viernes, 1 de julio de 2016

7751. 1.- ¿CÓMO SE REPARA UNA VIDA? 2.- NUEVO ORDEN MUNDIAL: EL PENSAMIENTO ÚNICO. 3.- CADA VEZ MÁS DESPIERTAN.

REPORTE Z

Por Rafael Gomar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

1.- ¿Cómo se repara una vida? 2.- Nuevo Orden Mundial: el pensamiento único. 3.- Cada vez más despiertan.

El Nuevo Orden Mundial se alimenta de guerras y sufrimiento, de descalabros financieros y crisis políticas para mantener la expansión de su aplastante movimiento. Se basa en el miedo de la gente a la libertad.
Daniel Estulin, autor del libro:
“El Club Bilderberg”.


1.- Habrá reparación del daño en Nochixtlán: SG”, es la cabeza de la nota principal de La Jornada del viernes. Y la pregunta es ¿y la vida de las 11 personas que fueron asesinadas?

Digan señores de la SG (secretaría de gobernación), ¿cómo se repara una vida? ¿Basta con unos cuantos miles de pesos a las familias para que todo quede solucionado? ¿Eso es todo? ¿Y la justicia?, en este país  la justicia vale menos que el orín de los perros, como decía León Felipe. Los vecinos de Nochistlán parientes de las víctimas que asistieron a la reunión con Osorio Chong y otros funcionarios afirmaron que quieren justicia, y que el número uno del pliego petitorio es la derogación de la reforma educativa, agregaron que no negociarán con la vida de sus compañeros.

Lo que quiere el gobierno, en cambio, es silenciar a los vecinos con unos cuantos pesos, porque la reforma educativa no está a negociación. Pero los vecinos no se quedaron callados: Patricia Sánchez Meza, a quien los federales le mataron al hijo de 19 años, Jesús Cadena Sánchez, estudiante de ingeniería y catequista, cuando iba a la parroquia del lugar para ayudar a atender a los heridos por las balas y los golpes de la Policía Federal, afirmó: “No es posible que nuestro propio gobierno nos esté entregando como pueblo, porque fue al pueblo al que agredió, no fue a los maestros.”

Mientras que el gobierno sigue cerrado a cualquier negociación, crece en el país la oposición a la reforma educativa y a los métodos represivos utilizados por el gobierno. En Monterrey se realizaron movilizaciones, en Iztapalapa los ciudadanos se sumaron al movimiento, porque cada día más aumenta la conciencia social sobre los verdaderos objetivos de la reforma.

2.-Los verdaderos fines de la reforma educativa: imponer el pensamiento único, convertir a los ciudadanos en esclavos incapaces de pensar y mucho menos de actuar contra el sistema.

Adolfo Gilly revela la insidia de la reforma educativa en un excelente artículo: “SEP: Vender el alma de la nación al Gran Dinero”, porque de eso se trata vender el alma de la nación, el alma de un pueblo, se trata de echar al basurero de la historia todo lo que huela a independencia, a sindicalismo, derechos civiles, libertad de prensa y toda es bazofia de la revolución social que el propio PRI ayudó a construir un día.

“…de lo que se trata es de cambiar los contenidos, los objetivos y los fines de la educación del pueblo. De ahí la ofensiva, en curso desde hace ya tiempo, contra los portadores históricos y concretos de esos contenidos, los normalistas y los maestros de enseñanza primaria.”, afirma Gilly en su artículo, por supuesto que a estos focos de resistencia se suman las comunidades indígenas, los obreros, los estudiantes y ciudadanos libres.

Adolfo Gilly, articulista de LaJornada afirma que el gobierno: “Antes que atender primero las condiciones materiales deplorables de tantas instalaciones escolares, la reforma educativa se propone doblegar la personalidad y la independencia de criterio de los educadores, dos condiciones indispensables para su oficio.”, pero es más que doblegar la personalidad e independencia, es doblegar su dignidad humana, y su rol como formador de ciudadanos libres y pensantes.

3.-Afortunadamente, cada vez más mexicanos despiertan. En la UNAM es natural que los estudiantes se manifiesten  a favor de la CNTE (foto), en las comunidades también, donde falta conciencia es en las ciudades, en donde domina el pensamiento único gracias al poder que las masas le dan a la televisión.

Desde 1994, cuando David Rockefeller exigió que se acelerasen los planes para el empuje final de la conquista global, toda la población del planeta se ha visto abrumada con una crisis financiera y ambiental después de otra, paralizada por un terror de baja intensidad, una técnica, según descubro en este libro, usada con frecuencia por los ingenieros sociales como condición necesaria para mantener a sus sujetos en un desequilibrio perpetuo. El Nuevo Orden Mundial se alimenta de guerras y sufrimiento, de descalabros financieros y crisis políticas para mantener la expansión de su aplastante movimiento. Se basa en el miedo de la gente a la libertad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: