viernes, 10 de junio de 2016

7672. SEGUNDA GUERRA FRÍA.

Por ERNESTO REYES FLORES.
6/junio/2016.
Abogado sindicalista.
Desde Morelia, Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

Segunda guerra fría.

En el siglo XX se vivieron dos guerras mundiales que dieron origen a un nuevo orden mundial.

En la primera Guerra Mundial, los países periféricos pelearon contra los antiguos Imperios (centro), por los mercados comerciales y las colonias en Asia y África, la explotación de sus recursos humanos y naturales. El costo fue alto en vidas humanas. Los Imperios Austro Húngaro, el Imperio Alemán y el Imperio Otomano desaparecen y este último independiza a los árabes sojuzgados por los Turcos-Otomanos, sin embargo la división de los nacientes Estados Árabes obedece más a una repartición de las potencias ganadoras, que a una real unidad Árabe, con el ánimo de apoderarse de los yacimientos petroleros ricos en la zona de medio oriente.

Sin embargo, quedo una descomposición social y económica que dio paso a las crisis económica llamada el crack del 29 y por supuesto a la Segunda Guerra Mundial, posterior al término de la Segunda Guerra Mundial, Europa queda desbastada, los Estados Unidos de Norteamérica mediante el Plan Marshall, ayudan a la reconstrucción de Europa Occidental, mientras la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, crean el Pacto de Varsovia para hacer un bloque comunista que hiciera contrapeso a su ahora enemigo los EEUU, se crean dos polos opuestos que a partir de 1945 dividen al mundo en comunistas y capitalistas.

La siguiente guerra es la de Corea donde estas dos fuerzas se enfrentan directa e indirectamente, quedando empatados, posteriormente la crisis de los misiles en Cuba y la posterior Guerra de Vietnam donde es derrotada la Potencia número uno del mundo, ya en los ochentas la URSS, es vencida en Afganistán con ayuda de los Estados Unidos y sus aliados la Gran Bretaña.

Los países vencedores de la Segunda Guerra Mundial: EEUU, La Gran Bretaña, Francia, la URSS y China, crean  en 1945 las Naciones Unidas, organismo para salvaguardar la paz mundial, casi al mismo tiempo nace el Estado de Israel (1946), lo que provoca una reacción y descomposición en medio oriente que dura hasta nuestras fechas.

El siglo XX se reduce a una pugna por la hegemonía mundial de los Estados Unidos de Norteamérica (OTAN) y de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (Pacto de Varsovia). Las guerras en África, Sudamérica y Asia son muestra de esta prolongación del colonialismo. Ya en los años setentas la crisis del petróleo, hace colapsar a las economías petrolizadas como la de la URSS, terminando por desaparecer y dar paso a nuevas republicas democráticas. Todo parecía indicar que los EEUU quedaban como la nica superpotencia en el mundo.

Se crea la Unión Europea, donde los países europeos recuperados de la crisis económica se unen en una sola bandera y un solo parlamento europeo, además de una sola moneda, el euro. Al frente de este bloque económico están Alemania y Francia, encabezando a toda una serie de economías estables y sólidas, tratando de absorber a la europea del este, que dejaba de ser comunista para convertirse de un solo golpe en países democráticos. También aquí se generan consecuencias como la guerra de los Balcanes, donde la desaparición de Yugoslavia, resurgen antiguos odios entre las diferentes religiones y etnias de esta zona, cristianos contra musulmanes, croatas contra serbios, donde los EEUU vuelven a intervenir a su favor.

Se forma el Tratado del Libre Comercio de América del Norte (TLC); Canadá, los EEUU Y México, con consecuencias trágicas para nuestro país.

Existen los llamados tigres de Asia; Japón, Corea del Sur, Indonesia, Malasia, Singapur, creando otro bloque económico consolidado. 

Para el final del siglo XX y el naciente siglo XXI, surgen economías emergentes como la China, la India, Brasil, Sudáfrica, Rusia, los (BRICS), so ya un realidad y con este resurgimientos de sus economías, se fortalecen y se rearman siendo punta de lanza para sus zonas económicas. Por ejemplo en Sudamérica surge el MERCOSUR.

Estados Unidos de Norteamérica junto a sus aliados Canadá, Australia, Nueva Zelanda, la Gran Bretaña, Colombia, Chile, México, Alemania, Francia, Italia, España, Israel, Arabia Saudita, Qatar, Emiratos Árabes Unidos, Kuwait, Turquía, Pakistán, Corea del Sur, Japón, tratan de controlar económicamente, políticamente y militarmente al mundo.

Por supuesto que existe un bloque opositor muy fuerte encabezado por China, Rusia, la India, Brasil, Venezuela, Cuba, Nicaragua, Siria, Líbano, Palestina, Irán y Corea del Norte.

Esto polariza al mundo nuevamente, el surgimiento de una nueva guerra fría es ya una realidad, las fronteras en Europa, la reciente guerra en Siria, el surgimiento del Estado Islámico (ISIS), son prueba de las disputas directas de estos dos bloques, sobre todo por apoderarse de los yacimientos petroleros y de gas en el mundo, no solamente, el agua es también otro factor de conflicto. En los próximos años veremos más guerras en medio oriente, en África, en Sudamérica, estamos viendo como son derrocados los gobiernos democráticos en Venezuela y en Brasil.

Entre otras cosas volveremos al padrón oro, sustituyendo al padrón dólar, como base de la economía mundial, ya que la economía del país más poderoso del mundo está en crisis desde 2008 y no se ha logrado levantar desde entonces. También estamos viviendo la transición de la era del petróleo, a la era del hidrogeno, donde todos los países del mundo no están preparados para esta transición, debo decirlo.

En qué papel queda nuestro país, es válida la pregunta, en un país donde el Estado de Derecho brilla por su ausencia, donde la Democracia no acaba de consolidarse, donde la corrupción es una práctica cotidiana, donde los gobiernos neoliberales ya entregaron hasta el último vestigio de soberanía nacional, donde los votos se compran de una manera descarada y el narcotráfico es la principal industria en nuestro país, no existe esperanza de cambio, mi pronóstico para el 2018 es otro fraude descomunal, el país no está para aguantarlo, son dos los caminos que se vislumbran, la desobediencia civil y/o el levantamiento en armas de los grupos más radicales y violentos. La democracia real está muy lejos de llegar a nuestro país.  Lamentable y pesimista mi visión del futuro próximo en nuestro país. En el 2018 volverá a ganar un rufián del PRI como Miguel Ángel Osorio Chong o Margarita Zavala llenando de sangre al país, con muertos y desaparecidos.

ES TODO CUANTO
FRATERNALMENTE
ERNESTO REYES FLORES.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: