viernes, 10 de junio de 2016

7673. ¿QUIÉN MUEVE A LOS TÍTERES Y QUIÉN MUEVE AL TITIRITERO?

Reporte Z

Por Rafael Gómar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

¿Quién mueve a los títeres y quién mueve al titiritero?

La política nada tiene que ver con la moral. El gobierno que toma por guía la moral no es político, y en consecuencia es débil. El que quiera dominar debe recurrir a la astucia y a la hipocresía. Esas grandes cualidades populares, franqueza y honradez, son vicios en política, porque derriban de sus tronos a los reyes mejor que el más poderoso enemigo. Estas virtudes deben ser atributos de los príncipes Gentiles; nuestra política.
Los protocolos de los sabios de Sión.


Más allá de los gobiernos oficiales o “democráticos” que mentirosamente dicen representar a sus pueblos, existe un gobierno mundial, un gobierno invisible, son los magnates que desde las sombras manejan a sus titiriteros, se trata de una poderosa organización que por medio del dinero que todo lo corrompe se ha apoderado de las instituciones nacionales, de los gobiernos y de los partidos políticos, de las instituciones científicas y hasta de las religiones y sus instituciones.

Las elecciones en Estados Unidos, en México, en todo el mundo están bajo el control de los titiriteros mayores, las elecciones y los golpes de Estado como el ocurrido en Brasil en donde los tentáculos del gobierno mundial corrompieron a dos de cada tres legisladores, están detrás de Macri en Argentina, otro de los masones corruptos que han acumulado riqueza y poder al amparo del gobierno mundial.

El mítico Kraken (pulpo monstruoso de mil tentáculos) ilustra la perversidad del gobierno mundial que impone sus principios y sus doctrinas como dogmas irrefutables y trabaja para acabar con la célula de la sociedad, la familia.

Los que crean que el gobierno mundial se remonta a unos cuantos cientos de años al crearse las sociedades secretas en el siglo XVIII están muy equivocados.  El Kraken trabaja desde hace miles de años, estaban entre los escribas y fariseos que condenaron a Jesús hace dos mil años, ellos impulsaron a Adolfo Hitler, y a los más perversos dictadores que ha conocido la humanidad. Están detrás de Hillary Clinton y de Donald Trump, ellos asesinaron a Kennedy y a Lincoln, manejan la CIA, el Banco Mundial, la ONU y la OEA.

La primera frase del Protocolo 1 es contundente: “El derecho está en la fuerza”, las ideas expresadas en el epígrafe corresponden perfectamente con la realidad que se vive en México, en Estados Unidos y en cualquier país de Europa. Los políticos se han apegado ciegamente a esos principios y establecen su dominio en base a la hipocresía, la carencia absoluta de ética en los gobernantes está alentada por las ideas que se promueven desde las más altas esferas del poder.

“Por lo mismo, no debemos detenernos como espantados delante de la corrupción, del engaño, de la traición, siempre que ellos sean medios para llegar a nuestros fines. En política se necesita saber echarse sin vacilaciones sobre la propiedad ajena, si por este medio podemos obtener la sumisión de los pueblos y el poder.”, esta frase de los Protocolos se podría aplicar al pragmatismo imperante en la política mexicana actual, la corrupción, la falta de escrúpulos, de valores es una condición para ser político.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: