miércoles, 15 de junio de 2016

7693. AMOR..., AMAR..., AMANTE..., LA VIDA TIENE QUE SEGUIR.

LA ECONOMÍA Y USTED

Por: Eliseo Castillo A.
Economista analítico.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

HUBO UNA VEZ

El aire de cada día no lo era,
todo  se parecía a la primavera,
de olores y colores amorosos,
dicen los que saben de pasiones
que su aroma se fundía en los corazones,
que el tiempo apenas sabía a amantes,
a guayabas olorosas y expresivas,
a ese sabor de la  amante vida,
en que se inventan los romances.
Una vez, un tiempo nos amamos,
bueno..., es la versión que defiendo.

eliseo.

Ella con cara de... ¡¡qué rayos pasa!!  Él con actitud de... ¡no me molestes...!, tengo cosas en que pensar mejores que eso que me pides, la cama como espacio de debate y testigo, les acorrala y los incita a hablar....

Ella.- ¿qué te pasa...? hace tiempo que no me tocas...

Él.- Estoy cansado...tengo muchos problemas en el trabajo....

Ella.- Antes no decías eso....; si quieres te lo recuerdo,

Ella inicia un juego de caricias que la van acercando a cada parte del cuerpo de su pareja, sabe que le incitan a reaccionar; va viviendo, andando cada parte de él; hasta que una mano la detiene, la frena. A punto de gritar, le mira desconcertada y pregunta...

- Ya no me quieres...

- Claro que te quiero, qué ocurrencia; pero tengo cosas en que pensar...

- Pero es que antes... antes no...

- Antes era antes..., hoy es hoy..., ¡ya!

- ¿Y entonces..., qué demonios hacemos juntos en la cama...?

Cuando la vida nos pone ante este tipo de dilemas, producto de los malos tiempos económicos, por la inseguridad que nos quita los espacios sociales, o por el simple avance de los años, resulta complicado responder a todas las  interrogantes que se van planteando como forma de llevar el día a día. Quien está a nuestro lado  todo lo va notando, pero los últimos en darse cuenta de ello somos nosotros...; como que mantenemos un espejo que detiene las imágenes y no registra el paso del tiempo. Nos guste o no, la vida tiene que seguir..., con nosotros o sin nosotros. Igual es falso que seguiremos siendo los mismos de antes, que nos querrán igual que ayer..., que nos desearemos como ayer..., ¡falso! todo está en riesgo, todo reclama la atención necesaria; y, aun no nace el ser humano perfecto digno de ser amado, respetado y deseado por los siglos de los siglos...; por eso hemos inventado un sistema teológico que se lo imagina bajo el nombre de Dios o dioses, según la cultura a que nos refiramos. Por ejemplo en Oriente la perfección recae en varias figuras o deidades (dioses); en occidente somos monoteístas, y hemos creado una figura. Las culturas originarias de América lo reflejaban en varias figuras sacras; hasta que los españoles los sometieron y les impusieron la idea que hasta la fecha predomina.

El modelo machista en que se fundamenta la sociedad mundial está tan desgastado, que a cada momento se acude a la violencia para mantenerlo vigente. Las relaciones emocionales, sentimentales y amorosas se desgastan con tanta velocidad, que apenas nos miramos con ojos algo duros y ya estamos cuestionando la razón de tales miradas; apenas, uno de los dos no coincide en las peticiones del momento, y ya sentenciamos una posible ruptura.

¡Error tremendo haber genitalizado tanto las relaciones de pareja...! cuando le apostamos tantas bondades a la capacidad de los cuerpos para aparearse a cualquier hora y cualquier edad, se está suponiendo que esto va a suceder nada más se le antoje a uno de los dos... cosas de acercarse, tocar el botón y se cumple el deseo. ¡Error tremendo; ni es cierto que el cuerpo se haya diseñado para aguantar permanentemente esa actividad; igual no es cierto que cada persona desee permanentemente a la misma persona, ¡eso es una gran mentira! Está demostrado que el proceso de repetición de los actos tiende a generar aburrimiento, desgano y desapego; pero sobre todo, provoca un sentimiento de comparación con otras personas que le hace desarrollar apetitos extra-pareja. Se lo explico fácilmente.

En las ciudades, de viernes a domingo se llenan los bares, cantinas y centros de ligue y mercado de sexo; lo primero que usted detecta en los visitantes o clientes es que son personas dominantemente mayores, por consecuencia en gran parte de ellos casados, constituyen la parte fundamental de la demanda de servicios sexuales en esos lugares; de hecho son los que mantienen la  base de la economía subterránea inmoral socialmente hablando.

Al mismo tiempo, a los jóvenes se les manda a los llamados antros, centro de ligue y sexo ocasional, furtivo, de amigos y novios. No es que ahí no se genere la compra -venta de este servicio, simplemente lo hacemos así para diferenciar...

¿Si presumimos tanto las bondades del modelo monogámico de la pareja..., por qué se llenan las bares, cantinas y centros de compra-venta de sexo...? la respuesta es muy simple, nunca ha sido exitoso el modelo, lo hemos disfrazado para mantener el control de la persona a partir de un buen deseo..., hemos  aceptando el auto-engaño. Por eso hasta la fecha la idea de lo intocado en el sexo es casi sagrado... ¡la virgen se embarazó siendo casta... (¿!) lo que sea que signifique para usted esta afirmación ! Para la iglesia católica ser casta es símbolo de pureza. Y en el matrimonio, una mujer presume en voz alta que ella se casó de blanco... ¡porque lo merecía! afirmando lo que quiere que se sepa... que era virgen.

Pero la realidad es que aunque aspiremos a un milagro, no es posible que nuestra pareja siga deseándonos como ayer, como antes...; nada puede ser lo mismo; pero el problema de nosotros es si acaso estamos preparados para asimilarlo; pero sobre todo para entender el tipo de momento en que se está en la relación. No diremos que es momento de retirarnos, pedir la separación, aunque algunos lo arreglan a golpes; gritando, reclamando, agarrando a la fuerza... ¡hacemos el amor... o busco con quien...! es algo que se atreve a ordenar el hombre; muchas mujeres, se ponen histéricas, pero sus reacciones son más planeadas; pero no menos violentas en realidad.

Al final solo tenemos un problema, nos guste o no, es imposible mantener una forma de vida como el principio; como cuando fue el momento de las promesas: los  novios se  desean, se buscan, violan las reglas morales y familiares; los amantes recientes se procuran a cada momento..., cada que les es posible, y se prodigan con fuerza y rabia sus deseos sobre la piel. Las parejas de años, se miran, se tocan, se sonríen..., y en ocasiones vuelven a andar sus cuerpos, vuelven a fundirse y ser uno.

Si esto es así, cuando una pareja deja de viajar por el cuerpo, no es que dejen de quererse y respetarse...; simplemente ya no hay mucho nuevo por buscar; la genitalización no tiene mucho lugar, y es momento de preguntarse y responderse rápidamente...

¿Qué elemento nos siguen uniendo...?

¿Por Qué seguir unidos...?

¿La cama sigue siendo para los dos...o aprieta demasiado?

Si tiene las respuestas, hay que usarlas..., en caso contrario simplemente le recuerdo que, con nosotros o sin nosotros... ¡la vida va a seguir! la vida va a seguir, con nosotros o sin nosotros.

Como igual es cierto que sin este tipo de reflexiones o con ellos, usted va a seguir viviendo, no hay duda.


Le abrazo con cariño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: