lunes, 6 de junio de 2016

7650. IMSS, CORRUPCIÓN Y HUMILLACIÓN.

LA ECONOMÍA Y USTED

Por: Eliseo Castillo A.
Economista analítico.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

DESDE LA UTOPÍA

Porque dicen que a veces,
me ven hablándole al recuerdo,
disfrazado de tu sombra,
bañado entre tu aliento,
claro, dicen que es una utopía,
ávida expresión sin remedio,
de éste, alguna vez tu cuerpo,
hoy, simple rastro de lo que fuimos.

eliseo.

La semana pasada, concretamente en la prensa del día jueves 26 de mayo, en el periódico La Jornada en su página 40, aparece una nota en que se comenta que el personal del IMSS se encuentra alterado por la "oferta" que se les está planteando a cambio de alargar su momento para optar por jubilarse.

De inicio pareciera que se trata de la defensa de los "pooobres trabajadores" acosados por el patrón, en este caso el propio Estado mexicano, que les está proponiendo que alarguen a cinco años más su momento de solicitar su jubilación. De inmediato salta a la vista un derecho que debe ser respetado; sin embargo, algo huele mal en este gran centro de salud pública. Hablemos al respecto.

En el IMSS, como en PEMEX y la CFE, la corrupción laboral se ha manejado de la manera más  vergonzosa posible desde sus fundaciones...; siempre cambiando votos para el partido en el poder (PRI o PAN, los únicos que han gobernado), a cambio de beneficios inmorales en el trabajo en estos centros de servicios públicos. Es una vergüenza que a los 50 años puedan jubilarse doctores y enfermeras; es otra vergüenza que reciban bonos... ¡por llegar a  tiempo al trabajo!, más vergüenza que siendo de las instituciones peor evaluadas en cuanto al servicio, sean sus trabajadores los que más beneficios reciben por laborar en la institución de salud; otra vergüenza es que el propio estado haya entregado derechos a los trabajadores (como en todo sindicato corrupto), para heredar las plazas... o en su defecto negociarlas..., así como se les ha permitido a los profesores, que hoy están siendo evidenciados, no sin razón. Y más vergüenza es que hoy se le esté premiando a los médicos que den menos incapacidades a los derechohabientes que se presentan en mal estado (parece que la corrupción es tan grande, que es preciso que el trabajador llegue con una pierna en el hombro para certificar que efectivamente parece que la tiene lastimada y no puede trabajar el día de hoy), esto lo sé de primera mano... me consta.

Pues bien, a esta casta de malos servidores (además de sus familiares, es difícil encontrar entre los usuarios del servicio buenos comentarios para ellos; por desgracia buena parte de las críticas son ciertas... por desgracia), se les está proponiendo... ¡entregarles un bono... de 850 000 pesos a los médicos, uno de 650 000 pesos al personal de enfermería..., tan sólo porque acepten trabajar cinco años más, ganando sus suculentos salarios aparte! Es decir recibir el bono de insultante  cantidad  simplemente por seguir laborando cinco años más... en un país de desempleo crónico, solamente salvado por la emigración de  millones de mexicanos al extranjero.

¿Envidia...?

Puede ser; pero más que eso, se siente rabia por la rampante corrupción que genera semejantes actos de cinismo construidos a través de los años, todo lo que se ha hecho, construyendo y corrompiendo los sindicatos termina por ser una auténtica porquería.

De ninguna manera tienen razón estos trabajadores, pero son parte de la zona podrida del sistema mexicano, que no ha dudado en poner en riesgo el funcionamiento del país a cambio del poder de cada momento electoral. Hoy están reaccionando como lo que son: una casta de trabajadores mal educados e insensibles ante la realidad del resto del país.

¿Sabe usted que la mitad de los trabajadores mexicanos jamás en su vida podrán ver con su trabajo semejante cantidad de dinero que les están ofreciendo a estos médicos y enfermeras y enfermeros... como simple bono extra por seguir trabajando... (A veces fingiendo solamente)?

¿Sabe usted que millones de mexicanos solamente aspiran a trabajar para pagar una casa tipo "pichonera"; es decir donde no cabe una familia normal, por su bajo salario, con precio de entre 350 000 y 600 000 pesos y que tendrá que pagar en los siguientes 20 años, porque no puede siquiera imaginar ganar semejante cantidad de dinero a lo largo de su vida de quincenas no superiores a los 3000 pesos (6 000 pesos mensuales es la media nacional  al decir del célebre secretario de hacienda en tiempos del inefable Calderón, para la clase media baja nacional).

¿Envidia...?

No..., coraje sí. ¿Usted no se molesta ante esta demostración de corrupción e indiferencia de la realidad tan desigual e injusta? los empleados del IMSS defienden lo que han ganado por medio de las negociaciones corruptas con el estado a cambio de votos para el candidato en turno; el estado por su parte, sabe que primero los corrompió, los mal acostumbró, y ahora que la crisis económica es inocultable, ambas partes se ven empujadas a buscar una salida al problema.

Un bono de 650 000 tan solo por seguir trabajando cinco años más es una ofensa para el resto de los trabajadores del país...; uno de 850 000 es parecido a una mentada de madre para la familia promedio del mismo, que en promedio puede ahorrar entre cero y 1000 pesos mensuales; y, si ahorran por 30 años de trabajo... aspiran a ahorrar 360 000 pesos..., claro, más los interese de su ahorro; y no imagino al estado ofreciéndoles un bono de 650 000 o de 850 000.

¡Esto es lo que ofende y molesta de los trabajadores del IMSS... que no siempre honran su empleo; y lo que definitivamente encabrona del estado y sus corruptelas; tanto peca el que mata la vaca... como el que...!

Si sus parientes trabajan en el IMSS, sé que me he ganado las mentadas de madre... es normal, en un país donde hemos perdido el respeto por el "otro", pensaremos que somos unos chingones porque hemos conseguido una plaza en el IMSS... y que este tipo de comentarios son de ardidos... de los que no pueden tener este tipo de empleos..., de los chingados pues.

¿Será...?


Usted dígalo; le abrazo con cariño. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: