martes, 14 de junio de 2016

7688. ANÁLISIS INTERNACIONAL… MEXICANOS EN EE.UU: “NO SOMOS EL PROBLEMA, SOMOS PARTE DE LA SOLUCIÓN”.

Por el Lic. Washington Daniel Gorosito Pérez.
Sociólogo, docente universitario, investigador y poeta.
Desde el Estado de Guanajuato. México. Para
Tenepal de CACCINI

               MEXICANOS EN EE.UU: “NO SOMOS EL PROBLEMA,
                                  SOMOS PARTE DE LA SOLUCIÓN”

En las campañas de las ya cercanas elecciones presidenciales de los Estados Unidos, hemos visto desbordarse un “sentimiento” xenofóbico y racista por parte del candidato del Partido Republicano Donald Trump. Primero fueron las agresiones a México, acusándolo de enviar violadores y criminales razón por la cual si es electo presidente dice construirá un muro en la frontera que lo pagaremos los mismos mexicanos y ordenará  la “repatriación” de industrias estadounidenses que han “migrado” a México.

Al atacar al Juez Gonzalo Curiel, encargado del caso del presunto fraude de la Universidad Trump, con comentarios soeces por parte del empresario, simplemente por ser hijo de padres mexicanos. Lo anterior, desencadenó una cadena de protestas por su injerencia en la independencia del Poder Judicial, lo que llevó a que como defensa Trump externara: “Tengo amigos mexicanos y empleo a miles de mexicanos y personas de descendencia hispana”.

Hace unos días la Secretaria de Relaciones Exteriores de México, Claudia Ruiz Massieu Salinas, participó en Washington D.C. en la Edición 110 del Foro Global del American Jewish Committee (AJC), el Comité Judío Americano, una organización fundada en 1906 y reconocida como la institución pionera en la defensa no sólo de la comunidad judeo- americana, sino con gran destaque en favor de los derechos civiles y en el combate contra toda discriminación.

En su conferencia magistral la Canciller hizo una “fuerte y clara” defensa de las contribuciones de los migrantes mexicanos en los Estados Unidos y la relación bilateral. Consideró que en algunas campañas políticas de Estados Unidos, no se habla de los beneficios de la relación económica entre ambas naciones, y en cambio algunos diseminan miedo, ignorancia y desinformación, y se habla incluso de cierre de fronteras.

“Diré esto fuerte y claro: EE.UU. se beneficia inmensamente de la relación económica con México y el pueblo estadounidense se beneficia inmensamente de la presencia de los mexicanos. Definitivamente no somos el problema, somos parte de la solución. No robamos los empleos de las empresas de los EE.UU. por el contrario, somos vitales para millones de mujeres y hombres que procuran a sus familias en este lado de la frontera”.

En el Foro Global, considerado uno de los más importantes que se realiza en la Unión Americana, estaban presentes, la Asesora de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Susan Rice, y la Alta Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Federica Mogherini.

Ruiz Massieu destacó la importancia de la creciente relación económica entre ambos países, haciendo notar que para el 2018, EE.UU. importará más bienes “Hechos en México” que “Hechos en China”.

En alusión a la propuesta del candidato Republicano de crear un muro en la frontera con México fue tajante: “Nuestro problema no es de fronteras cerradas, sino de mentes estrechas”. Tras la preocupante racionalidad” de quienes buscan la expulsión de inmigrantes, existen “las mismas mentiras, el mismo agudo hedor a prejuicio: menosprecia a los que son diferentes, culpa a las minorías, demoniza al extranjero”.

“Cualquiera que piense que las puertas cerradas entre EE.UU. y México no permitiendo el ingreso de gente talentosa y trabajadora hará a los EE.UU. más fuerte, está engañando, sólo los hará más débiles”. Razón más que suficiente para que la Canciller destacara la política de “puertas abiertas” de su país hacia la inmigración judía entre otras, y reconoció las contribuciones de esa comunidad al paisaje multicultural de México. “Combatir el antisemitismo, como confrontar los sentimientos antimexicanos, no es asunto judío, ni un asunto mexicano. Es una batalla por los Derechos Humanos y un asunto de dignidad universal que trasciende raza, religión, ideología o política”.

Justicieramente las palabras de la Canciller, tratan de replantear una relación de mayor cercanía y apoyo al igual que la búsqueda  de un trato más justo y digno para los compatriotas asentados en la Unión Americana. Los mexicanos son muy importantes en la vida social, cultural, empresarial, militar y política de los EE.UU. Hay que posicionar mejor a los mexicanos que viven en ese país y empoderar a una de las minorías más importantes que lo habita.

Es muy doloroso ver que un país cuya riqueza está en la multiculturalidad, a través del discurso de Trump que destapó la “caja de Pandora”, nos muestre que una parte de la sociedad está sociedad enferma, ya que acepta ese discurso, cuando se pensaba que ese añejo racismo con la llegada de un afroamericano a la Casa Blanca, estaba más que superado.

No,parece ser que ha cambiado, ya no sólo incluye a los afroamericanos o negros de otras procedencias, sino a los mexicanos y cualquier latinoamericano que ande en la vuelta. El veterano Senador, Lindsey Graham del Partido Republicano, del que es candidato Donald Trump, aseguró que su discurso representa los valores “antiamericanos”.

¡Hasta el próximo análisis…!

Lic. Washington Daniel Gorosito Pérez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: