jueves, 2 de junio de 2016

7637. ¿POR QUÉ UNA PRINCESA LESBIANA?

Reporte Z

Por Rafael Gómar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Zamora, Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

¿Porqué una princesa lesbiana?

“El problema del matrimonio es que se acaba todas las noches después de hacer el amor, y hay que volver a reconstruirlo todas las mañanas antes del desayuno”.
Gabriel García Márquez (1927-2014)
Escritor colombiano.


El Nuevo Orden Mundial (NOM) ya está aquí. Los tratados de libre Comercio que se firman en el planeta para poner de rodillas a los tribunales nacionales son parte fundamental de la aplicación de los planes de dominación mundial. De hecho no hay más gobiernos nacionales, México, Brasil, Estados Unidos son ejemplos de gobiernos que han sido tomados por un poder que todo lo corrompe: los señores de la guerra (del dinero, del petróleo, las armas, las drogas, etc.). No se gobierna para el pueblo sino CONTRA el pueblo.

La agenda gay es parte de esos planes en donde sobran millones de seres humanos a los que hay que hacer a un lado. También la familia tradicional sobra, hay que destruirla, es el objetivo del NOM.

Pero hay millones que no estamos de acuerdo con esos planes. Los seres humanos pueden elegir libremente sus preferencias sexuales, pero una cosa es la libre elección y otra la indoctrinación, en esta columna analizamos lo que se llama el Nuevo Orden Mundial, no, no se trata del próximo campeonato Mundial de fútbol se trata de un plan de dominación global y la agenda Gay es parte de ese Nuevo Orden.

En nombre de los derechos humanos y  de una supuesta igualdad se está imponiendo lo que se conoce como la Agenda Gay. El intento de Disney de que en la próxima película Frozen la reina o princesa Elsa tenga una pareja lesbiana ha causado revuelo, las campañas en contra no se han hecho esperar y obligarán a Disney a dar marcha atrás en su propósito, pero no cejarán hasta lograrlo.

La destrucción de la familia como núcleo de la sociedad está detrás del movimiento que se impulsa desde los centros de poder como la ONU, destruir a la familia y reducir drásticamente la población mundial.

Es una cuestión de principios, pero a los políticos no les interesan los principios, les interesan los votos. La pregunta es hasta cuándo los ciudadanos podrán relacionar el derecho a elegir la preferencia sexual, la institución matrimonial como fundamento de la familia y la legislación que se está imponiendo desde hace años.

Uno se pregunta porqué tanto interés en destruir a la familia y además porqué tanto interés en las familias pequeñas. La idea de que somos más de los que deberíamos de ser no es nueva, los que impulsan la Agenda Gay y el Nuevo Orden Mundial se proponen reducir drásticamente la población humana.

Destruir a la familia facilitará la tarea. Los lazos familiares no dejan de ser un vínculo importante. La solidaridad, el apoyo entre los integrantes de la familia, e incluso, el sacrificio de uno de los miembros de la familia para que otro sobreviva son manifestaciones que no caben en un nuevo orden en donde el amor y la vida no son imprescindibles para vivir.

Se puede vivir sin amor, sin lazos familiares, se debe vivir al máximo y cuando ya no se pueda más ¿para qué ocupar un espacio que se necesita? ¿Para qué respirar el aire que alguien más requiere? Después aprobarán la eutanasia, la pedofilia, el chip obligatorio, etc.

Acabar con la familia permitirá acabar con el último reducto en donde es posible la confianza. La familia es la pequeña comunidad en dónde aún es posible la solidaridad, el apoyo mutuo y la convivencia basada en valores morales y en principios universales como el respeto a la vida. Por eso tanto interés en acabar con la familia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: