sábado, 25 de junio de 2016

7731. INGLATERRA DICE... ¡ADIÓS EUROPA!

LA ECONOMÍA Y USTED

Por: Eliseo Castillo A.
Economista analítico.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

A LA DISTANCIA...

Lejos de la absurda distancia,
esa que se esfuerza en separarnos,
sin llanto, sin pena, sin nostalgia,
con los brazos abiertos y con sed,
sale en tu busca este irredento,
este amoroso hoy y mañana igual.
Hoy como ayer nos estrenamos,
nos atraca la sonrisa de la vida,
nos recuerda que aquí estamos,
hoy como ayer..., pero nunca los mimos.

eliseo.

Este jueves 23 de junio de 2016 se realizó la consulta al pueblo de Gran Bretaña en relación a mantenerse dentro de la Unión Europea, o iniciar  su salida. Por donde se quiera ver, es un ejercicio muy aleccionador de lo que pasa en el mundo.

Personalmente siento envidia; porque los ingleses si pueden ejercer ese derecho que debería ser universal: el derecho a hablar en voz alta las quejas en contra de los políticos. En México se recomienda no hacerlo... ¡nos pueden mandar al diablo en cualquier momento! en el mejor de los casos, nos califican de locos, o seguidores del lunático Peje; ya sabemos, es el villano favorito de la clase política tan cómoda en su nicho de impunidad.

Los medios a nivel mundial se manifiestan  alterados ante el resultado, que indica que Gran Bretaña le dice adiós a la Unión Europea (en la siguiente entrega explicaré sus probables implicaciones). Vamos, el pueblo ha acudido a ordenarle a sus políticos lo que, a su juicio, considera bueno para ellos como sociedad.

Esta es mi envidia; que mientras nosotros en México realizamos una gran recopilación de varios millones de firmas de ciudadanos reclamando el derecho a ser consultado en materia de reformas energéticas; simplemente cuando lo logramos, con la clásica burla del que tiene el control de los medios, nos dijeron que nos felicitaban... ¡pero que no era posible, y a callar!

Hoy los ingleses han decido en relación a un tema que nos interesa a todos en el mundo: no quieren seguir siendo recipiente de la MIGRACIÓN INTERNACIONAL DE LA POBREZA; de hecho se están manifestando en relación al manejo de que este fenómeno realiza la primera ministra alemana y el presidente francés; quienes han abanderado de manera significativa las decisiones en que tienen que participar todos los miembros de la Unión Europea.

Dicho con palabras a la mexicana, los ingleses ya no quieren verse invadidos por tanta gente muerta de hambre y nacos. Suena feo; más fea es la realidad; de hecho no podemos evitar sonreír de tristeza al ver que es cierto lo que ellos argumentan...: no quieren recibir más gente extraña en el patio de su casa; entendida esta como su país. No quieren repartir su riqueza con personas extrañas a ellos; así es que entre lo que pierden y ganan, han decidido que prefieren regresar  a controlar sus fronteras ante la avalancha de emigrantes que luchan por sobrevivir en otra tierra diferente a la suya.

¿Tienen razón...?

Claro que la tienen, el derecho les asiste, y se están manifestando ante sus políticos para decirles lo que desean en el futuro inmediato. Si pudiera... ¿no lo haría usted...? nosotros lo intentamos para revertir la reforma energética y nos tomaron el pelo... ¡esto se llama burla y mentada de madre muy al estilo de una clase política de tercer mundo!

 Cualquier profesor pobremente ilustrado nos contradeciría señalando que eso es discriminación y falta de solidaridad; que eso está censurado en derechos humanos internacional. No es que les falte razón, pero si argumentos. En París hoy se está jugando la copa de futbol más vigilada de la historia... ¡tienen temor de nuevos atentados terroristas de los grupos musulmanes que abundan la muy solidaria y fraternal Francia...! ¡por donde se le vea, hay miedo a los musulmanes y su capacidad de sacrificio en nombre de esa parte triste del ser humano... ¡en nombre de un Dios que ni por equivocación se les presenta para felicitarles por sus sacrificios...!

Por tanto, lo que hacen los ingleses es decir en voz alta lo que otros murmuran... ¡nadie quiere a los migrantes musulmanes! pero no se puede rechazar tajantemente la ayuda humanitaria!; es muy mal visto; y ya sabemos que en este mundo es mejor fingir que ser.

Contéstese una interrogante muy simple: ¿usted, católico activo o pasivo... aceptaría en su casa a una familia musulmana, con los protocolos, manías y costumbres que esto representa...? ¿Acepta tenerles de manara permanente?

No tiene que responder, sé la respuesta; de por si México es una sociedad altamente racista y discriminadora; ahora imagínese tolerar a quienes se ve como diferentes, que además llegan pidiendo parte de su casa para habitarla...

No nos engañemos; Gran Bretaña ha dicho en voz alta lo que miles de millones de personas murmuran.

Por cierto, entre los afectados se encuentran los migrantes mexicanos, quienes, afectados por la sobrepoblación y escasez de trabajo en los Estados Unidos están emigrando a buscarse la vida hasta allá, hasta Inglaterra; eso me consta, pues mis paisanos y parientes ya están trasladándose en grupo para allá, ya están formando las clásicas colonias de  ilegales y pobreza muy a la mexicana, pero ahora en Inglaterra.

La realidad duele... ¡duele más la ignorancia!


Le abrazo con cariño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: