miércoles, 15 de junio de 2016

7690. LOS PROTOCOLOS Y LA POLÍTICA MEXICANA III.

Reporte Z

Por Rafael Gómar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

Los Protocolos y la política mexicana III.

Así pues, lo primero que habrá que hacer es privar al hombre de luz, de su facultad de pensar. Lo demás vendrá de por sí.
Los protocolos de los Sabios de Sión Cap. IV, 109.


Las idea de los Protocolos en cuanto al control mental de las masas son explícitas, se trata de imponer el pensamiento único; la prensa era el único y más importante medio para lograr sus fines, cuando se publican los protocolos aún no se inventaba el televisor que se convirtió en el medio privilegiado de La Mafia para domesticar las conciencias, las conciencias, porque el objetivo de la Mafia es éste, la domesticación de las conciencias, la degradación de las masas.

El Capítulo IV de Los Protocolos de los sabios de Sión se titula: “A la conquista del hombre por el embrutecimiento intelectual”. En anteriores columna hemos analizado que uno de los instrumentos para conquistar a las masas y propiciar la degradación física, moral e intelectual es el hambre, política atroz que en México impone la partidocracia en el poder, pero ese es sólo uno de tantos instrumentos, en este capítulo La Mafia expone que “habrá que empezar por socavar lo principal que hay en él, que es el alcázar superior desde donde todo se ilumina. Cegado ese foco que todo lo esclarece y tapada esa almena por donde todo tiene que mirarse, todo también quedará sumido en el mar de las tinieblas, y por cualquier derrotero que se tire se irá, derecho o torcido, pero se irá siempre a derrumbarse en el abismo.” Sin duda que el “alcázar superior desde donde todo se ilumina” es la conciencia del hombre, la conciencia de su dignidad y su libertad.

Por supuesto que las líneas del pensamiento único de La Mafia las han impuesto las Mafias nacionales, es decir los partidos políticos, que lo sepan o no, sirven a intereses extranjeros perversos.

En los gobiernos del PAN en nuestro país se suprimieron del nivel medio superior de educación las ciencias humanas y la filosofía, es claro que estas acciones no se limitan a la supresión de unas materias, se trata de una estrategia más profunda que han aplicado y aplican los gobiernos del PRI, una de cuyas ramas ocultas es la masonería.

El pensamiento único está detrás del consumismo imperante, imponer un estilo de vida en donde lo importante es tener, acumular bienes, una estrategia que les ha redituado muy bien a los mafiosos que controlan los hilos del poder a nivel planetario.

En otra parte de los protocolos se escribió: “No tenemos necesidad de Goim pensadores, pero nos hacen falta trabajadores, estos materialistas de todo tiempo, consumidores ávidos de todos los bienes terrenos”. Seres no pensantes pero sí consumidores y lo más importante, seres despojados de cualquier escrúpulo moral, dispuesto a engañar, a traicionar y si es necesario, a matar; el modelo está muy bien representado en la clase de personas que están en el poder en algunos países en donde las ideas propias brillan por su ausencia y en donde ya no hay restos de dignidad, pero sí mucha corrupción. En Brasil está en el poder Tamer un corrupto, en Argentina Macri, otro igualmente degenerado y qué decir de los gobernantes mexicanos comenzando por Peña Nieto, ¿Cubren el perfil impuesto por la Mafia Mundial?

Para lograr sus metas La Mafia mundial se propone destruir el cristianismo, sobre todo el cristianismo vivo, el de las bases, el que se vive en el pueblo, promotor de los valores universales que son odiosos para ellos y sus cómplices: libertad, igualdad, fraternidad, justicia, tales valores son un obstáculo para los que se han propuesto esclavizar a los pueblos de la Tierra.

Es posible que los gobernantes mexicanos nunca leyeran Los Protocolos, pero  aprendieron la doctrina de este grupo en sus diplomados en universidades gringas y en la praxis política de sus partidos en donde lo que importa no son los valores humanos, sino la habilidad para pisotear a los demás y para detentar el poder sin importar los medios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: