martes, 7 de junio de 2016

7655. CONTINGENCIA AMBIENTAL EN LA CIUDAD DE MÉXICO.

Por EVERILDO GONZÁLEZ ALVAREZ.
Ambientalista, periodista, reportero, articulista y escritor.
Desde Zamora, Michoacán. México. Para
Tenepal de CACCINI

No es algo nuevo, ya desde hace varias décadas, escuchamos o leemos de contingencia ambiental, términos que hacen referencia a una situación de peligro para el hombre principalmente pero también para las otras dos formas de vida. Cuando han ocurrido derrames de petróleo, incendios, pero principalmente escuchamos cuando en la ciudad de México y su área metropolitana los contaminantes emanados de vehículos automotores, industrias y más se tienen en niveles altos, para esto se tiene una medición y cuando esos niveles superan el mínimo se declara la contingencia.

Una contingencia ambiental se define como una situación de riesgo derivado de actividades humanas o fenómenos naturales, que pueden poner en peligro la integridad de uno o varios ecosistemas. Puede haber diferentes niveles, desde un aviso.

Cuando la calidad del aire es tan mala que nos expone a un peligro potencial, se dice que estarnos ante una contingencia ambiental atmosférica. Ahora bien: estamos habituados a escuchar que cada tanto las autoridades han implementado una ‘contingencia ambiental, y nos hacen una serie de recomendaciones, como no hacer ejercido al aire libre y mucho menos usar el coche, lo primero una recomendación para que la salud no se vea más afectada y lo segundo es ya una obligación que va de acuerdo a lo establecido.

Lo que hace a derrames de petróleo, la contingencia pasa cuando el mismo es recogido o se realiza la solución que se determine, en la contingencia en la ciudad de México y su área metropolitana, esta generalmente dura uno o dos días, pero es repetitiva, pasan pocas horas y se vuelve a tener y así, con continuas contingencias se vive en esos lugares con la afectación de la salud en forma también continua.

La ciudad de México creció en forma desordenada como otras muchas de nuestro país, y tal vez, lo que más debe preocupar es que, aun cuando territorialmente ya no lo haga, si en cuanto a la población se refiere, no se ha suspendido o cancelado la construcción de edificios departamentales, no se han salido industrias, empresas , siguen estando PÉMEX y la Secretaría de Marina que no tienen razón de ahí estar y en fin, las soluciones contra las contingencias ambientales no se tienen y nada efectivo se hace para, ya no para que no se tengan, sino para aminorar sus efectos, teniendo el no circula, el doble no circula como la única solución.

No se quiere abordar el tema por los gobernantes, pero la solución es tener una disminución de habitantes, no hay otra, pero en vez de ir a esto se promueve el que más personas vayan a vivir a la Ciudad de México y a su área conurbada agravando el ya problema existente.

Dos acciones son necesarias, vaya, son urgentes: la construcción de una ciudad que sería la nueva capital de nuestro México, a donde se irían los tres Poderes: Ejecutivo, Legislativo y Judicial, claro que aunado a esta salida se tendría la de PÉMEX, la Secretaría de Marina. La segunda acción que debiera ya iniciar es la de ir a una campaña de reforestación, aún cuando se tiene una buena cantidad de árboles, es un hecho que faltan varios miles para que en unos años cumplan sus funciones para bien de las personas.

Las contingencias ambientales se tienen por la actividad del ser humano, y estas afectan la salud de las personas, pero, puede irse a una menor afectación con acciones como las mencionadas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: