un resultado; fuimos testigos de cómo un equipo que tiene en sus manos su destino y el control del mismo; con determinadas decisiones arbitrales, sin que ellos fueran capaces de evitarlo, entraron en confusión, hasta perder los estribos... y después la eliminatoria. El equipo Monterrey carecía de argumentos ante la aplanadora que eran los Tigres... hasta que el árbitro tomó decisiones de "sentido común" dicen los corifeos de televisa, y le regresaron lo que en la cancha tenían perdida, la eliminatoria (ni chespirito lo habría explicado mejor, me imagino; recordemos que era gran crítico de los árbitros).

Ayer domingo 15 de mayo se enfrentaron el equipo sentimentalmente nacional, Las chivas del Guadalajara, y el equipo de televisa, el América. Al margen de que no soporto a los tipos como el apodado Güicho Domínguez, Tuca, dixit.; Quien con malas mañas se apoderó del llamado rebaño sagrado; quitando a Jorge Vergara, puedo pensar que bien vale la pena seguir siendo aficionado del mexicanísimo equipo, aunque duela ver y escuchar a ese señor actuando como su dueño. Sin embargo, apenas pasaron unos minutos cuando me di cuenta que se iba a repetir la escena excesivamente armada del sábado en Monterrey (¿qué sentirán los regios inteligentes, que los hay, aficionados, no fanáticos de cómo le robaron el partido a los tigres...?) . Pues bien tuve la misma sensación de que esa película ya la había visto; cuando el árbitro decretó que había un pela en favor del América, entendí que la familia del futbol, ya había decretado el resultado; como no quise amargarme la vida, regresé a mi periódico y sintonice una película, para, parafraseando a Milan Kundera, aceptar que "La vida está en otra parte"; y como dijo Pep Guardiola... Hay que pedirles permiso a las televisoras para saber si es posible creer en la lealtad en la competencia.

El problema de fondo es que las emociones de millones de jóvenes quedan grabadas en el sentimiento de que efectivamente ...el que no transa no avanza; que gritarle al portero visitante puuutooo es tema cultural, y que se pueden conseguir los fines cueste lo que cueste; y que quien no acepte estas reglas es mal perdedor. 

El futbol es un rito mediante el que hemos aprendido a mitigar los deseos bélicos, los deseos de conquista; es una catarsis en contra del cansancio y el tedio cotidiano; termina por ser buena terapia, con momento casi efímeros, si no fuera por los medios de comunicación; pero por desgracia, la mafia que todo lo pudre  se ha enseñoreado de esta actividad lúdica, y hoy, es un secreto a voces que la mafia se ha apoderado de este deporte; son tan sucios que se han endilgado una identidad que ofende a la historia de la ética y moralidad; en México se hacen llamar "caballeros", pues asumen que tienen un acuerdo entre ellos para controlar a los jugadores, la pregunta es... ¿es un pacto de caballeros... sin caballeros...?

Por fortuna no son dueños del deporte...solo de una federación de determinados equipos, es su mafia. El problema es que con ella, tienen a la fuerza para lastimar a generaciones completas de niños, adolescentes, y a no pocos adultos...; eso sí molesta; es parte de la mala educación.

Le abrazo con cariño...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: