miércoles, 8 de junio de 2016

7664. ¿CUÁL DEMO (PUEBLO) CRACIA (PODER)? ¡ES UNA FARSA MALA Y COSTOSA!

Reporte Z

Por Rafael Gómar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

¿Cuál Demo (pueblo) cracia (poder)? ¡Es una farsa mala y costosa!

La democracia es el gobierno del pueblo, por el pueblo, para el pueblo.
Abraham Lincoln (1808-1865)
Político estadounidense.


La derrota del PRI en el último proceso electoral tiene múltiples lecturas, la más significativa es sin duda el rechazo ciudadano al gobierno de Peña Nieto marcado por la corrupción y la violencia que heredó de su cómplice Felipe Calderón. El binomio Peña Beltrones perdió y eso es motivo de alegría para los panistas que sacaron la mejor tajada del deterioro de la imagen de Peña Nieto y del PRI, con todo y los millones de pantallas repartidas entre el pueblo ignorante y los millones de pesos que se gastan diariamente en promover la imagen presidencial y sus “logros”.

Pero no hay motivos de alegría, la farsa democrática resultó otra vez una serie interminable de trampas en las que todos los partidos políticos participan. La representación más fiel de esta farsa fue Veracruz en donde el ciudadano tenía que elegir entre dos corruptazos parientes: los Yunes.

Todos los partidos (salvo MORENA) son lo mismo, es decir, los candidatos no hacen diferencia, son parte de la misma mafia que sostiene un carísimo aparato electoral y destina miles de millones de pesos para montar una farsa democrática que sigue desmoronándose.

En los últimos 16 años, desde el año 2000, gran parte de los impuestos ciudadanos se han destinado a pagar la farsa democrática: sólo a nivel federal se han gastado 215 mil millones de pesos para los partidos políticos y los organismos electorales que organizan esta pésima representación que abunda en descalificaciones, insultos y denuncias entre unos y otros.

Los ciudadanos decidieron no salir a votar, en general el abstencionismo llegó al 52% y en el caso de la Ciudad de México alcanzó un 70%. El costo por voto es de 586 pesos, un derroche en un país donde abundan las escuelas de palitos y carecen de los servicios más elementales.

El gasto para las elecciones intermedias se duplicó en 6 años porque se gastó lo doble en las elecciones pasadas que las realizadas en 2010 en los mismos Estados y con los mismos cargos en disputa: 8 mil 500 millones de pesos repartidos entre los institutos electorales y los partidos políticos. Más del doblo de los que se destina al presupuesto de algunas secretarías.

La farsa democrática es más que evidente en la Ciudad de México en donde sólo 29 de cada 100 votantes acudieron a votar y en donde 40 legisladores serán impuestos por dedazo, la vía pluri y las argucias legales de los partidos para mantener el control de los aparatos legislativos.

En la CDMX ganó MORENA, pero no tendrá el poder de decisión en la Asamblea que sólo contará con un candidato independiente, un bombero. Diputados y senadores impusieron a conocidos priistas fieles al sistema, falta que Peña Nieto decida el nombre de otros cuatro que se sumarán a la Asamblea ¿Cuál democracia?

MORENA que fue el partido que sumó más votos en la Asamblea de la CDMX sólo tendrá 22 representantes, el PRI contará con 21 a pesar de que los votos sólo le alcanzaron para tener cinco representantes, el PAN que sólo ganó 7 en las urnas, contará con 7 más y el PRD con 19 posiciones ganadas en la elección sumará 29 curules gracias a los acuerdos y trampas legaloides impuestas por los partidos del Pacto Contra México (PRIANRD).

Entonces ¿Cuál democracia?

A pesar de todo, el pueblo sólo tiene dos caminos para transformar este país: el camino de la violencia que sería un suicidio porque el Estado tiene la fuerza de las armas, y el camino del voto, y entre todas las opciones sólo tiene dos: votar por los mismos farsantes del Pacto Contra México o votar por MORENA. La propuesta de Javier Sicilia y otros mexicanos como Denisse Dresser de anular el voto es ceder el poder a la misma mafia. No hay otro camino que el voto consciente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: